Compartir
Publicidad
Publicidad

IFTTT crece como la espuma y se prepara para la era del 'Internet de las cosas'

IFTTT crece como la espuma y se prepara para la era del 'Internet de las cosas'
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Puede parecer algo nimio, pero es una pieza clave para el futuro de la tecnología. No tanto el servicio si no la idea que hay detrás: acciones que repercuten en otras acciones. If this, then that, un concepto básico de la programación ya integrado en muchos de los dispositivos, periféricos y accesorios actuales. El Internet de las cosas ha cambiado gracias, en parte, a IFTTT.

Esta semana, la compañía detrás del servicio ha recibido una nueva ronda de financiación de 30 millones de dólares gracias a un fondo de inversiones de capital-riesgo estadounidense. Con este dinero duplicarán el número de empleados y pretenden buscar nuevos desarrollos con la sentencia como partida.

En la actualidad IFTTT cuenta con más de quince millones de 'recetas', muchas de ellas categorizadas según sus posibilidades. Por ejemplo encontramos un grupo de recetas para 'atletas' creadas por Nike; recetas para 'jardineros' o incluso una más genérica para 'el Internet de las cosas'. El nexo en común de todas ellas, además de por supuesto estar en IFTTT, es que hacen uso de la conectividad de los dispositivos, algo creciente en los últimos años.

'El Internet de las cosas' y sus expectativas de futuro

Unos años tras la llegada de los smartphones empezó a gestarse otra corriente de dispositivos. Aprovechando las capacidades de los 'nuevos móviles' y la gestión y control que traen consigo, 'el Internet de las cosas' abre una nueva categoría de productos.

Si bien es cierto que se trata de un mercado aún en crecimiento, más o menos limitado y con un precio aún algo alto, se basa en ofrecer dispositivos conectados capaces de interactuar con la red. Por ejemplo las luces Hue de Philips que podremos variar en color e intensidad desde el smartphone, o controlar automáticamente a través de IFTTT. Algo tan sencillo como encender las luces cuando me acerque a casa, o cambiar el color cuando llueva son tareas triviales a realizar.

Otro dispositivo es el Parrot Flower Power, una especie de ayudante de jardinería que contiene un conjunto de sensores capaces de detectar, por ejemplo, la humedad de la tierra o los fertilizantes contenidos en ella. Se puede hacer que cuando la planta necesite agua, mande un correo electrónico. Incluso podemos combinar diferentes tecnologías, como sería el caso de Flower Power y Hue: si mi planta necesita luz, enciéndela.

IFTTT

Y sólo hemos mencionado dos dispositivos 'conectados'. En IFTTT encontraremos mucho software (nuestros compañeros de Genbeta tienen sus propias recetas) smartphones (Android, iOS) o también Nike+, Fitbit, Withings, Nest o WeMo, o nuevos cacharritos como Google Glass o Android Wear, entre otros muchos canales.

Abriendo los dispositivos para poder 'jugar' con ellos

El mercado actual es, generalmente, bastante cerrado. Los fabricantes diseñan sus dispositivos para que sea difícil interaccionar con ellos. Una cuestión típicamente relacionada con la seguridad, pero que complica el trabajo de IFTTT en particular, y del 'Internet de las cosas' en general.

Con la reciente ronda de financiación IFTTT busca, entre otras cosas, acercarse a nuevas compañías para desarrollar nuevas recetas y elevar aún más las posibilidades del servicio. Aún es pronto para concretar más, y los frutos los iremos viendo a lo largo de los próximos meses.

IFTTT channels

La tendencia es, por supuesto, que IFTTT continúe creciendo tanto en número de recetas como en dispositivos compatibles, acercándose al cercano mundo del 'Internet de las cosas' en el que, me temo, tendrá uno de los papeles protagonistas.

Más información | New York Times

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos