Publicidad

Para Volvo, el futuro del coche autónomo viaja sobre imanes

Para Volvo, el futuro del coche autónomo viaja sobre imanes
28 comentarios

Publicidad

Volvo no ceja en su empeño de liderar los avances relacionados con el coche autónomo y además de sacar de paseo uno de sus modelos por España o tener planificada la salida de 100 coches por las calles de Gotemburgo, está realizando pruebas con una tecnología completamente diferente.

Sus pruebas en Hällered (Suecia) no incluyen conectividad avanzada ni sensores por doquier. En este caso solo se trata de imanes en la carretera y un coche con sensores que los detecta y adecua su rumbo a los mismos. Sobre el papel parece sencillo, pero el reto de Volvo es que su sistema funcione a grandes velocidades.

Según las pruebas de Volvo, es necesaria una configuración de sensores capaces de realizar 500 mediciones por segundo, 100 más de las básicas para conseguir que el sistema funcione a una velocidad de casi 150 kilómetros por hora.

En la parte de la carretera, los imanes de neodimio tienen un grosor de 10 mm y diámetro de 20 mm, y van insertados en la carretera depositados en tubos de plástico. En las primeras pruebas Volvo ha conseguido calcular continuamente la posición de un vehículo con un margen de 10 cm durante 100 metros (a razón de un imán por cada metro de carretera). El vehículo circulaba por debajo de 73 kilómetros por hora.

¿Y cuál sería el coste de este curioso sistema de coche autónomo? Pues entre 20.000 y 25.000 dólares por kilómetro, por lo que es probable que no llegue a buen puerto.

Vía | Wired.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir