Compartir
Publicidad
Publicidad

Chrome ha ganado la batalla, pero no la (verdadera) guerra

Chrome ha ganado la batalla, pero no la (verdadera) guerra
Guardar
144 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En 2011 Andreas Gal, por entonces director de I+D en Mozilla, creó el proyecto Boot to Gecko, que poco después se convertiría en Firefox OS. Aquella iniciativa fracasó, y años después este ingeniero reflexiona sobre otra batalla perdida: Chrome ha ganado en navegadores, asegura, pero esa victoria no lo es todo. Ni mucho menos.

La reflexión era en realidad una respuesta a otra de Eric Petitt, responsable de marketing en Mozilla, que incidía sobre la importancia de lograr que Firefox se impusiera en el escritorio de nuevo. Para Gal no obstante en Firefox ya tienen poco que hacer en ese terreno, y de hecho la guerra es otra mucho más importante: la que afecta a la propia web, amenazada (entre otros) por Google.

A Chrome no hay quien le tosa

Los datos de Statcounter que publicaba Gal en su reflexión lo dejaban claro: tanto si tenemos en cuenta todos los dispositivos (móviles, escritorio) como si solo tenemos en cuenta PCs y portátiles, Chrome es líder absoluto. No solo eso: la distancia entre este navegador y sus competidores se acrecienta, y solo Safari logra mantener su cuota gracias a las ventas de los Mac.

Desktop

Estos gráficos muestran claramente que Firefox no va a ningún lado. Eso significa que el estimado zorro estará por aquí muchísimos años, aunque con una cuota de mercado que siempre irá menguando. Lamentablemente eso también significa que recuperar terreno es imposible.

No es porque Mozilla no lo haya intentado, desde luego. Sus esfuerzos y su buena disposición han hecho que Firefox sea cada vez más eficiente, más potente y más completo. Todo un digno competidor en un segmento a nivel técnico, pero como indicaba Gal, eso no ha servido de nada. "Los navegadores son una commodity", aseguraba. "Todos tienen el mismo aspecto y ofrecen las mismas sensaciones. Todos los navegadores funcionan bastante bien, y no es probable que ser ligeramente más rápido o usar algo menos de memoria convenza del cambio a los usuarios".

Esos argumentos son contundentes y reales, pero para Gal no importan demasiado, porque una cosa es la batalla de los navegadores y otra la verdadera guerra, la de la web. Como él, creemos que el que Google sea propietaria de Chrome no la hace propietaria de la web (aunque lo están intentando con AMP).

Hay otras amenazas a esa telaraña que nos envuelve, nos rodea y nos proporciona servicios y contenidos prodigiosos todos los días. En nuestra mano está protegerla, y ahí es donde temas como los estándares abiertos o la lucha por la neutralidad en la red son críticas.

Vía | Andreas Gal
En Xataka | Europa protegerá la neutralidad de la red, aunque deja abiertas puertas traseras peligrosas

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos