Publicidad

Sony WI-1000XM2, análisis: la sobresaliente cancelación de ruido de Sony prosigue su conquista en estos livianos auriculares
Análisis

Sony WI-1000XM2, análisis: la sobresaliente cancelación de ruido de Sony prosigue su conquista en estos livianos auriculares

La nomenclatura de Sony no lo pone fácil, pero estos WI-1000XM2 tienen lo mejor de sus dos auriculares inalámbricos con cancelación de ruido más conocidos: los populares WH-1000XM3 (circumaurales) y los WF-1000XM3 (in-ear). Y es que pese a contar con un número inferior, estamos ante unos auriculares con soporte de cuello top. Una gama alta que iguala el excelente resultado ofrecido por Sony en sus auriculares más completos pero donde además contamos con las ventajas inherentes de un formato que a medida que pasa el tiempo más me convence.

Los WI-1000XM2 se sitúan en medio de dos mundos y quizás por eso no son tan conocidos. De hecho, también han sido los últimos en llegar. Pero después de probarlos a fondo durante cerca de un mes, podemos explicaros que estos auriculares de cuello ofrecen una cancelación de ruido y una calidad de sonido a la altura de los excelentes WH-1000XM3 de la propia Sony. Este es nuestro análisis de los Sony WI-1000XM2, unos auriculares inalámbricos con soporte de cuello de Sony que repiten con todos los ingredientes para convertirse en referencia entre los amantes del buen sonido.

Sony WI-1000XM2: especificaciones técnicas

Antes de contaros cuál ha sido nuestra experiencia, viene bien repasar cuáles son sus características técnicas. Los WI-1000XM2 son unos auriculares de tipo intrauricular con sujeción por detrás del cuello. Son de tipo cerrado y su respuesta en frecuencia amplia se extiende desde los 3 Hz a los 40.000 Hz, lo que debería darnos sobre el papel un buen resultado.

Estos WI-1000XM2 disponen de una unidad de diafragma híbrida, con un driver de 9 milímetros y su correspondiente armadura balanceada. El imán de estos auriculares, de manera similar al de otros modelos de Sony, es de neodimio, muy utilizado habitualmente por su capacidad de generar campos magnéticos de alta intensidad.

De tipo intrauricular con sujeción por detrás del cuello, los Sony WI-1000XM2 añaden un driver de 9mm, Bluetooth 5.0, NFC y el procesador Noise Cancelling HD QN1 para lograr su cancelación de ruido superior.

Estamos ante unos auriculares inalámbricos con conectividad Bluetooth 5.0, pero también pueden conectarse por cable. La impedancia en este caso es de solo 17 ohmios con la unidad apagada. Además del bluetooth y el cable, otra manera de emparejar estos auriculares con nuestro smartphone, portátil o reproductor es con NFC, marcado con el símbolo oficial de esta tecnología y ubicado en la banda derecha del soporte.

Para la cancelación de ruido se encarga el procesador Noise Cancelling HD QN1, un chipset que combina la cancelación de ruido digital, con el procesamiento de señal de audio de 32 bits y un conversor de digital a analógico con amplificador para auriculares. A esto se le añaden dos micrófonos en la superficie de los auriculares para captar sonidos ambientales y poder ajustar la cancelación de ruido en función del sitio donde nos encontremos.

Sony WI-1000XM2

Acoplamiento

Intrauricular

Recinto

Cerrado

DIAFRAGMA

Dinámico de 9 mm

IMÁN

Neodimio

RESPUESTA EN FRECUENCIA

3 Hz - 40.000 Hz
20 Hz - 20.000 Hz (activo)

CANCELACIÓN DE RUIDO

Sí, Noise Cancelling HD QN1

Conectividad

Bluetooth 5.0, NFC

Carga

USB C

PERFILES BLUETOOTH

A2DP, AVRCP, HFP, HSP

Peso

58 g

Colores disponibles

Plata y negro

Precio

334 euros

Sony WI 1000XM2 - Auriculares Inalámbricos Noise Cancelling (Bluetooth, Sonido Adaptativo, Procesador NC QN1, Diafragma Híbrido HD, DSEE HX, Soporte de Cuello de Silicona, hasta 10h de Batería), Negro

Sony WI 1000XM2 - Auriculares Inalámbricos Noise Cancelling (Bluetooth, Sonido Adaptativo, Procesador NC QN1, Diafragma Híbrido HD, DSEE HX, Soporte de Cuello de Silicona, hasta 10h de Batería), Negro

Diseño: encontrando el punto óptimo entre estabilidad y ligereza

Sony Wi 1000xm2 Analisis

La construcción de estos Sony WI-1000XM2 es excelente, consiguiendo un equilibrio casi ideal entre comodidad, ligereza y calidad de los acabados. Tenemos un formato con soporte para cuello fabricado en una silicona con un tacto muy agradable.

Mientras la banda de cuello es flexible y delgada, el peso recae en los dos bordes donde se esconde toda la circuitería. Esto es bastante importante porque al tener delante el peso, cuando los llevamos parece que se "peguen" mejor al cuello. La banda trasera es muy fina y pese a que no llega a "desaparecer" por el peso de los botones físicos en el lateral izquierdo, sí es suficiente para llevarlos mucho rato sin que resulten molestos.

La construcción y los acabados son excelentes, con una banda trasera muy fina. Pese a que no llegan a "desaparecer", podremos disfrutarlos durante horas y horas de forma cómoda.

En total son 58 gramos, pesando la unidad principal 44 gramos. Un salto significativo respecto a la primera generación que solo el soporte de cuello ya subía a los 61 gramos. Al llevarlos, la sensación es de completa movilidad, pero también nos ofrece estabilidad.

Sony Wi 1000xm2 Logo

Habiendo probado tanto los WH-1000XM3 como los WF-1000XM3, estos WI-1000XM2 me transmiten más libertad que los primeros y más seguridad que los segundos. Al situarse en un punto intermedio son una especie de auriculares "todoterreno".

¿Son unos auriculares para hacer deporte? Estas semanas los he llevado al gimnasio en distintas ocasiones y para la mayoría de ejercicios eran cómodos, pero aquí sí se nota que no son unos 'in-ear' completamente libres. Si estamos en cinta o corriendo de manera moderada se sujetan bien, pero a la que aumentamos la intensidad el bote es mayor y pueden resultar algo incómodos. En ese sentido, y como ya ocurre con los otros modelos de Sony más premium, no estamos ante una línea 'sport' sino más pensada para el día a día, sea en oficina, en casa, por la calle o viajando.

Almohadillas Sony

Para conseguir la mejor cancelación de ruido es clave que el acoplamiento intraural sea el adecuado. Para ello Sony nos ofrece varias soluciones. En primer lugar tenemos las almohadillas. Los Sony WI-1000XM2 vienen con las de silicona híbrida, disponibles en tamaño SS, S y L y otro conjunto de almohadillas que la marca denomina de "triple confort", en tamaños S, M y L y con un acabado más rugoso, que nos ofrecen una sujeción más estable.

La sujeción 'in-ear' está diseñada en ángulo, algo extraña al principio pero muy estable.

El segundo punto que mejora esta sujeción es que están diseñados en ángulo. Al contrario que otros auriculares in-ear, los WI-1000XM2 encajan en la oreja con cierta inclinación. Al principio es algo extraño, pues nos hace creer que no los hemos puesto correctamente. Pero después de varios días de uso te acostumbras y el resultado es bueno.

Nfc

El logo de Sony está presente en los dos lados de los auriculares. En el derecho es donde tenemos el botón de encendido y apagado, que también hace la función de botón de emparejamiento bluetooth si lo dejamos presionado. En el interior, está el puerto jack de 3.5mm y la entrada USB tipo C, tapada con una pequeña pestaña. Mientras, en el lado izquierdo tenemos el NFC, marcado con su correspondiente logo.

Al contrario que en otros auriculares de Sony, no tenemos gestos táctiles para controlar la música. Se opta por controles físicos.

De los dos laterales surgen los cables, teniendo en el derecho un accesorio físico para controlar la música con botones, desde subir o bajar el volumen, parar la canción o el botón de encendido. Es un añadido práctico que en ocasiones viene bastante bien, pero nos hubiera gustado que estuviera implementado de otra forma. Consideramos que aporta un pequeño peso innecesario y a nivel visual resta atractivo. Quizás en próximas generaciones pueda ser sustituido por gestos táctiles en el soporte de cuello, ya que no tenemos ninguno, o alguna otra solución que no empañe el minimalismo que en general ofrecen estos WI-1000XM2.

Sony Wi 1000xm2 Auriculares

Para que queden más recogidos cuando no los tenemos puestos, los dos auriculares son ligeramente magnéticos para mantenerse unidos. Además, Sony nos ofrece una compacta funda para poder llevarlos. Los Sony WI-1000XM2 incorpora su propio cable de audio, su cable USB C para cargar y un adaptador de doble jack para vuelos. Estamos ante unos auriculares de gama alta y a nivel de diseño el resultado es óptimo, transmitiendo en todo momento que estamos ante unos auriculares cuidados al detalle.

Sonido y cancelación de ruido: impresiona cómo unos auriculares tan pequeños ofrecen este nivel

Wi 100xm2 Lateral

Las campanas de 'Hells Bells' son el inicio del disco 'Back in Black' de AC/DC, en calidad Hi-Res (24 bits y 96 kHz), que utilizo como referencia para comprobar la calidad de sonido. Y tanto la voz de Brian Johnson como la guitarra de Angus Young se escuchan de manera impecable en estos Sony WI-1000XM2.

Después de haber probado los mejores auriculares Bluetooth del mercado, en mi opinión estos WI-1000XM2 se sitúan a un nivel excelente, equiparándose con los WH-1000XM3 sin problemas pese a que el formato intrauricular no es el más apropiado para conseguir la experiencia más redonda. Si estáis buscando unos auriculares in-ear bluetooth, bajo mi experiencia estos Sony WI-1000XM2 actualmente son los que mejor suenan. Por encima de los AirPods Pro y de los WF-1000XM3.

Si estáis buscando unos auriculares in-ear bluetooth, bajo mi experiencia estos Sony WI-1000XM2 actualmente son los que mejor suenan. Por encima de los Apple AirPods Pro y de los Sony WF-1000XM3.

Durante estas semanas he ido probando estos auriculares (al mismo tiempo que otros de la competencia) con música de todo tipo: rock, pop, jazz, clásica... y la valoración en general es muy positiva. Además de archivos en alta calidad, los he utilizado a través del móvil y el ordenador con servicios de streaming como Spotify y Tidal en sus versiones Premium. Para aquellos que no dispongan de acceso a archivos de alta calidad, Sony ofrece su Digital Sound Enhancement Engine HX (DSEE HX), que convierte la señal y los aproxima a la calidad del audio de alta resolución.

Pese a elevar el volumen al máximo, el nivel de presión sonora no se hace molesto y lo más importante, la distorsión es mínima. En mi caso, la mayoría del tiempo he utilizado estos auriculares al 80% del volumen y no he notado fatiga. Las voces son claras y cristalinas, los agudos muy claros, el sonido está plagado de matices y la fidelidad sorprende en un primer momento viniendo de unos auriculares in-ear. De hecho, su calidad de sonido me parece incluso más acorde a unos auriculares circumaurales.

Con su diafragma dinámico de 9 mm, los Sony WI-1000XM2 prometen graves profundos y medios claros. Aquí el resultado es bueno, pero como aficionado a la música heavy quizás me ha faltado algo de "garra" en estos tonos más graves. El nivel es muy elevado y la capacidad de pegada es buena, pero no diría que por fin hemos alcanzado el nivel que muchos desearíamos. Porque al final es un rango de frecuencias difícil de implementar en unos auriculares así y "forzarlo", sea por ecualizador o en la construcción, podría haber descompensado el resto. Afortunadamente, Sony una vez más da con la tecla en sonido ofreciéndonos la mejor experiencia en su segmento.

Wi 1000xm2 Enrique

Para la cancelación de ruido he tenido la oportunidad de realizar cuatro viajes, dos de ida y dos de vuelta a Londres. Además de incontables horas en casa, con la autopista enfrente, horas de paseo por la ciudad y varios días en la cafetería trabajando. ¿El resultado? De nuevo sobresaliente. La conocimos con los WH-1000XM3 y nos convenció bastante en los WF-1000XM3 y en los WI-1000XM2 se repite resultado, con un nivel muy cercano a sus auriculares estrella.

No vamos a engañarnos, la cancelación de ruido de los WH-1000XM3 es superior. Solo por su formato, el nivel de aislamiento es muy superior. Pero ojo, porque también es mucho más notable la presión sonora.

La cancelación de ruido de estos Sony WI-1000XM2 es la más agradable que he escuchado hasta la fecha. Y con una efectividad que en la mayoría de situaciones se equipara a la de los excelentes WH-1000XM3.

Por ejemplo, cuando nos subimos a un avión con los WI-1000XM2, el ruido del motor en plena arrancada se sigue escuchando salvo que tengamos la música a un nivel alto. En los WH-1000XM3 con poner la música ya servía para frenar este ruido. Es un caso extremo, pero sí es cierto que si los llevamos al límite veremos diferencias. Aunque esto no desmerece en ningún caso el resultado de estos WI-1000XM2, pues prácticamente en todo el resto de situaciones anula por completo el ruido y con un impacto sobre el sonido y nuestra comodidad mucho menor.

Sonidos como el ruido de los coches o las conversaciones de la mesa de al lado quedan completamente anulados. El algoritmo de Sony es muy efectivo para eliminar sonidos ambientales, gracias al uso de dos micrófonos, uno de alimentación y otro de retroalimentación. Para entender cuál es el ruido exterior y adaptarse a él. Para procesar este cálculo, los Sony WI-1000XM2 llegan con su propio procesador, el chipset Noise Cancelling HD QN1.

App Noise Cancelling La aplicación de Headphones Connect permite configurar con gran detalle la cancelación de ruido.

Esta cancelación de ruido puede ser modificada desde la aplicación Headphones Connect. Desde la app podemos establecer 20 niveles diferentes de cancelación de ruido y adaptarla en función de si estamos sentados, caminando, corriendo o en transporte. Un control que se realiza de manera automática, pues los auriculares identificarán si nos estamos moviendo para atenuar el sonido en función.

La cancelación de ruido es probablemente el factor diferencial de estos WI-1000XM2 y Sony actualmente es el fabricante que mejor resultado ofrece. Si queréis el mejor aislamiento pero no queréis tener unos auriculares que os cubran toda la oreja, estos WI-1000XM2 son entonces el modelo que mejores prestaciones ofrece.

Aplicación Headphones Connect y experiencia de uso

App Sony

Una de las fortalezas de los auriculares de Sony es su aplicación. Mientras algunas marcas tienen una app casi por compromiso, la de Headphones Connect está cuidada, ofrece opciones de varios estilos y es una herramienta que sí se utiliza en el día a día.

Tenemos una aplicación bien organizada y con algunos elementos gráficos para hacerla más visual. En la parte superior encontramos el nombre y dibujo del auricular que tengamos enlazado, junto al porcentaje de batería y las opciones activas. En un segundo nivel se encuentra el control de sonido adaptativo. Aquí veremos si estamos sentados o moviéndonos y cuál es el nivel de cancelación de ruido.

Seguidamente se encuentra el optimizador de cancelación de ruido, para detectar la presión atmosférica. Es muy útil en aviones, para que la presión sonora ejercida sobre nuestras orejas siga siendo cómoda. Sony ofrece también un ecualizador, un reproductor, la opción de priorizar la calidad de sonido o la estabilidad, configurar la función del botón de encendido y finalmente la opción de programar el apagado automático después de cerrar el bluetooth.

Echamos en falta la presencia de gestos táctiles o de algún sensor que pueda configurar automáticamente los auriculares en función de si los tenemos puestos o no. Otros auriculares de la marca sí lo añaden, pero en estos WI-1000XM2 esa opción no está presente.

Reality Audio 360

Sony incorpora en estos WI-1000XM2 compatibilidad con 360 Reality Audio, su sistema de sonido holofónico. Para utilizarlo, en primer lugar deberemos analizar la forma de nuestra oreja ya que este tipo de sonido de basa en la cavidad de nuestras orejas para generar ese efecto. Una vez la aplicación ya tiene los parámetros, únicamente necesitaremos un servicio de música que ofrezca archivos de audio grabados en sonido 360º.

Algunas de las aplicaciones disponibles son 360 by Deezer, nugs.net y Tidal. En nuestra caso aprovechamos la suscripción de pago premium de esta última para escuchar alguna canción. La sensación es curiosa. Mientras giramos la cabeza, la música parece que sigue en el mismo punto, transmitiéndonos como si estuvieran ahí los instrumentos. Es un efecto interesante y que puede tener recorrido, aunque por el momento bajo nuestra opinión no deja de ser algo muy específico.

A nivel de uso, la conexión Bluetooth es estable y aunque no son los más rápidos en emparejarse, ningún pero en este apartado. Comentar que cuando se están cargando no funcionan a través del Bluetooth, algo que ya hemos visto en otros modelos. No tenemos aptX HD, ya que en esta ocasión en vez de apostar por Qualcomm, Sony aprovecha su propio LDAC de audio HD.

Al utilizarlos para llamadas, los auriculares cuentan con función de manos libres y la calidad del audio es correcta. Si bien no destacaríamos este apartado, al menos en comparación con la sobresaliente cancelación de ruido y nivel de sonido que ofrece en general.

El soporte de cuello está para mejorar la autonomía

Sony Wi 1000xm2 Enrique Avion

La autonomía de los WI-1000XM2 es buena, pero no sobresale respecto a lo que esperábamos para unos auriculares con soporte de cuello. Aquí ocurre una cosa y es que la relación energía-tamaño de todas las baterías suele ser la misma. A más grande es un dispositivo, más batería puedes colocar. Por esta razón, estos auriculares de Sony tienen menos autonomía que sus hermanos mayores (los WH-1000XM3), pero más que los pequeños (WF-1000XM3).

A nivel teórico, los Sony WI-1000XM2 prometen 10 horas de autonomía con cancelación de ruido activa escuchando música de manera continua, subiendo hasta las 12 horas con el modo sonido ambiente y hasta las 15 horas de autonomía sin cancelación. Sobre el papel son cifras bastante generosas. En nuestras pruebas durante estas semanas, hemos visto que las cifras son bastantes parecidas.

En nuestras pruebas hemos obtenido más de 9 horas de autonomía utilizando la cancelación de ruido activa y el volumen al 80%. Unos resultados muy convincentes para un producto que al final pesa únicamente 58 gramos.

Utilizando la cancelación de ruido activa y el volumen al 80%, la autonomía se ha situado por encima de las 9 horas, aunque si somos más conservadores y utilizamos el modo ambiente, vamos intercambiando con tiempo en reposo y bajamos el sonido cuando no hace falta, hemos logrado estirar la autonomía por encima de las 10 horas. Lo que más me ha gustado es que al final son unos auriculares para utilizar con la cancelación de ruido y su autonomía es buena aunque la tengamos activa siempre. La diferencia entre tenerla activa o no es baja a la hora de conseguir más horas, por lo que no vale la pena salvo que lo queramos por algo en concreto.

Sony Wi1000xm2 Usb Tipo C

Digamos que la medida de los WI-1000XM2 es un viaje internacional. Su autonomía es más o menos esa, unas 8-10 horas. Quizás en los viajes más largos no aguante el 100% del tiempo, pero debería ser suficiente para poder tener música durante la mayor parte del trayecto. Habiendo viajado con ellos en vuelos europeos, comentar que de Barcelona a Londres, me consumió poco más de un 20% de la autonomía.

A la hora de cargarlos, los WI-1000XM2 no utilizan estuche de carga. Lo que para mi es una ventaja respecto a los modelos in-ear. Tenemos un puerto USB tipo C y un pequeño cable. En menos de tres horas y media se realiza la carga completa, prometiendo Sony una carga rápida de en 10 minutos tener 80 minutos de autonomía. Algo que sí podemos decir que se cumple.

Sony WI-1000XM2: la opinión de Xataka

Sony Wi 1000xm2 Color

Los Sony WI-1000XM2 me han hecho replantearme cómo me siento más cómodo escuchando música durante mi día a día. A nivel personal utilizo habitualmente cascos circumaurales inalámbricos, pero con estos WI-1000XM2 Sony me ofrece dos cosas: un diseño mucho más liviano y confortable para el día a día y una calidad de sonido y cancelación de ruido equiparable a la de los WH-1000XM3.

Es cierto que si buscamos el máximo aislamiento, los WH-1000XM3 por su propio formato son más apropiados. Pero la diferencia en ambientes urbanos es mínima. De hecho, la presión de esta cancelación de ruido me ha parecido mucho menor y más agradable. Es ponerse los cascos y no escuchar nada de fuera, pero tampoco tienes la sensación en ningún momento que se está aplicando un procesado en el sonido y una presión en la oreja que esté bloqueando esas frecuencias del exterior.

A nivel de sonido tenemos un resultado soberbio y fidedigno. Para los amantes de la música, estos auriculares top satisfarán sus necesidades. Salvo quizás en las notas más graves, donde de nuevo por el tipo de formato se quedan algo cortos.

Los Sony WI-1000XM2 tiene dos aspectos ganadores: un diseño mucho más liviano y confortable para el día a día y una calidad de sonido y cancelación de ruido equiparable a la de los WH-1000XM3.

Si estáis buscando unos auriculares para hacer deporte, estos WI-1000XM2 no serán los más apropiados. Son unos auriculares ideales para el día a día, para la oficina, para teletrabajar, para pasear, para el transporte público, para viajar. Son extraordinariamente cómodos, cuando llevas un rato te olvidas que los llevas.

No son unos auriculares económicos. Su franja de precio se encuentra alrededor de los 300 euros, pero con todo lo que ofrecen tienen argumentos más que de sobra para justificar la inversión. Estamos ante los auriculares bluetooth con cancelación de ruido más equilibrados y completos de Sony, un punto intermedio que aúna en un mismo producto movilidad, calidad de sonido, autonomía y cancelación de ruido superior.

Este producto ha sido cedido para la prueba por parte de Sony. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Más información | Sony

Sony WI 1000XM2 - Auriculares Inalámbricos Noise Cancelling (Bluetooth, Sonido Adaptativo, Procesador NC QN1, Diafragma Híbrido HD, DSEE HX, Soporte de Cuello de Silicona, hasta 10h de Batería), Negro

Sony WI 1000XM2 - Auriculares Inalámbricos Noise Cancelling (Bluetooth, Sonido Adaptativo, Procesador NC QN1, Diafragma Híbrido HD, DSEE HX, Soporte de Cuello de Silicona, hasta 10h de Batería), Negro

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios