Publicidad

El coche autónomo de la NASA es descapotable y se puede manejar con un mando a distancia

El coche autónomo de la NASA es descapotable y se puede manejar con un mando a distancia
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

La agencia espacial estadounidense se está mostrando muy activa estos días, jugando con GoPros y creando coches autónomos como el que os presentamos a continuación. El vehículo responde al nombre de MRV, - de Modular Robotic Vehicle - , y pone en práctica mucha tecnología creada en la NASA.

Los grandes fabricantes de coches y componentes de cada continente están trabajando a marchas forzadas en sistemas inteligentes para nuestros vehículos, sea para conseguir un nivel de asistencia importante en la conducción, o sea para que el propio vehículo dirija la marcha. Todos tienen departamentos trabajando de forma prioritaria en ello.

La NASA ha dicho que si se trata de tecnología aplicada a vehículos, allí están ellos, y de hecho incluso tenemos frutos de ese largo trabajo en la sombra. MRV es un vehículo peculiar, como peculiar es la forma en la que ha sido descubierto al gran público, a través de YouTube.

El coche de Google parece aburrido a su lado

Nasa

En MRV nos encontramos con un coche del tamaño de esos vehículos que se mueven por los campos de Golf, de hecho es completamente descapotable, está configurado para asumir dos plazas, y no hay ningún interés por establecer huecos para mercancías. Parece que la intención está en crear un concepto modular, que pueda crecer a partir de la base que nos presentan.

Se trata de un coche eléctrico, en el que la fuerza va a parar a las cuatro ruedas de forma independiente, de hecho está pensado así para que si algún motor deja de funcionar, el vehículo pueda seguir haciéndolo. Más interesante parece la el giro de los dos ejes de ruedas, pudiendo conseguir ángulos de giro muy importantes.

En el citado vídeo que compartimos a continuación, podemos conocer mejor su aspecto y funcionamiento, como la opción de control remoto y conducción autónoma, con ninguna persona a los mandos del MRV.


Según la NASA, el MRV puede alcanzar una velocidad máxima de 65 kilómetros por hora, limitada por razones de seguridad a 24 kilómetros por hora. Pesa algo más de 900 kilos. Ha sido desarrollado en las instalaciones Johnson Space Center de la agencia.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios