Compartir
Publicidad
Spotify y los servicios de suscripción de música online son máquinas de perder dinero
Aplicaciones

Spotify y los servicios de suscripción de música online son máquinas de perder dinero

Publicidad
Publicidad

¿Puede perder dinero un servicio que tiene más de 60 millones de usuarios, con 15 millones de ellos pagando una suscripción anual, que además llega a ingresar más de 740 millones de euros? Sí, y no es el único de su sector. Como ya habrás adivinado hablo de Spotify en particular y del mundo de los streamings de música bajo suscripción en general. En tres palabras: no son rentables.

Por eso se entienden rumores como el que saltaba ayer y que decía que Spotify se preparaba para dar el salto al mundo del vídeo online. Pero ¿cuánto ganan realmente servicios como Spotify, Pandora y Rhapsody? ¿Cuáles son los beneficios netos? A continuación os dejamos un gráfico que lo resume perfectamente:

Nos quedamos con las ganas de conocer cifras de otros servicios, como Deezer, Beats Music o Tidal, pero por desgracia estos, al no cotizar en bolsa o no hacerlo de forma independiente, no están obligados a presentar sus resultados fiscales.

¿Cómo ganan y en qué gastan dinero?

Ya hemos visto las cifras de cada servicio pero ¿de dónde vienen los ingresos y en qué se gastan estos para que no sólo no haya beneficios, sino que estemos hablando de pérdidas netas? En el caso de Spotify, centrándonos en el año 2013 (último del que han publicado los datos hasta ahora), la mayor parte del dinero proviene de suscripciones: 678,7 millones de euros recibieron por parte de los suscriptores de pago, mientras que la publicidad les reportó un 68,2%.

Spotify cada vez ingresa más dinero... pero también tiene pérdidas cada vez mayores

Pero 2013 fue un año para ellos, ¿no? A fin de cuentas perdieron menos dinero que en 2012. Error. Las pérdidas operativas fueron de 93 millones de euros, un 16,4% más que el año anterior. Spotify ingresó 38,7 millones adicionales ese año por asuntos contables relacionados con el valor de las acciones, y de ahí a que las pérdidas netas sean menores en total. Nuestros compañeros de El Blog Salmón explican la evolución a lo largo de los años y cómo, de 22 millones de pérdidas operativas en 2010, han llegado a los 93 millones de pérdidas operativas en 2013.

Spotify Pagos Anuales

Con 746,9 millones de euros de beneficios, ¿en qué se gastaron el dinero? Las cifras que muestra Spotify en su página oficial (pueden verse en el gráfico) reflejan un pago de 500 millones de dólares en derechos a los artistas. En 2014 la cantidad se duplica según ellos: 1.000 millones de dólares. Volviendo a los resultados anuales de 2013, Spotify declaró un "coste del beneficio" de 616,44 millones de euros. La mayor parte de esa cantidad serían los royalties. A esa cifra habría que sumar 72,7 millones en investigación en desarrollo, 110,8 millones en ventas y marketing y 39,9 millones de euros en gastos generales y administrativos.

El caso de Pandora también es preocupante: en el Q1 de 2015, último trimestre auditado, han tenido más pérdidas que durante todo el año 2014. En este periodo han pagado 126 millones de dólares en concepto de "adquisición de contenidos", es decir, pagos a las discográficas. Esto supone algo más de la mitad de sus ingresos. El resto de gastos se reparten entre otros costes de adquisición (14,9 millones), desarrollo de producto (11,8 millones, ventas y marketing (61,8 millones) y gastos generales y de administración (26,3 millones). A diferencia de Spotify, Pandora sí que ha conseguido dar beneficios algunos trimestres (Q4 de 2014 y Q4 de 2013).

Aunque Pandora sí llegó a dar beneficios algún trimestre, en los globales anuales tampoco nunca ha llegado a ser rentable

Donde tampoco coincide con Spotify es en la distribución de beneficios: 178,7 millones de dólares de beneficios vinieron de los anuncios, mientras que las suscripciones tan sólo generaron 52 millones de dólares. De nuevo, todas estas cifras se corresponden al primer trimestre de este año. Otro interesante: 181,1 millones de dólares provienen directamente de los dispositivos móviles. Merece la pena destacar que Pandora no opera a nivel global: por cuestiones de licencias tan sólo ofrece sus servicios en EEUU, Australia y Nueva Zelanda.

¿Hay futuro en el streaming de música bajo suscripción?

A la vista de las gráficas, parece razonable pensar que algo tiene que cambiar. Sin embargo, pronto podríamos ver un nuevo rival en el sector que obligue a los actuales a mover ficha. Sí, hablo del eternamente rumoreado servicio de suscripción de Apple que, por desgracia para las alternativas actuales, podría traer consigo una nueva batalla de precios.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos