Publicidad

Xiaomi Mi TV 4S 55", análisis: así rinde el televisor 4K UHD con HDR10 con el que la marca china llega decidida a quedarse
Análisis

Xiaomi Mi TV 4S 55", análisis: así rinde el televisor 4K UHD con HDR10 con el que la marca china llega decidida a quedarse

Publicidad

Publicidad

Para Xiaomi el mercado de los televisores es importante. Muy importante. Nos lo confirmaron los responsables de la marca china en nuestro país cuando tuvimos la oportunidad de hablar con ellos durante la presentación de sus teles. Y lo corrobora su estrategia. Y es que de los casi 600 productos que llegan a las tiendas con la marca Xiaomi solo tres han sido diseñados y producidos al 100% directamente por la compañía matriz, y no por startups cobijadas bajo su paraguas. Los smartphones son uno de ellos. Y las teles, otro.

Aunque sus televisores acaban de desembarcar en Europa, en realidad Xiaomi lleva seis años compitiendo en este mercado. Su primer televisor llegó a las tiendas chinas en 2013, y desde entonces la propia marca nos ha confirmado que ha alcanzado una penetración importante tanto en Asia como en India. ¿Cómo lo ha hecho? Recurriendo a lo que mejor sabe hacer: seducir a los usuarios con teles que tienen una relación coste/prestaciones atractiva. El modelo que estamos a punto de analizar es el más ambicioso de los tres que han llegado a territorio español, por lo que es la opción idónea para calibrar la pegada de esta marca. Veamos si está a la altura de las expectativas.

Xiaomi Mi TV 4S 55": especificaciones técnicas

La calidad de imagen de un televisor con panel LCD está condicionada por tres elementos clave: el panel, el procesado de imagen y la tecnología utilizada en la retroiluminación LED. Si alguno de estos ingredientes falla la probabilidad de que la receta fracase es alta. Es evidente que los ingenieros de Xiaomi lo saben, por lo que en lo que se refiere al panel han apostado sobre seguro al elegir para este televisor una matriz LCD de tipo IPS fabricada por LG Display, la filial de la marca surcoreana especializada en el diseño y la fabricación de paneles de visualización.

El panel LCD IPS de este televisor ha sido fabricado por LG Display, tiene resolución 4K UHD (3.840 x 2.160 puntos) y una profundidad de color de 10 bits

Este panel IPS tiene resolución 4K UHD (3.840 x 2.160 puntos) y una profundidad de color de 10 bits, por lo que es muy probable que sea similar a los que la propia LG instala en sus televisores LCD de las gamas media y alta. Curiosamente, Sony y Samsung suelen apostar en estas familias de producto por paneles LCD de tipo VA, que tienen una tasa de contraste nativo mayor que los IPS, pero que reproducen el color con menos precisión y adolecen de unos ángulos de visión más reducidos, un hándicap que adquiere relevancia en los televisores con más pulgadas.

Xiaomimitvspecs

El esquema de retroiluminación LED de este televisor es periférico, algo razonable si tenemos en cuenta el impacto que habría tenido en su precio implementar la retroiluminación mediante LED Directo o FALD (Full Array Local Dimming). Más adelante, en la sección en la que analizaremos su calidad de imagen, comprobaremos cómo rinde la tecnología de atenuación de la retroiluminación que ha puesto a punto Xiaomi. El otro ingrediente que también tiene un impacto muy importante en la calidad de imagen, como hemos visto, es el procesado de la imagen, pero, de nuevo, indagaremos en él en la sección de este artículo dedicada a la calidad de imagen.

Este televisor es compatible con contenidos HDR10, pero no es capaz de interpretar metadatos dinámicos, por lo que no lee ni HDR10+ ni Dolby Vision. Según Xiaomi su capacidad máxima de entrega de brillo es de 330 nits, una cifra comedida que, sobre el papel, limita la luz que es capaz de proyectar la retroiluminación en las zonas más iluminadas de cada fotograma de los contenidos con HDR. Más adelante comprobaremos en qué medida esta capacidad de entrega de brillo limita la espectacularidad de los contenidos de alto rango dinámico.

XIAOMI MI TV 4S 55" Características
PANEL LCD IPS 4K UHD con retroiluminación LED y relación de aspecto 16:9
TAMAÑO 55 pulgadas
RESOLUCIÓN 3.840 x 2.160 puntos
REFRESCO NATIVO 60 Hz
BRILLO 330 nits
ÁNGULO DE VISIÓN 178º / 178º
PROCESADOR MediaTek MSD6886 Quad Core a 1,5 GHz
GPU Mali 470 MP3 a 650 MHz
RAM 2 GB
ALMACENAMIENTO SECUNDARIO 8 GB eMMC
SISTEMA OPERATIVO Android TV 9.0 (con Chromecast integrado) / PatchWall OS
SONIDO 2 x 10 vatios con bass reflex / Procesado DTS-HD y Dolby Audio
CONECTIVIDAD INALÁMBRICA WiFi 802.11ac y Bluetooth 4.2 BLE
CONECTIVIDAD 3 x HDMI (1 x ARC), 3 x USB 2.0, 1 x Ethernet, 1 x jack de 3,5 mm, 1 x AV, 1 x CI+ y 1 x salida óptica
CONSUMO 150 vatios
DIMENSIONES 1.231,6 x 83,4 x 767,3 mm (con peana incluida)
PESO 12,45 kg (sin la peana)
PRECIO 449 euros
Xiaomi Mi TV 4S 55" LED UltraHD 4K

Xiaomi Mi TV 4S 55" LED UltraHD 4K

Diseño y construcción: un gama media que no disimula su pedigrí

Xiaomi se ha esmerado en el diseño de este televisor. Como podéis ver en las fotografías que ilustran este artículo sus marcos son finos y sus pies laterales son estilizados. En las imágenes no se aprecia con claridad, pero el mecanizado del marco de aluminio es impecable, tanto que su acabado es equiparable al de los televisores de gama alta de marcas como Sony, Samsung o Panasonic. Los pies también son metálicos y van fijados a la base del televisor con dos tornillos cada uno, por lo que colocarlos en su sitio es «pan comido», algo de lo que no pueden presumir algunos televisores que apuestan por peanas centrales.

En mi opinión que Xiaomi haya elegido para este televisor dos pies laterales, y no una peana central, es una buena noticia. Y no únicamente debido a que los pies son más fáciles de instalar, que suelen serlo, sino porque ofrecen una mayor estabilidad al panel, algo que es muy importante en los televisores de 55 pulgadas o más, a menos que hayamos decidido instalarlo empleando un soporte de pared. Además, como he mencionado en el párrafo anterior, los pies de este televisor son estilizados, por lo que pasan bastante inadvertidos, algo a lo que contribuye que Xiaomi los haya pintado en color negro (con frecuencia otras marcas recurren a pies con acabado en aluminio brillante que suelen reclamar nuestra atención).

Xiaomimitvpie

Si nos ceñimos a todo lo que hemos observado hasta ahora podría parecer que este televisor es un LCD de gama alta. Y no lo es. Su diseño está cuidado, sí. Y el acabado del marco y los pies tiene muy buen nivel. Pero hay algo que delata que, a pesar del mimo de Xiaomi, este Mi TV 4S es un televisor de gama media: su ligereza. El policarbonato utilizado por la marca china en el panel trasero del televisor tiene una calidad mediana, o «regulera», y un espesor mínimo. Es evidente que de alguna forma hay que ahorrar para colocar en la calle un televisor de 55 pulgadas con un panel IPS de calidad por 450 euros (aunque durante la oferta promocional inicial Xiaomi lo está vendiendo por 399 euros). Sin duda, si hay que ahorrar en material es preferible hacerlo en el panel posterior que en los marcos o los pies.

Experiencia de uso: la alianza entre Android TV y PatchWall funciona

El SoC que, entre otras cosas, se encarga de ejecutar el sistema operativo de este televisor y las apps es un MediaTek MSD6886 Quad Core a 1,5 GHz con gráficos Mali 470 MP3 a 650 MHz. Este chip es similar al procesador que monta Sony en sus televisores, pero más allá de sus especificaciones lo realmente interesante es que es capaz de mover Android TV 9.0 con mucha agilidad. El tiempo que invierte en lanzar las apps y devolvernos a la interfaz principal cuando se lo pedimos es mínimo, por lo que en este terreno este televisor es tan capaz como cualquiera de los modelos de Philips o Sony, que son dos marcas que también apuestan por Android TV, que he analizado durante los últimos meses.

Este televisor nos permite utilizar Google Assistant para controlar con nuestra voz otros dispositivos para el hogar de Xiaomi

Una parte importante de la experiencia que propone Xiaomi a los usuarios que se hagan con este televisor deriva de su capacidad de actuar como centro de control domótico del ecosistema de productos de esta marca. Esta tele incorpora Google Assistant, al igual que todos los televisores con Android TV que han llegado al mercado durante los últimos años, de manera que nos permite utilizar nuestra voz para controlar desde el televisor los productos de Xiaomi que estén conectados a la misma subred que él. Podemos actuar sobre el funcionamiento de muchos de los dispositivos para el hogar de esta marca con conectividad de red, como el purificador de aire, las bombillas LED o la lámpara de mesa inteligente. Es una opción atractiva, sin duda alguna, pero no es una característica diferencial porque nos la ofrecen desde hace tiempo otros fabricantes de televisores.

Xiaomimitvandroid

Una característica de este televisor que le permite desmarcarse de la mayor parte de sus competidores que también han apostado por Android TV consiste en que, además de este sistema operativo, cuenta con PatchWall. Este software es una interfaz desarrollada por Xiaomi que nos permite acceder a apps y contenido propio, así como a recomendaciones personalizadas que genera a partir del análisis de los contenidos que solemos reproducir. Como podéis ver en la siguiente fotografía, su interfaz es limpia y sencilla. Más aún que la de Android TV, y, en mi opinión, es un acierto.

Por el momento buena parte del contenido que nos propone es local, lo que refleja que la marca china se ha preocupado de llegar a acuerdos con los proveedores de contenido españoles, como Antena 3 o Movistar+, para ofrecernos un producto que encaje bien en el mercado español. Aun así, no podremos calibrar el alcance de PatchWall con precisión hasta que pase más tiempo y podamos comprobar hacia dónde evoluciona esta plataforma y qué contenidos va aglutinando.

Xiaomimitvpatchwall

Este televisor viene bastante bien calibrado de fábrica. No está a la altura de los modelos más avanzados de Sony y Panasonic, que son, en mi opinión, las marcas que mejor calibran sus televisores, pero si nos ceñimos a su colorimetría tiene un nivel similar al de los modelos de gama media de las marcas surcoreanas. Los modos de imagen que introduce son los exigibles (estándar, película, deporte, juego, personalizado, etc.), por lo que en principio encaja bien en un escenario de uso polivalente en el que puede ser utilizado para reproducir tanto películas como contenido deportivo o videojuegos. En las siguientes secciones del artículo comprobaremos cómo rinde durante la reproducción de películas y juegos.

Xiaomimitvimagen

Aunque, como acabo de mencionar, viene bastante bien calibrado de fábrica, no dudé en indagar en los parámetros avanzados de configuración de imagen para identificar qué margen de maniobra tenemos los usuarios que queremos afinar aún más su calibración. Y, desafortunadamente, es reducido. En la siguiente fotografía podéis ver que los únicos parámetros avanzados sobre los que podemos actuar son la reducción del ruido, el control de luma adaptativo (es la componente que describe la información de luminosidad de las imágenes), el contraste local y el rango HDMI RGB. Para muchos usuarios será suficiente, pero para los entusiastas estas opciones son muy básicas. Echo de menos un ajuste preciso de la temperatura de color que vaya más allá de los valores básicos, del matiz y de la corrección gamma, entre otros parámetros que me parecen importantes para los usuarios avanzados.

Xiaomimitvajustesavanzados

Antes de seguir adelante merece la pena que nos detengamos un momento para echar un vistazo al mando a distancia que Xiaomi nos ofrece junto a este televisor. Es un dispositivo Bluetooth e incorpora un micrófono al que podemos recurrir siempre que queramos interactuar con el televisor empleando Google Assistant. Su diseño me gusta porque es estilizado e incorpora únicamente los botones esenciales para controlar el televisor. Sin apenas distracciones. La única «pega» que puedo ponerle, y es pequeña, es que no incorpore más botones de acceso directo a las apps más utilizadas. Viene con botones para Netflix y Amazon Prime Video, y hubiese estado muy bien que también tuviese accesos directos a YouTube y HBO. Nada grave, pero ahí está.

Xiaomimitvmando

Calidad de imagen: cumple con holgura, pero no sobresale

Para poner a prueba este televisor con contenido 4K UHD recurrí a mis películas de referencia habituales, entre las que se encuentran ‘La llegada’, ‘El renacido’ o ‘Blade Runner 2049’, todas ellas en Blu-ray 4K y Blu-ray Disc, así como a las versiones en DVD de ‘Salvar al soldado Ryan’ y ‘Kill Bill volumen 1’. Y, por último, a contenido de Netflix y YouTube que conozco bien. Como reproductor utilicé nuestra consola Xbox One X que, además de ser una máquina estupenda para videojuegos, es un lector de películas en soporte físico muy completo.

Si he de quedarme con uno de los puntos fuertes de este televisor elegiría sin dudarlo su colorimetría. Las fotografías que ilustran este artículo no hacen del todo justicia a la habilidad con la que reproduce el color, algo que por otra parte es relativamente habitual en los televisores que apuestan por un panel IPS de calidad. La única pequeña pega que puedo ponerle en este terreno es que tiene una ligera tendencia a acercarse a las tonalidades frías, pero es algo apenas perceptible en la mayor parte de los contenidos.

Xiaomimitvcalidad1

Como he mencionado en los primeros párrafos del análisis los paneles LCD IPS tienen una relación de contraste nativo inferior a la de las matrices LCD VA debido a la forma en que bloquean la luz, por lo que habitualmente sus negros no son tan profundos y no consiguen recuperar tanto detalle en regiones oscuras como estos últimos. Sorprendentemente este televisor de Xiaomi sale razonablemente bien parado en este escenario de prueba. Su contraste no despunta, pero no está nada mal, especialmente si la calidad del contenido que estamos reproduciendo acompaña. Si, además, lo utilizamos con bastante luz ambiental, el contraste no representa ningún problema.

La calidad de imagen global de este televisor es muy convincente, especialmente si la comparamos con la que nos proponen los modelos del mismo segmento de precio de las demás marcas. Es, en definitiva, un gama media a precio de gama de entrada

Su principal «talón de Aquiles» aparece cuando reclama el protagonismo la retroiluminación en espacios con poca luz ambiental. O sin ella. En este escenario de uso la retroiluminación LED periférica de la unidad que hemos analizado no consigue distribuir la luz de manera completamente uniforme en todo el panel, lo que provoca que aparezcan unas bandas que son claramente perceptibles en fotogramas muy oscuros si la luz ambiental escasea. Con luz ambiental este hándicap no es tan evidente, pero aquellos usuarios que quieran utilizar este televisor para disfrutar sus películas favoritas con poca luz pueden tropezar con esta carencia, que, por otro lado, es frecuente en los televisores con panel IPS y retroiluminación LED periférica.

Xiaomimitvcalidad2

En lo que se refiere a la gestión del movimiento este televisor me ha sorprendido gratamente, sobre todo si lo comparamos con otros modelos de su mismo segmento de precio. No llega al nivel de los televisores de Sony, que son, en mi opinión, los que mejor resuelven las secuencias con desplazamientos muy rápidos gracias a su habilidad a la hora de combatir el desenfoque de movimiento, pero rinde razonablemente bien. Y esto es importante tanto al reproducir películas como al utilizarlo con videojuegos.

El último «cabo suelto» que me parece importante atar antes de dar por concluida esta sección del análisis es cómo resuelve esta tele el escalado cuando recibe una señal de vídeo con una resolución inferior a la nativa del panel. El nivel de detalle más alto nos lo ofrece, como cabe esperar, cuando reproducimos contenido nativo 4K UHD, pero el escalado desde fuentes 1080p lo resuelve razonablemente bien, aunque no consigue recuperar tanto detalle como los televisores de gama media y alta de marcas como Sony, LG o Samsung. Al reproducir contenidos con resolución estándar la calidad de imagen global se resiente claramente, que es lo habitual. Pero, aun así, se pueden disfrutar si somos conscientes de las limitaciones que conlleva la reproducción de una película en DVD.

Así rinde con videojuegos

Para comprobar cómo se porta este televisor con videojuegos recurrimos una vez más a nuestra infatigable Xbox One X y a varios títulos relativamente recientes, entre los que destacan ‘Mortal Kombat 11’, ‘Forza Horizon 4’ y ‘Halo 5: Guardians’. Todo lo que he descrito en la sección anterior en lo que se refiere a la calidad de imagen de este televisor sigue siendo válido con los videojuegos. No obstante, antes de que indaguemos en su latencia y su tiempo de respuesta es importante que tengamos en cuenta que el panel de este televisor trabaja a una frecuencia de refresco nativa de 60 Hz, por lo que los 120 Hz que soportan los televisores de gama alta quedan fuera de su alcance. Además, no implementa las tecnologías VRR (frecuencia de refresco variable) y ALLM (modo automático de baja latencia), y tampoco es compatible con contenidos Dolby Vision y HDR10+, como hemos visto.

Xiaomimitvmodos

Los juegos de lucha son muy sensibles a la latencia, por lo que ‘Mortal Kombat 11’ es un título capaz de sacar a relucir sin compasión una latencia excesiva. En este televisor, como en cualquier otro modelo relativamente moderno, es esencial activar el modo para juegos si queremos minimizar la latencia porque así conseguiremos reducir sensiblemente el procesado de imagen que lleva a cabo por defecto. En estas condiciones su latencia no es la más baja con la que me he encontrado (el récord lo tienen los 12 ms del televisor OLED C9 de LG), pero es lo suficientemente reducida para que un juego tan exigente como lo es el de NetherRealm Studios sea perfectamente jugable.

Xiaomimitvmortal

Una de las áreas en las que los paneles IPS aventajan a los VA es el tiempo de respuesta, de ahí que habitualmente consigan mantener bajo control con más facilidad el desenfoque de movimiento. Xiaomi no nos ha proporcionado información precisa acerca del tiempo de respuesta del panel de este televisor, pero sabemos que ha sido fabricado por LG Display y que resuelve bien el movimiento, por lo que apostaría que su tiempo de respuesta oscila entre 8 y 10 ms, lo que no está pero que nada mal.

Xiaomimitvforza

Calidad de sonido: tiene un claro margen de mejora

El sonido suele ser uno de los puntos débiles de los televisores de las gamas de entrada y media, y, desafortunadamente, esta propuesta de Xiaomi no es una excepción. Su calidad de sonido es aceptable siempre y cuando el nivel de presión sonora que le pidamos que nos entregue no sea excesivo. Pero si se nos va la mano con el volumen la distorsión se incrementará notablemente, lo que provocará que en sesiones de uso prolongadas aparezca la siempre molesta fatiga auditiva.

Esta carencia es perdonable en un televisor de 450 euros, pero nos interesa tenerlo presente porque si queremos un sonido de cierta calidad y con pegada lo ideal es adquirir una buena barra de sonido que nos ayude a colocar el audio a la misma altura de las imágenes. O, mejor aún, un equipo de sonido multicanal discreto. Afortunadamente hay paquetes que incorporan un receptor de A/V y un conjunto de altavoces 5.1 de cierta calidad a precios muy razonables.

Xiaomi Mi TV 4S 55": la opinión y nota de Xataka

Sin pretenderlo unos párrafos más arriba he escrito de forma espontánea una frase que creo que define bastante bien lo que nos propone este televisor: prestaciones de gama media a precio de gama de entrada. Ni más ni menos que eso. Y es algo muy inusual, al menos en lo que se refiere al mercado de las teles. En el de los smartphones hay varias marcas chinas que apuestan por esta estrategia (entre ellas la propia Xiaomi), por lo que quizá haya llegado el momento de trasladar la batalla a los televisores.

Este televisor 4K UHD tiene prestaciones de gama media a precio de gama baja. Y estos argumentos convencen

Las razones por las que merece la pena que lo tenga en cuenta cualquier usuario que esté buscando un televisor de 55 pulgadas y tenga un presupuesto comedido son su convincente calidad de imagen global, su cuidado diseño, la fluidez con la que mueve tanto Android TV como las apps, y, sobre todo, su atractiva relación precio/prestaciones. Si lo hubiese analizado sin conocer su precio habría pensado que estaba frente a un televisor de 600 euros. Pero no. Cuesta 450 euros, o menos aún si aprovechamos la oferta promocional de Xiaomi, que lo deja en 399 euros.

Sus carencias, que las tiene, son las habituales en los televisores de gama media. En mi opinión las más relevantes son los pocos ajustes avanzados de la imagen que pone a nuestro alcance y la forma en que su moderada capacidad de entrega de brillo limita el rendimiento de los contenidos con HDR. Pero no puedo pasar por alto tampoco que solo incorpora tres conectores HDMI; que únicamente uno de ellos, el 3, puede transportar señales 4K UHD a 60 FPS y submuestreo 4:4:4/4:2:2, y que su sonido tiene un margen de mejora importante. Es el precio que debemos pagar por hacernos con un televisor de 55 pulgadas con una calidad de imagen interesante por 450 euros. Confiemos en que los televisores QLED que Xiaomi acaba de lanzar en China lleguen a España lo antes posible porque podrían animar aún más un mercado que en 2020 nos promete emociones fuertes.

Xiaomimitvnota

7,8

Diseño8
Calidad de imagen8
Sonido6,5
Interfaz y Software9

A favor

  • Su relación coste/prestaciones es muy atractiva
  • Su diseño está a la altura de los televisores LCD de gama alta
  • Mueve Android TV y las apps con suficiencia
  • Como el todoterreno que es rinde bien con películas y videojuegos

En contra

  • Los parámetros avanzados de ajuste de la imagen son básicos
  • Su reducida capacidad de entrega de brillo limita el rendimiento de los contenidos HDR
  • Solo incorpora tres conectores HDMI, y únicamente el 3 puede transportar señales 4K UHD a 60 FPS y submuestreo 4:4:4/4:2:2
  • Su calidad de sonido tiene un claro margen de mejora

Este producto ha sido cedido para la prueba por parte de Xiaomi. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Xiaomi Mi TV 4S 55" LED UltraHD 4K

Xiaomi Mi TV 4S 55" LED UltraHD 4K

Más información | Xiaomi

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir