Compartir
Publicidad

Broon, con el coche eléctrico antes que papá y mamá

Broon, con el coche eléctrico antes que papá y mamá
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tal y como está la implantación de plataformas de carga, y la corta oferta, los más pequeños podrían tener uno antes que muchos padres/madres que desearían disponer de un vehículo eléctrico como medio de transporte. Con aspecto y características de "supercoche", vamos a conocer mejor la propuesta que nos trae Henes con el Broon F8.

Si nos olvidamos del desproporcionado tamaño del asiento, visto desde diferentes perspectivas, el Broon F870 tiene planta para ocupar muchas páginas en medios especializados del mundo del motor. Pero es un coche de "juguete", a un precio alto. Aunque algunos no lo verán muy caro, para lo que ofrece.

Broon F8 es lo más cercano a tener un Tesla en la guardería

Al margen de comparativas con modelos a escala convencional, el modelo es una pasada para cualquier chaval/a que haga sus primeros pinitos en la conducción.

No va a ser ni el primero, ni el último coche para críos que cuenta con propulsión, pero un modelo eléctrico de estas características, lo vamos a ver pocas veces.

El vehículo cuenta con un par de motores eléctricos, que le dan tracción total, y lo pueden llevar a moverse por encima de los 16 kilómetros por hora, que no es ninguna broma. La batería tiene una vida útil que se acerca a los 5.000 kilómetros.

F830 5 0

No falta un asiento tipo bucket de cuero, arneses de seguridad con cuatro puntos de anclaje, un sistema de altavoces, espejos retrovisores, faros, suspensión independiente, dirección y modos de conducción ajustables, o neumáticos de caucho. Echad un vistazo a la galería:

Incluso la estructura externa está diseñada para absorber golpes - bumpers - al estilo de los vehículos de gran tamaño. Como podéis comprobar en el material multimedia, existen diferentes colores metalizados, como ocurre con los "coches grandes". Hasta las llantas son de aleación.

Una tablet para gobernar la fiera

Una parte muy interesante del conjunto la tenemos en el salpicadero, en el que encontramos una tablet Android de 7 pulgadas, que se puede extraer. En ella tenemos toda la información de navegación, reproducción multimedia, y parámetros habituales del vehículo, pero también es un centro de diagnóstico.

Lógicamente es una compra que no va a poder realizar todo el mundo, moviéndose en precios entre 900 y 1.000 dólares. Además, la vida útil del vehículo no es muy larga, ya que está diseñado para niños menores de cinco años. Una pena no caber dentro.

Captura De Pantalla 2015 01 02 A Las 11 11 00

También es un coche teledirigido

Otra cosa es que lo queramos usar como vehículo no tripulado, teledirigido. Podemos dirigirlo mediante un mando a través de conectividad Bluetooth, que automáticamente para la marcha si pierde conexión.

La firma Henes tiene su centro de operaciones en Corea del Sur, y ya lleva unas cuantas generaciones de vehículos para los más pequeños (F810 y F830), pero es sin duda con el Broon F870 con el que han conseguido reclamar la atención global.

El último modelo se encuentra en fase de prototipo, así que no está nada claro cuando se podrá comprar, y en qué lugares estará disponible. Vamos a ver qué tal luce en movimiento uno de los modelos anteriores, el Broon F830 (sí disponible en tiendas españolas):


F830 01 0

Más información | Broon Cars

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio