Compartir
Publicidad

Qué es importante en un navegador GPS para el coche I

Qué es importante en un navegador GPS para el coche I
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Continuando con nuestra guía de compras para navegadores GPS y saber qué modelo escoger, hoy nos paramos en analizar qué es lo que realmente importa en un navegador para el coche, y a partir de ahí ir ya viendo posibilidades.

Como siempre nunca podemos acertar con lo que cada uno necesita, pero estas guías sirven para aclarar ideas y que la gente además opine según su experiencia. Con estos dos aspectos seguro que alguien encuentra el consejo perfecto para comprarse por fin un navegador para su coche y poder salir de viaje sin miedo a perderse. Aunque a veces el navegador es el culpable.

PRECIO Y FUNCIONES QUE LE VAMOS A DAR

Lo primero de lo que siempre me gusta hablar en las guías de compras es del precio. Cuando nos lancemos a comprar un gadget teniendo un límite presupuestario, lo mejor es definir desde el principio este factor y así hacernos a la idea. El ser flexible tanto por arriba como hacia abajo (no todo el mundo acepta encontrar algo perfecto por menos dinero del que pensaba gastarse, se piensa que es algo peor) es también importante.

Una vez definido el margen de precios, lo siguiente que tenemos que tener en cuenta es la funcionalidad que le vamos a dar a nuestro nuevo navegador. No comprará el mismo modelo una persona que viaja esporádicamente por España que otra que lo hace regularmente por toda Europa. Tampoco necesitará el mismo navegador alguien que busca un reproductor multimedia integrado o aquella persona que necesita conectar su teléfono móvil porque no tiene manos libres integrado en el coche.

navigon completo.JPG

También debemos de pensar en si quremos que el navegador sea más eficiente ofreciéndonos puntos de interés para el viaje o que tenga un sistema de aviso de radares o de información del tráfico en tiempo real. Este último sería ideal para alguien que conduzca por ciudad con tráfico complicado.

El definir claramente lo que queremos nos tiene que ayudar a la hora de exigirle características a nuestro modelo ideal.

Dentro de este punto, lo último de lo que queremos hablar está relacionado con la facilidad de uso: si solemos usar gadgets con frecuencia, no tendremos problemas con casi cualquier navegador, pero si la persona que va a usar el navegador GPS no es muy ducho en tecnología, debemos intentar encontrar uno que sea muy sencillo de usar, que con sacarlo de la caja ya esté casi funcionando.

CARTOGRAFÍA

Junto con la parte de hadware y de software, ambas las veremos más adelante, algo básico a considerar en un GPS es la cartografía. Básicamente hay dos fabricantes de mapas para los navegadores, Navteq y Teleatlas, uno comprado por Nokia y el otro por TomTom, por lo que puede que nos encontremos muchos parecidos.

Lo que verdaderamente nos importa de la cartografía de un navegador es lo siguiente:

  • Exactitud y actualidad de los mapas. Hay que valorar pues si se nos ofrece la posibilidad de descargar actualizaciones gratuitas o son de pago. Tener los mapas actualizados puede marcar una navegación tranquila o desastrosa. Además tenemos que ver cómo de fácil es actualizarlo, si podemos hacerlo con tarjetas SD o necesitamos conectarlo al ordenador. Debemos tener en cuenta que el precio de los mapas y sus actualizaciones puede ser alto.
  • Puntos de Interés: básicos para la navegación de ocio y la ciudad, hay que mirar la información que nos proporciona: gasolineras, hoteles, restaurantes, parkings, etc, además de los servicios asociados a ellos. Una cartografía será mejor cuantos más y mejores Puntos de Interés nos ofrezca.
  • Información adicional, como señales de tráfico, radares, carriles de la autopista ...

Como hemos dicho la casi totalidad de los navegadores que se venden en España llevarán mapas de uno u otro proveedor, por lo que debemos de fijarnos en cómo ese navegador trata esos datos, cómo los muestra y cómo los gestiona para por ejemplo mostrarnos en el mapa las señales de tráfico, límites de velocidad, los carteles de desvío o los carriles reales de las autovías.

Fijáos en la diferencia de mapas de un navegador a otro:

acer-v210.jpg
NAVIGON-7100-02.jpg

Por último, hay que considerar si nos interesan los mapas regionales, por ejemplo de España y Portugal o Europa, o de todo el continente o todo el mundo. Hay casos en que el precio se dispara según el tipo de mapas que escojamos. Si por ejemplo nunca viajamos fuera de España no nos interesa pagar más por unos mapas europeos que siempre podemos comprar en el caso de un viaje esporádico.

Mañana continuaremos con esta parte del especial centrándonos en el software y el hardware de los navegadores.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos