Compartir
Publicidad
SSD WD Black 3D NVMe, análisis: por fin hay competencia en la gama alta de SSD
Análisis

SSD WD Black 3D NVMe, análisis: por fin hay competencia en la gama alta de SSD

Publicidad
Publicidad

Nota de Xataka

Contar con una unidad SSD en nuestro ordenador de sobremesa o portátil es ya una garantía de rendimiento sobre los discos duros mecánicos, además de otras muchas ventajas.

Sin embargo, en equipos donde queremos la máxima velocidad para acompañar a procesadores, gráficas y memorias RAM del más alto rendimiento, las unidades SSD bajo el protocolo NVMe (Non-Volatile Memory express) son la elección más acertada una vez que los mejores SSD clásicos han alcanzado su tope de velocidad.

En Xataka hemos puesto a prueba el WD Black NVMe SSD, una unidad destinada a usuarios exigentes/gamers y que cuenta con capacidad de 1 TB y un precio de 379 euros. Su secreto: un controlador que por fin sale de la casa.

Así es el WD Black NVMe SSD de 1 TB

Tras un primer modelo en 2017, WD ha actualizado su SSD NVMe en busca de dotarlo de cifras de velocidad de escritura y lectura que le pongan en cabeza de los modelos SSD NVMe más destacados del mercado. Para ello se ha valido por primera vez en la marca de un controlador propio que llega gracias a Sandisk, compañía que WD compró hace 3 años.

WD Black NVMe SSD 1 TB

Formato

M.2 2280

Interfaz

PCIe Gen3 8 Gb/s (hasta 4 líneas)

Altura

2,38 mm

Longitus

80 mm

Anchura

22 mm

Capacidad

1 TB (también de 250 y 500 GB)

Lectura/escritura secuencial

3400 / 2500 Mb/s

Lectura / escritura aleatoria

Hasta 500k IOPS / 400K IOPS

Resistencia (TBW)

600

Fiabilidad MTTF

1,76 millones de horas

Consumo

140 mW

Garantía limitada

5 años

Precio

345 euros

El nuevo WD Black 3D NVMe SSD es un disco duro de estado sólido con memoria de tipo BICS TLC NAND, pero que busca mejor rendimiento con el truco de dejar un parte de esa memoria configurada como SLC.

Wd Black Review 1

El perfil de sus potenciales compradores es el de gamers y creativos a nivel particular/doméstico que incluyen en su configuración hardware componentes que priman el rendimiento sobre el precio y que no desean que el disco duro o un SSD básico sea un cuello de botella en su configuración del más alto nivel.

El SSD WD Black 3D NVMe busca sitio en configuraciones de nivel donde ningún componente debe ser el cuello de botella del sistema

Lo principales argumentos del WD Black 3D NVMe SSD, que solo está disponible como disco M.2, son los 3400 MB/s que sobre el papel es capaz de alcanzar en lectura secuencial y un rendimiento de escritura de hasta 2800 MB/s.

Si nos ceñimos a la lectura aleatoria, este SSD alcanza los 500.000 IOPs, con una garantía de 5 años (en el modelo de 1 TB la resistencia es de 600 TBW).

Wd Black Review 2

Estos nuevos SSD se pueden comprar con capacidades de entre 250 Gb y 1 TB. El modelo que hemos analizado, con capacidad de 1 TB, tiene un precio de 345 euros.

Prueba de rendimiento del WD Black 3D NVMe SSD

Repasada la teoría básica y especificaciones del nuevo WD Black 3D NVMe SSD, toca pasar a la acción y medir en escenarios reales y pruebas sintéticas de lo que es realmente capaz este disco SSD para gamers.

El equipo de pruebas con el contamos es el habitual en nuestros test de SSDs pero actualizado con los nuevos procesadores Ryzen 2. Contamos con la placa base Gigabyte GA-AX370-Gaming 5, 32 GB de memoria RAM Corsair 4x8 GB DDR4-3000 configurada a 2400 MHz, procesador AMD Ryzen 7 2700X a 4.3 Ghz, un disco duro principal M.2 de Samsung con Windows 10 actualizado a la última versión disponible en el momento de las pruebas, así como la tarjeta gráfica GTX 1070 Ti de Nvidia.

Wd Black Review Portada

Con el objetivo de poder comparar el rendimiento de este nuevo SSD de WD con modelos de los que disponemos en nuestro banco de pruebas, realizamos durante días una batería de test basados en software específico y de referencia para este tipo de componentes.

La primera prueba, con CrystalDiskMark 5, estos fueron los resultados de la unidad SSD WD Black NVMe de 1 TB cedida por el fabricante. La hemos comparado con el SSD Samsung 860 Pro como representante de los discos de estado sólidos clásicos (pero con tecnología 3D) y con el Kingston KC1000 (modelo NVMe).

Ya en la primera prueba con el nuevo SSD de WD queda claro que el rendimiento está en lo más alto del mercado en la actualidad, aupado ahí por el controlador recién estrenado y que tan bien le ha sentado a esta unidad SSD.

Si pasamos a comparar los datos en lectura y escritura pero en modo aleatorio, la ventaja ya no es tanta e incluso el modelo de Kingston ofrece mejor rendimiento.

El siguiente test, el AS SSD, vuelve a dejar al modelo de WD como el más rápido en nuestras pruebas, con bastante diferencia con el modelo de Kingston en modo escritura en secuencial. En aleatorio apenas encontramos diferencias entre estas dos unidades SSD 3D y NVMe.

Para equipos que cuenten con slot M.2 disponible, el nuevo WD Black NVMe es una solución que ha entrado de manera contundente al mercado. Sin dudas ya sobre su excelente rendimiento gracias al controlador propio que llega por la alianza con Sandisk, la diferencia de velocidad tanto en modo aleatorio como en secuencial es muy alto respecto a los modelos SSD SATA, aunque también es cierto que doblando habitualmente el precio por GB.

Sin embargo, la batalla del nuevo SSD de WD está con el líder hasta ahora de este mercado, la gama 960 y ahora 970 Pro de Samsung, modelos NVMe que tiene ahora por delante demostrar que pueden plantar cara en rendimiento y también resistencia, ya que en precio prácticamente andan a la par (el Samsung 970 Pro de 1 TB cuesta incluso un poco más, 419 euros).

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio