Compartir
Publicidad

Las autoridades francesas detienen al director de Uber Francia y al responsable en Europa

Las autoridades francesas detienen al director de Uber Francia y al responsable en Europa
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Thibaud Simphal, director de Uber Francia, y Pierre-Dimitri Gore Coty, responsable de la compañía en Europa Occidental, fueron detenidos ayer por la policía judicial del país galo. La noticia llega varios meses después de que la Policía registrase las oficinas de UberPop en Francia e incautara diversos documentos, así como los teléfonos que utilizaban los conductores del servicio. La investigación al servicio está en marcha desde noviembre de 2014.

¿De qué se les acusa? Todavía no está demasiado claro, aunque algunos medios apuntan a que podría ser por incumplir la Ley Thévenoud, una normativa que en su día se creó precisamente para proteger a los taxis de estos nuevos servicios. Otros aseguran que una de las causas es "incitar el empleo ilegal" mientras que otras fuentes explican que también se está investigando si están almacenando los datos de sus usuarios más tiempo de lo estipulado en la Ley de Protección de Datos (lo que, de ser así, podría conllevar una sustanciosa multa y hasta cinco años de prisión).

Los taxistas intensifican su guerra contra Uber

Las detenciones llegan después de que la semana pasada los taxistas protagonizaran una importante huelga contra Uber. La protesta se recrudeció y fue bastante violenta, ya que los protagonistas llegaron a atacar y a volcar numerosos vehículos que transportan pasajeros para Uber. El Gobierno insiste en que UberPop es ilegal aunque, como destacaba el director de Uber Francia, ningún juez ha ordenado que se cese el servicio (algo que sí ha ocurrido en España y sí han cumplido).

El Gobierno prohíbe que Uber funcione en Francia, pero todavía no se ha pronunciado ningún juez sobre si es legal o no

Mientras tanto, y hasta ahora, UberPop sigue funcionando en Francia a pesar de la prohibición instaurada a comienzos de año por el Gobierno. Las autoridades tan sólo pueden poner multas a los conductores. Multas que, como ya ha aclarado la compañía, asumirá Uber y no los conductores. El Ministro del Interior francés volvía a insistir la semana pasada en que Uber está prohibido y ha pedido a la Policía que intensifique sus esfuerzos. Uber, por su parte, no parece tener intenciones de cerrar: "la forma en la que las cosas funcionan en un estado de derecho es que sea la justicia juzgue si algo es legal o ilegal".

Imagen | Rue89 Strasbourg
En Xataka | La cruzada de medio mundo contra Uber

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio