Publicidad

Spotify y Apple apuntan a una nueva guerra de precios en la suscripción de música online

Spotify y Apple apuntan a una nueva guerra de precios en la suscripción de música online
25 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace menos de 24 horas que hemos conocido dos noticias diferentes aunque con un trasfondo común. Por un lado, desde Re/code aseguran que Apple ofrecerá pronto un servicio de streaming de música bajo suscripción por cinco dólares al mes. De esta forma aprovecharían la compra de Beats, que si recordáis también tiene su propio servicio similar con Beats Music.

La segunda noticia la protagonizaba otro servicio de música. En este caso, Spotify anunciaba la llegada de sus planes familiares. En lugar de compartir una única cuenta o de recurrir a otros medios, lo que la compañía que dirige Daniel Ek quiere es ofrecer descuento a los planes multiusuario. Por ejemplo, si bien una persona pagaría 9,99 euros, dos personas podrían tener acceso a su cuenta premium por 14,99 euros. Y así hasta cinco, con 29,99 euros unificados en una única factura.

El movimiento de Spotify tiene sentido. Ninguno de sus rivales tiene algo similar y aprovechan para reducir algo el precio de sus suscripciones sin hacerlo directamente. Si dos personas comparten plan, cada una tendría que pagar 7,5 euros, por debajo de los 10 euros que casi se han ido convirtiendo en un estándar de la música bajo suscripción.

Spotify premium para dos personas por sólo 7,5 euros cada una

Objetivo: bajar el precio

¿Por qué Apple se está peleando con las discográficas desde hace meses para que rebajen el precio de sus licencias de cara a un hipotético servicio de streaming? Sencillo: porque ellos también quieren bajar el precio. De nuevo, y remitiéndonos a lo que Re/code ha escuchado de sus fuentes, el razonamiento de Apple se basa en que sus mejores clientes se gastan 60 dólares al año de media en música.

"Tenemos planes maravillosos para Beats que conoceréis próximamente", dijo ayer Tim Cook

Haciendo las cuentas... efectivamente, 5 dólares al mes. ¿Por qué no convertir a la gente que descarga música en gente que se suscribe a su servicio y, de paso, ampliar notablemente el público al que se dirigen? No olvidemos que por esos 5 dólares tendrías acceso a un catálogo más amplio que el que puedes comprar por ese mismo dinero. No sólo eso, sino que darías un puñetazo sobre la mesa rebajando a la mitad el precio que ofrecen tus competidores.

Spotify sería el gran rival a batir y tiene un precio de 9,99 euros al mes. Con esta suscripción premium puedes escuchar todo el catálogo desde el móvil y sin publicidad también en el escritorio. El mismo precio, 9,99 euros o dólares al mes con la conversión, poseen Deezer y Xbox Music Pass. Hasta Beats Music y Google Play Music Access tienen la misma cuota.

Casi todos los servicios de streaming de música poseen una cuenta premium por 9,99 euros. ¿Qué pasaría si Apple consiguiera reducirla a la mitad?

Compras vs. suscripción

Ayer Apple publicaba sus resultados trimestrales con cifras espectaculares, incluyendo las procedentes de iTunes. Presumían de un crecimiento anual del 22% con más de 18.000 millones de dólares de beneficios conseguidos a través de su tienda de música y apps en el último trimestre. Sin embargo, no se puede perder de vista que en esas cifras se incluyen también las procedentes de la App Store, que ha crecido un 36% desde el año pasado.

Mientras que la compra de apps está en su mejor momento para Apple, no se puede decir lo mismo de las compras multimedia de iTunes y las cifras que acabamos de mencionar son prueba de ello. Si bien Apple no especifica concretamente qué porcentaje de beneficio procede de la venta de canciones y cuál proviene de la venta de apps, en Morgan Stanley han elaborado una gráfica que resume el gran problema de Apple con la música: la gente cada vez gasta menos en comprar canciones.

Declining Itunes

Pasemos ahora a ver lo que ocurre con Spotify. En Mayo de este mismo año anunciaban un nuevo récord: 40 millones de usuarios activos, de los cuales 10 millones son suscriptores de pago. Y eso a pesar de que las limitaciones de las cuentas gratuitas han sido eliminadas (tan sólo se mantiene la publicidad y la restricción en el móvil). En parte es lógico: ¿qué prefieres: pagar 5 dólares al mes en canciones concretas o pagar 10 euros al mes y tener un catálogo extenso disponible?

Netflix triunfa con su modelo de suscripción a series y películas. Hasta Amazon con su Premium que incluye tarifa plana de envíos, música, vídeos y libros. Parece claro que nos gustan las suscripciones. Nos gustan los catálogos extensos donde elegir. De la misma forma, y viendo el éxito de Spotify, no sería de extrañar que Apple quisiera meterse en la competición por el streaming de música. Es más, ellos son casi los únicos que podrían dar un vuelco al sector.

Cuando hablábamos con Spotify hace unas semanas, nos reconocían que estaban acostumbrados a tener cada vez más competencia pero que, lógicamente, competidores como Apple y Google son realmente los que hay que tener en cuenta. Apple, a través de iTunes, lleva años teniendo relación con las discográficas y éstas saben que casi todo lo que lanza la marca de la manzana mordida suele convertirse en éxito.

Imagen | Blixt

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir