ChatGPT está desatado entre los programadores: máquinas virtuales infinitas, LaTeX y robots que pican código solos

ChatGPT está desatado entre los programadores: máquinas virtuales infinitas, LaTeX y robots que pican código solos
30 comentarios

Preguntarle a Google ya no mola. Lo que mola es preguntarle cosas a ChatGPT. El motor de ingeligencia artificial creado por OpenAI se ha vuelto el fenómeno viral del momento y todo el mundo quiere ponerlo a prueba. Y más que nadie, los programadores, que están analizando las capacidades y los límites de este sistema. Hay algunos, por ejemplo en el ámbito de las matemáticas o en cómo los datos que extrae de su entrenamiento no siempre son correctos. De hecho como veremos hay problemas con Stack Overflow, pero aún así alucinamos.

Corrige mi código (o escríbelo directamente). Imagina que estás tratando de escribir un programa para resolver un pequeño problema o no tan pequeño —incluso en lenguajes como C++— y te estás rompiendo la cabeza porque no funciona. No pasa nada: le puedes preguntar a ChatGPT qué es lo que falla y él te sugerirá posibles cambios para solucionarlo. CoPilot igual ya no es tan necesario, porque ChatGPT también programa lo que le pidas en cualquier lenguaje, o lo intenta. Aún así, cuidado, porque ChatGPT no es perfecto.

Y cuando decimos cualquier lenguaje, es cualquiera. Aunque como ocurre con CoPilot es recomendable revisar el código, ChatGPT programa lo que le pidas en el el lenguaje que le pidas, incluidos lenguajes terribles como Brainfuck o Malbolge. ¿Qué pasa con lenguajes de programación tan veteranos como COBOL o FORTRAN para los que es difícil encontrar gente preparada? Ningún problema, parece.

Cuidado con ese código, insistimos. Este fenómeno parece convertir a cualquiera en un programador, pero quizás no deberíamos ir tan rápido: en Stack Overflow han prohibido que los usuarios aprovechen ChatGPT para generar sus respuestas.

"En general, dado que la tasa media de obtención de respuestas correctas de ChatGPT es demasiado baja, la publicación de respuestas creadas por ChatGPT es sustancialmente perjudicial para el sitio y para los usuarios que preguntan o buscan respuestas correctas".

Crea imágenes por mí. No podía ser de otra forma: es posible pedirle a ChatGPT que genere los 'prompts' o frases con las que pedirle a su vez a MidJourney (o DALL-E 2, o Stable Diffussion) que genere imágenes espectaculares de forma más precisa para, por ejemplo, decorar apartamentos.

Conectándose a otros servicios. La capacidad de ChatGPT para conectarse con otras plataformas es evidente. No solo con el ejemplo anterior, sino también con servicios como Twitter, donde es posible por ejemplo consultar cuáles son las últimas tendencias en inteligencia artificial en Twitter en tiempo real y luego publicarlas en Telegram.

Google en peligro. Una de las reflexiones más comunes sobre ChatGPT es cómo amenaza la validez de Google como buscador. El lenguaje natural utilizado en las respuestas resulta mucho más cercano y convincente, y dado que no hay resultados patrocinados y las respuestas son claras, directas y fácilmente comprensibles, algunos ven esto como una alternativa real al omnipresente servicio de Google. ChatGPT, por cierto, dice que no lo es.

LaTeX al alcance de cualquiera. Este "sistema de composición de textos" es muy utilizado en el ámbito académico y científico, pero trabajar con LaTeX es a menudo farragoso. No lo es con ChatGPT, que responde a nuestras dudas y hace que escribir un trabajo científico sea casi tan fácil como hacerlo en un procesador de textos convencional.

Expresiones regulares a mí. Las expresiones regulares son una herramienta poderosísima para desarrolladores, pero dominarlas y plantearlas correctamente es a menudo complejo. No para ChatGPT, que las puede crear a petición tuya... o explicártelas sin necesitar contexto alguno.

Máquinas virtuales Linux. Jonas Degrave, investigador en Deepmind, sabe un poco de esto, y se le ocurrió una idea que va más allá: usar ChatGPT como si fuera una máquina virtual basada en Linux. Ordenó que ejecutara comandos e incluso consiguió que navegara por la web —algo que ChatGPT no hace de primeras— gracias a Lynx, el navegador en modo consola. No solo eso: acabó haciendose llamadas a sí mismo en una especie de "máquina virtual infinita" que hace que a uno le explote la cabeza.

Captura De Pantalla 2022 12 05 A Las 11 33 55

Imagen: Mohammad Rahmani

Temas
Inicio