Publicidad

Byte, la nueva Vine, ya es oficial: vuelta a los vídeos de seis segundos en un terreno dominado por Instagram y TikTok

Byte, la nueva Vine, ya es oficial: vuelta a los vídeos de seis segundos en un terreno dominado por Instagram y TikTok
3 comentarios

El 8 de noviembre de 2018, Dom Hoffman, cofundador de la difunta Vine, anunció que estaba trabajando en una nueva red social similar bautizada como Byte. En un primer momento, Hoffman programó el lanzamiento para la primavera de 2019, aunque se acabó retrasando hasta ahora, finales de enero de 2020, cuando se ha hecho oficial.

Byte llega en forma de aplicación para iOS y Android y, por el momento, no hay versión web. Su formato es similar al de TikTok, en tanto que apuesta por el contenido en vertical y un scroll infinito en el que van apareciendo los vídeos subidos por aquellos ¿byters? a los que sigamos. Por lo demás, se mantiene la esencia de Vine: vídeos de seis segundos, loops, 'me gusta' y comentarios.

Un pequeño repaso a Byte

Byte 1 Interfaz de Byte.

Como decíamos, Byte no es muy diferente de lo que era Vine. El usuario puede subir sus vídeos desde la galería (es decir, que puede grabarlos con una cámara más profesional y editarlos si lo desea) o grabar desde la app, que es lo que se podía hacer con la ya extinta Vine. La interfaz es limpia, mostrando solo los vídeos, el número de loops que ha conseguido, los comentarios y los 'me gusta'.

La página de perfil también es bastante limpia, mostrando solo la foto de perfil, el nombre de usuario y una pequeña descripción. No se muestran el número de seguidores ni de seguidos en los perfiles de los usuarios, como tampoco en nuestro perfil. Para conocer nuestras estadísticas hay que ir a los ajustes y pulsar en "View my stats". Allí se muestran los seguidores, los loops de nuestros vídeos y los loops que hemos visto.

Perfil Perfil de usuario en Byte y notificaciones.

Todo eso se mezcla con un sistema de gamificación basado en estrellas, de forma que cuantos más seguidores tenemos, más loops conseguimos y más loops vemos, más estrellas tenemos. Los rebytes, equivalentes de Byte a los retuits o revines, no se muestran en la página principal de los perfiles, sino que se ocultan. Para ver los rebytes de cada usuario hay que pulsar en los tres puntitos del perfil y seleccionar "View rebytes".

Byte 2 Opciones para descubrir contenido.

El icono del rayo nos permite acceder a las notificaciones y en la lupa tenemos la sección "Explora", que nos permite buscar por nombre de usuario o navegar entre las diferentes categorías, como "Popular ahora" o, más diferenciadas, "Comedia", "Animación", "Mascotas", etc. Si fuiste usuario de Vine, posiblemente la interfaz te resulte familiar.

En cuanto a las opciones de grabación, podemos grabar desde la app o subir un vídeo desde la galería, añadir un frame translúcido para cuadrar las escenas y eliminar la grabación por fragmentos. Por el momento, lo que no se puede hacer es editar los fragmentos de vídeo, como sí se pudo hacer en las últimas versiones de Vine.

Un pequeño jugador que quiere competir en la liga de los grandes

 Byte

Byte llega en un momento complicado. Instagram, con sus historias, sus vídeos de un minuto, su sistema de directos y sus mensajes privados se ha configurado como una de las redes sociales predilectas tanto por los creadores de contenido como por la audiencia, acumulando en su haber más de mil millones de usuarios activos al mes y más de 500 millones de historias diarias. Es un gigante al que solo Facebook le hace sombra, al menos en Occidente.

Otra red social (de la que Byte bebe en lo que a display se refiere) es TikTok, que nació después de que de ByteDance (la casualidad del nombre) comprase musical.ly. Está enfocada a los usuarios más jóvenes y, según Oberlo, acumula 500 millones de usuarios activos en todo el mundo y ha sido descargada más de 1.500 millones de veces. El usuario medio tiene entre 16 y 24 años y pasa unos 52 minutos al día en la app. Otro gigante, sin duda.

Byte, por su parte, tiene poco más de dos días de vida y la acogida ha sido positiva, o así se ha dejado ver en los comentarios del anuncio y en la comunidad de la app. Ha habido algunos problemas, como el SPAM en los comentarios, pero Hoffman ya ha avisado de que están trabajando en mejorar el sistema, en añadir filtros a los comentarios y en la capacidad de dar 'me gusta' a los mismos, como en Facebook e Instagram.

Vine fue, de alguna forma, pionera en el formato de vídeos cortos y rápidos, pero cuando Instagram añadió las funciones de vídeo la migración fue masiva. Tampoco supo adaptarse ante alternativas como Instagram o Snapchat, que evolucionaron rápidamente. En el caso de Instagram, por ejemplo, se aumentó el tiempo de los vídeos a 60 segundos y, posteriormente, a mucho más con IGTV. Byte tiene dos argumentos a su favor: la nostalgia de Vine y la promesa de un sistema de recompensas a creadores.

De acuerdo a la cuenta oficial de Byte, "muy pronto, presentaremos una versión piloto de nuestro programa de partners que usaremos para pagar a los creadores. Byte celebra la creatividad y la comunidad, y compensar a los creadores es una forma importante para poder apoyar a ambas". Si nos ceñimos a las palabras de Byte, cabe esperar que más pronto que tarde los creadores puedan recibir una compensación económica por subir contenido a la red, aunque eso supondrá conseguir dinero de algún lado.

Opciones para conseguirlo hay varias, desde insertar publicidad en la app o en los vídeos y compartir con los creadores un porcentaje de los ingresos generados u optar por un modelo similar al de Medium o Twitch Prime, en el que los usuarios puedan suscribirse a un perfil y pagar una parte de su suscripción al creador. Son solo dos ideas, ya que, por ahora, no se ha desvelado nada sobre este programa que, recordemos, será piloto.

Lo único que podemos hacer ahora mismo es esperar para ver cómo cuaja Byte y si consigue, de alguna forma, competir contra Instagram, TikTok, Facebook y Twitter.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios