Roomba i3+, análisis: el candidato a mejor robot aspirador en calidad precio de iRobot no renuncia a su esencia premium
Análisis

Roomba i3+, análisis: el candidato a mejor robot aspirador en calidad precio de iRobot no renuncia a su esencia premium

Con este Roomba i3+, iRobot se ha puesto ante sí un reto de altura: reunir algunas de las características más premium de la marca, como son sus rodillos de goma o el depósito autolimpiable, y renunciar a otras con el objetivo de diseñar un modelo capaz de salir airoso en la dura pugna por el mejor robot aspirador en calidad precio. Probamos a fondo el Roomba i3+ para averiguarlo.

Ficha técnica del Roomba i3+

iRobot Roomba i3+

Dimensiones

Robot: 34,2 cm diámetro y 9,25 cm altura
Base: 31 cm ancho x 38,35 cm fondo x 48,26 cm alto

Peso

3,18 Kg

Capacidad del depósito

-

Filtro

Alta eficiencia capaz de capturar hasta el 99% del polen del ambiente, el moho, los ácaros provenientes del polvo y los alérgenos de gatos y perros (según la marca)

Conectividad

WiFi, compatible con Amazon Alexa y Google Assistant

App

Programable

Navegación inteligente

Qué hay en la caja

Robot aspirador, estación de carga Home base, dos bolsas de limpieza, cable, un filtro adicional

Batería

Sin datos del fabricante

Autonomía

Aproximadamente 90 minutos

Tiempo de carga

Aproximadamente 2 horas

Precio

699 euros
iRobot Roomba i3552 - Robot Aspirador con mapeo, Wi-Fi y Vaciado automático de la Suciedad - Ideal Mascotas - Sugerencias Personalizadas - Compatible con asistentes de Voz y Coordinación Imprint

iRobot Roomba i3552 - Robot Aspirador con mapeo, Wi-Fi y Vaciado automático de la Suciedad - Ideal Mascotas - Sugerencias Personalizadas - Compatible con asistentes de Voz y Coordinación Imprint

El diseño de siempre con un toque chic

Roomba I3

Como la vasta mayoría de robots aspiradores de la marca, el Roomba i3+ (aunque hay excepciones como el Roomba s9+) tiene forma de cilindro achatado. La primera impresión que me llevo al sacarlo de la caja es que parece más compacto y liviano que otros modelos de iRobot que he probado. Y sí, es sensiblemente más ligero que el Roomba i7+, aunque comparte diámetro y altura. Que pese 200 gramos menos tampoco afecta mucho al usuario, ya que lo normal es que el robot se mueva solo. Eso sí, si optamos por llevarlo en las manos, hay que tener en cuenta que no tiene asa para trasladarlo y el Roomba i7+ sí, por lo que una cosa por la otra.

Que visualmente dé la sensación de ligereza tiene una explicación: el minimalismo de su diseño. Este Roomba i3+ cambia los acabados brillantes metálicos (aunque en realidad es plástico) habituales de otros modelos por un juego de dos texturas, una de plástico mate y otra de tejido. Si le das mucha importancia a la estética de tu hogar, el diseño de este robot aspirador puede que sea un plus, aunque también te digo que su voluminosa base no es lo más discreto del mundo. Pero sí que es útil.

Esta base se encarga de extraer la suciedad acumulada en el depósito del robot aspirador, lo que presenta dos ventajas y un inconveniente. Si eres alérgico, minimizarás la exposición al polvo y la suciedad ya que solo te tocará lidiar mínimamente con ello al sacar la bolsa, aunque ya veremos más adelante que eso se produce de forma muy limpia y de ciento a viento.

Que se vacíe solo se traduce en que aunque su depósito de suciedad sea pequeño, va a ser muy difícil que este se llene y por tanto deje de absorber suciedad, algo que suele pasar si tenemos que vaciarlo nosotros porque habitualmente desoímos la recomendación del fabricante y no lo limpiamos tras cada uso. ¿Y lo malo? Que la operación automática de vaciado del depósito es corta pero extremadamente ruidosa.

Img 9193

Pero volvamos a este bonito robot aspirador. En la parte superior tiene tres botones: la casita para enviarlo a la base, Spot Clean para limpieza localizada y el botón de CLEAN, el más grande y en posición central.

Alrededor de este botón hay una luz LED que nos informará del estado en función del color y el modo de iluminarse:

  • Parpadeo en blanco cuando se está cargando
  • Se ilumina en blanco cuando está completamente cargado
  • Parpadea en rojo cuando la batería es baja
  • Pasa a azul cuando vuelve a la base
  • Parpadeo en azul cuando detecta una zona con suciedad

Terminamos el parte superior encontramos con el sensor RCON, que sirve para detectar la posición de la base. En el frontal dispone de un sensor de choque para la detección de obstáculos como paredes. En la parte de abajo cuenta con cuatro sensores de desnivel que evitarán que el robot se caiga de las escaleras y un sensor óptico de seguimiento del suelo para optimizar su trayectoria trazando líneas, el principal responsable de su navegación.

Como curiosidad, este mismo sensor también se encuentra en los Roomba i7/s9 y en la Serie 900 de Roomba, que además lo acompañan con una cámara, algo de lo que carece el Roomba i3+. Más adelante veremos dónde pasa factura esta ausencia.

Boca Abajo

Merece la pena detenerse en el robot patas arriba porque uno de sus puntos fuertes son precisamente sus dos rodillos centrales de goma. Este material y disposición es habitual en la gama alta de iRobot, destacando por su mayor durabilidad y capacidad para atrapar pelos (muy interesante si tu hogar tiene mascotas).

Configuración y puesta a punto

Para empezar a limpiar basta con sacar el Roomba i3+ de la caja, retirar todas las protecciones, poner la base en un lugar donde disponga de espacio suficiente para salir (recomendable que cuente con al menos un metro a los lados y por delante) y conectarla. A partir de aquí, tienes dos opciones: pulsar sobre el botón de CLEAN o hacer uso de su conectividad para controlarlo desde la aplicación o con asistentes de voz.

Aunque es cierto que este robot aspirador incorpora la inteligencia necesaria para optimizar la trayectoria que sigue durante el proceso de limpieza, no permite identificar y actuar sobre zonas de limpieza prefijadas por el usuario. O lo que es lo mismo, carece de la utilísima función de limpieza por habitaciones, una tarea que habitualmente se puede hacer desde la aplicación.

Más adelante tendremos la oportunidad de profundizar en su aplicación, pero os anticipo que uno de los puntos fuertes de iRobot en este sentido es su diseño y facilidad de uso, algo que se nota desde el principio.

Tanto en el manual como en la app verás cómo hacerlo paso a paso, pero aquí tienes un resumen:

1) Descarga la aplicación de iRobot en tu teléfono y crea una cuenta. Confírmala y accede a ella.

2) Pulsa sobre "Añadir un robot" y busca el modelo Roomba i3+.

App Config

3) Bautiza a tu Robot (algo que te servirá por ejemplo para pedírselo a Alexa o a Google Assistant).

4) En el paso siguiente verás las redes Wi-Fi que están a tu alcance. Busca la tuya y añade la contraseña

5) Coloca el robot sobre la base y pulsa a la vez los botones "Home" y "Spot" hasta que oigas un pitido. El robot acaba de pasar a modo escucha

6) En este momento la app buscará el robot, mostrándolo en pantalla. Solo hay que seleccionarlo y esperar unos segundos hasta que se complete la configuración. Si hay actualizaciones disponibles, se instalarán.

Cómo es la limpieza

Como ya hemos visto previamente, el Roomba i3+ cuenta con bazas para la limpieza de la gama alta como el sistema de doble cepillo de goma propios de la gama alta, y un sistema de navegación que le permite limpiar de forma sistemática siguiendo líneas rectas, según la marca.

Asimismo, iRobot explica que su potencia es 10 veces superior a la de la serie Roomba 600 – sin especificar – y que el aspirador aprende dónde se acumula más suciedad para limpiar más a fondo en dichas áreas. Esto es lo que dice el fabricante pero ¿cómo se traduce en la práctica?

Img 9172

Lo ideal para lograr los mejores resultados de limpieza con un robot aspirador es lanzarlo a limpiar en una casa despejada, esto es, recogiendo cables, subiendo las sillas del comedor, quitando obstáculos... pero nosotros solemos desoír estas recomendaciones para ver qué tal se comporta. Y siendo sinceros, porque sabemos que vosotros tampoco lo hacéis.

Su modus operandi habitación por habitación consiste en hacer el perímetro interior y posteriormente cubrir el área trazando líneas y la verdad es que sorprende su pericia navegando. La prueba la podemos ver en el mapa de la app: aparece en verde el plano de nuestra casa y ese color indica que el robot ha pasado por allí. Normalmente limpiar nuestra casa le lleva aproximadamente una hora, quizás unos 10 minutos más que los modelos smart más rápidos que hemos probado.

En estas semanas de prueba se ha quedado encerrado algunas veces en habitaciones (el solo se cierra la puerta), no ha podido bajar de nuestra maraña de cables del salón y no entra bajo las patas de las sillas del comedor, pero sí bajo las de la cocina (cabe en las dos, pero estas últimas son más estrechas). A su favor, sí que es capaz de empujar las cortinas que están situadas en la puerta de la terraza y que van hasta el suelo, algo que modelos con sistemas de navegación más avanzados suelen evitar.

Img 9191

Respecto a la potencia no tenemos quejas: es capaz de aspirar migas, pelos, polvo y arenilla de forma general, si bien se le resisten las esquinas, donde se acumula algo de suciedad. En casa tenemos una alfombra de pelo fina y se ha subido sin problema a ella, aspirándola sin mayor problema. No hay una succión especial en estos textiles, por lo que se limita a aspirar como el resto del suelo. Aunque le da un buen repaso que puede ser suficiente de forma superficial para el día a día, dista de lograr los resultados de nuestro aspirador de trineo en alfombras.

El Roomba i3 dispone de una herramienta adicional para cuando queramos realizar una limpieza más profunda: pasar más veces. Por defecto está marcado la opción automática, de modo que es el propio robot el que determina incidir más, algo que en la práctica sucede en habitaciones pequeñas. Si el espacio a limpiar es grande, entonces solo pasa una vez, por una cuestión de optimización de batería.

No obstante tenemos la opción de cambiar de una a dos pasadas desde la aplicación, algo que puede ser útil si el suelo está muy sucio. En nuestro caso hemos probado a limpiar toda la casa con doble pasada y el robot se ha quedado sin batería aproximadamente a la hora y media. Lo bueno es que el solo vuelve a la base para cargarse y retoma la limpieza donde lo había dejado, aunque tendremos que esperar.

Cómo es la app

Aunque podemos usar el aspirador olvidándonos de su conectividad simplemente pulsando sobre CLEAN, con la app podremos exprimir a fondo las virtudes del Roomba i3+.

iRobot dispone de la misma aplicación para todos sus robots conectados, si bien es cierto que las opciones y funciones son diferentes en función de sus características. Así, con este Roomba i3+ por ejemplo no podremos seleccionar una habitación para una limpieza localizada, algo que sí es posible hacer con aquellos que cuentan con sistemas de navegación inteligente. En todo caso, la aplicación de iRobot brilla en cuanto a diseño claro y manejo intuitivo.

Lo más frecuente y básico que vamos a realizar es darle al "PLAY" para que comience la limpieza de toda la casa (aunque siempre puedes hacer el apaño manual de cerrar puertas o dejarlo "confinado" en una estancia). A partir de aquí, verás la evolución de la limpieza en el mapa con un área en verde. Si todo va bien, volverá a la base y recibirás el aviso...y sino, como puede verse en la última imagen, tendrás que ir a rescatarlo.

Aplicacion

¿Qué mas puedes hacer desde la aplicación?

  • Vaciar el depósito del robot (aunque lo hace de forma automática tras cada limpieza).

  • Pausar y reanudar la limpieza

  • Programación de limpiezas eligiendo días y horas

  • Visualizar el historial de limpiezas con la fecha y el tiempo requerido.

  • En cuidado y mantenimiento comprobarás el estado de las principales piezas con instrucciones para su limpieza y sustitución.

  • Desde Configuración puedes cambiar la red Wi-Fi, cambiar el idioma desvincular el robot o reestablecer los valores de fábrica.

Mantenimiento

Con este Roomba i3+, iRobot ha "acercado" una característica premium, hasta ahora exclusiva de la gama alta de la marca, a un modelo más asequible como este: el depósito que se vacía solo. Cada vez que el robot vuelve a la base, esta succiona la suciedad del depósito en unos ruidosos pero escasos segundos, llevándola hasta una bolsa que se ubica en la parte superior de la torre.

Afortunadamente el sistema es idéntico en todos los modelos de iRobot, por lo que podremos usar las mismas bolsas. Según iRobot la capacidad de las bolsas da para unos 60 días, pero en mi experiencia duran bastante más.

Que se limpie solo resulta muy cómodo porque reduce la necesidad de preocuparse en vaciar el depósito a menudo, pero también tiene su aplicación para personas con problemas de alergias, ya que se minimiza el contacto con la suciedad. Cuando la bolsa se llena, simplemente abrimos la tapa, tiramos de la pieza que lo fija y la bolsa se cerrará sola con un mecanismo rápido, fácil y robusto. No tocas el polvo en ningún momento.

Sistema Bolsa

Tanto en el manual como en la propia aplicación podemos encontrar cómo ha de ser el mantenimiento y cuidado de la Roomba i3+, pero no tiene mucha complicación:

  • Para acceder al depósito del robot, simplemente lo pondremos boca abajo y pulsaremos la pestaña para liberarlo simplemente tirando de él.

  • El filtro está situado en un lado, por lo que solo necesitaremos poner la pieza a la vista y tirar de ella. Una vez extraído, podremos limpiarlo.

Filtro

Según iRobot, estas son las frecuencias de limpieza y renovación recomendadas:

Frecuencia mantenimiento

Frecuencia sustitución

Depósito

Cuando se necesite

-

Filtro

Una vez a la semana (dos si tienes mascota)

Cada 2 meses

Cepillo lateral

Cada mes

Cada 3 meses

Sensores de depósito lleno

Cada 2 semanas

-

Rueda pivotante

Cada 2 semanas

Una vez al año

Cepillo multisuperficie

Una vez al mes (dos si tienes mascota)

Una vez al año

Sensores y contactos de carga

Cada mes

-

Roomba i3+, la opinión de Xataka

Img

El resumen de mi experiencia con el Roomba i3+ es que es muy cómodo y fácil de usar, recorre bastante bien mi casa, la aspiración de suelos y alfombras es adecuada y para una limpieza diaria de batalla cumple tanto en resultados como en autonomía.

Habitualmente cuento con el Roomba i7+ como mi robot aspirador residente, así que estas semanas con el Roomba i3+ podrían suponer a priori un paso atrás. Después de todo, el modelo que estamos analizando es inferior en prestaciones. Y sí, lo es: lo he notado en que estoy acostumbrada a mandarlo a limpiar el suelo del baño después de pasarme la plancha o de hacer lo propio en la cocina tras preparar la comida. Está claro que para alguien que tira de la aplicación para la limpieza por zonas esta ausencia es una faena, pero no todo el mundo lo necesita. Quien busque una interfaz simple y no requiera de esta función, no representa mayor problema.

También toca poner en la balanza todo lo demás: cuenta con idéntico sistema de rodillos, los resultados de la aspiración son similares, la aplicación es igual de sencilla y agradable y al terminar me olvido de vaciar el depósito. Ahora bien, el Roomba i7+ cuesta 899 euros por los 699 euros del Roomba i3+. Doscientos euros de diferencia que pueden igualar la balanza.

Con todo, también toca poner en perspectiva el Roomba i3+ frente a la competencia. Este gama media de iRobot se encuentra en el rango de precios de buques insignias como el Conga 7090) o Roborock S6 MaxV, por lo que barato tampoco es.

Eso sí, iRobot cuenta con algunos ases más en la manga: su algoritmo de navegación es de lo más depurado y la aplicación de la firma norteamericana destaca por encima del resto por su cuidadísima interfaz. Y también hay un plus intangible que atrae: la marca es toda una institución en el sector por calidad y durabilidad.

Es importante resaltar que el Roomba i3+ se diferencia del Roomba i3 a secas en la base, siendo el modelo plus que hemos analizado el que cuenta con ese "armatoste" ese que vacía el depósito de forma automática. Si vais por el modelo Roomba i3, el precio es de 449 euros. Por lo que si no sois alérgicos y/o no os importa tocar el polvo, es un ahorro considerable.

En definitiva, este Roomba i3+ es un modelo muy recomendable para quien busque un robot aspirador fácil de usar, con conectividad, buenos resultados y de una marca de referencia.

iRobot Roomba i3552 - Robot Aspirador con mapeo, Wi-Fi y Vaciado automático de la Suciedad - Ideal Mascotas - Sugerencias Personalizadas - Compatible con asistentes de Voz y Coordinación Imprint

iRobot Roomba i3552 - Robot Aspirador con mapeo, Wi-Fi y Vaciado automático de la Suciedad - Ideal Mascotas - Sugerencias Personalizadas - Compatible con asistentes de Voz y Coordinación Imprint

Este producto ha sido cedido para la prueba por parte de iRobot. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Inicio