Compartir
Publicidad
Publicidad

Para 2030 los coches eléctricos serán más baratos que los de combustión si la producción de baterías sigue creciendo

Para 2030 los coches eléctricos serán más baratos que los de combustión si la producción de baterías sigue creciendo
Guardar
41 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No es ninguna sorpresa que el mundo se dirige hacia un consumo de energías renovables, donde los automóviles están formando parte importante de este cambio con fabricantes como Tesla y otros que están apostando por coches 100% eléctricos. Lo interesante de esto son los pronósticos, ya que entre más fabricantes tengamos trabajando en sistemas eléctricos y baterías, veremos una caída en los precios que beneficiará a todos.

Bloomberg New Energy Finance está presentando un nuevo estudio donde nos arroja un poco de luz acerca de este futuro eléctrico, donde se estima que de aquí al año 2021 la producción mundial de baterías será de más del doble. Algo que veremos reflejado en una disminución en los precios de los coches, la carga de baterías y, por supuesto, la adopción de esta tecnología sobre todo en ciudades que sufren de contaminación.

Todos quieren fabricar baterías para coches eléctricos

A pesar de que Tesla es quien mejor sabe vender su idea, lo que repercute en mayor presencia en los medios, la realidad es que son muchos los fabricantes que están apostando por nuevas fabricas para la producción a gran escala de baterías. Como sabemos, Tesla tiene actualmente dos Gigafactories, una en Nevada para baterías y otra en Nueva York centrada en paneles solares, pero se espera que más adelante en este año se den a conocer las nuevas ubicaciones para cuatro nuevas Gigafactories.

Gigafactory

Por otro lado tenemos la nueva 'Exhibit A', que es la nueva fabrica que abrió sus puertas este lunes en Kamenz, Alemania, y que es administrada por Accumotive. Con una inversión de medio millón de euros, esta nueva instalación suministrará baterías a su matriz Daimler, quien también está apostando fuerte en el mercado de vehículos eléctricos.

Pero Asia está por convertirse en el mercado principal en la producción de baterías, donde empresas como BYD, Samsung, LG y Panasonic (actual socio de Tesla) están invirtiendo fuerte en este segmento, preparándose para una gran demanda de este componente clave durante la siguiente década. Según Benchmark Minerals, nueve nuevas fabricas de baterías se están construyendo actualmente en China, quien quiere ser el principal productor en el mundo.

Electric Car Charging Xlarge

Benchmark Minerals complementa esto con un análisis donde nos muestra que en 2012 el coste base por kilovatio-hora era de 542 dólares, una cifra que ha caído hasta los 139 dólares en este 2017, y que para 2030 se estima estará por debajo de los 40 dólares. Esto coincide con el pronóstico de los analistas de Bloomberg quienes aseguran que para 2030 los coches eléctricos serán por primera vez más económicos que los de combustión interna, esto siempre y cuando la producción de baterías siga aumentado de forma importante año con año.

Dentro de todo esto también hay tema delicado que gira en torno a la calidad de la baterías, ya que se cree que China podría apostar por componentes baratos que podrían afectar la rentabilidad de los productores y la presencia en el mercado. Algo similar a lo que sucedió con los paneles solares fabricados en India y China. A pesar de esto, algunos ven complicado que esto llegue a suceder debido al incremento en la calidad de los productos chinos, además de que ellos son los más interesados hoy día en adoptar coches eléctricos debido a los altos niveles de contaminación que están enfrentando.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos