Compartir
Publicidad

Toshiba Satellite Radius 11, toma de contacto

Toshiba Satellite Radius 11, toma de contacto
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Toshiba Radius 11 se presenta en IFA 2014 con un propósito: ser un portátil convertible de características sencillas, y esperemos que bajo coste.

Su principal valor está en la pantalla, que se puede rotar 360 grados para de esta forma ofrecer varias posibilidades de uso. Portátil clásico, tablet o una especie de modo marco para fotografías, todo en un ordenador pequeño (11 pulgadas) que hemos probado en Berlín, y cuyas primeras impresiones os traemos tras el salto.

Características sencillas en un convertible

Fue el Lenovo Yoga el más conocido de los equipos convertibles. El nuevo Toshiba Radius 11 sigue su misma estética y su funcionalidad principal, con esa pantalla capaz de girar 360 grados.

Como su nombre indica, Radius 11 tiene un tamaño de 11 pulgadas y, por ello, podemos categorizarlo como un portátil de los pequeños del mercado. La pantalla permite incluirlo como un convertible, pudiendo utilizarlo como portátil clásico o como tablet.

Las características son muy sencillas en comparación con los Yoga de Lenovo, incluyendo un procesador Intel Celeron y 4 GB de memoria RAM. Os resumimos las principales especificaciones en la siguiente tabla:

Toshiba Satellite Radius 11
Toshiba Satellite Radius 11
Pantalla 11,6 pulgadas multitáctil
Resolución 1366x768 píxeles
Microprocesador Intel Celeron + Gráficos integrados
Almacenamiento HDD 500 GB
Memoria RAM 4 GB DDR3L @ 1600 MHz.
Conectividad WiFi hasta 802.11n Bluetooth 4.0 HDMI 1xUSB 2.0 y 1xUSB 3.0
Otros Audio DTS Webcam HD
Batería Hasta 11,5 horas (HD) o 9 horas (FullHD)
Dimensiones 289x199x19,9 mm.
Peso 1,3 kilogramos

Podemos situar a este equipo entre la gama de entrada y la gama baja de productos. Tras haberlo probado en el stand de Toshiba en IFA 2014 hay que reconocer que su rendimiento es bastante aceptable, en parte gracias a los 4 GB de memoria RAM con los que el sistema Windows 8.1 se mueve de forma correcta. Una vez más, como otros de los lanzamientos de Toshiba en materia de ordenadores, es un equipo lejos de ser puntero, aunque se comporta bastante bien.

La pantalla es una de las características protagonistas. Siendo de 11 pulgadas Toshiba ha integrado un panel de 1366x768 píxeles, muy alejado de los otras densidades que empiezan a ser comunes en el mercado. La diferencia es apreciable, aunque no puede categorizarse como mala o insuficiente.

Toshiba Radius 11

El diseño del equipo es sencillo, y aunque sus características técnicas indican un peso de 1,3 kilogramos en mano da la sensación de ser algo pesado. Su diseño es tipo Ultrabook pero algo más grueso, acercándose a los 2 centímetros de grosor y con una estética metálica, pero con plástico como principal material de fabricación.

No da la sensación de ser un mal equipo, aunque por supuesto sus características pueden limitarlo frente a otros ordenadores. Es un convertible de gama baja con el foco puesto en los usuarios que no necesiten lo mejor, si no algo funcional y, sobre todo, a un buen precio. Se estima que ronde los 400 euros, si bien esta cifra aún no es oficial

El precio marcará su destino

No todo son equipos de alto rendimiento con Core i5/i7, gráficos dedicados o ingentes cantidades de memoria RAM. Los portátiles baratos son muy atractivos para una gran parte de los usuarios que buscan precio sobre calidad o experiencia.

El Toshiba Radius 11 no es, desde luego, un equipo puntero. Sus características son muy sencillas, y el rendimiento proporcionado no es desorbitado. Cumplirá para todos aquellos que no tengan un gran nivel de exigencia.

Toshiba Radius 11

Su principal atractivo es la pantalla táctil y su giro de 360 grados, que nos permitirá adoptarlo a diferentes usos. Portátil clásico sobre una mesa, o tablet Windows 8.1 para usarlo sentado en el sofá. Es algo pesado como tablet, pero es el precio a pagar al incluir teclado físico.

La clave de este pregunto será su precio, desconocido al igual que su fecha de lanzamiento. No debería ser demasiado caro, aunque tampoco barato con esa pantalla que muchos ven como una característica premium. Como referencia, el Yoga 2 de 11 pulgadas que tiene características muy parecidas ronda los 600 euros, y muy cerca andará este Radius 11.

Más información | Toshiba

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio