Publicidad

Roomba s9+ + Braava Jet m6, análisis: un equipo tan galáctico en calidad como en el precio

Roomba s9+  + Braava Jet m6, análisis: un equipo tan galáctico en calidad como en el precio
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Si el año pasado presentaba un original robot aspirador que se limpiaba solo – el Roomba i7+ –, iRobot resuelve la tarea de aspirar y fregar de una forma diferente al resto: con dos robots independientes (y que se pueden comprar por separado) trabajando sincronizados. Hemos probado el combo Roomba s9+ + Braava Jet m6 y esta ha sido nuestra experiencia.

Especificaciones técnicas

iRobot Roomba s9+

Braava Jet m6

Dimensiones

Robot: 31,5 x 30,5 x 8,9 cm
Base: 31 cm ancho x 38,35 cm fondo x 48,26 cm alto

Robot: 27 x 25,2 x 9 cm cm

Peso

3,37 Kg

2,2 kg

Capacidad del depósito

-

Aproximadamente 0,4 L

Filtro

captura el 99 % de los alérgenos del polen y del moho

-

Conectividad

redes Wi-F de 2.4 y 5 GHz, compatible con Amazon Alexa y Google Assistant

redes Wi-F de 2.4 y 5 GHz, compatible con Amazon Alexa y Google Assistant

App

Programable

Navegación inteligente con mapeo

Sí, iAdapt 3.0 y la tecnología vSLAM y Imprint Smart Mapping

Sí, iAdapt 3.0 y la tecnología vSLAM y Imprint Smart Mapping

Qué hay en la caja

Robot aspirador, estación de carga Home base, dos bolsas de limpieza, cable, pared virtual Wall Dual y un recambio para el filtro y para el cepillo lateral

Robot aspirador, estación de carga Home base, 2 paños para fregar el suelo, 1 paño para pasar la mopa en seco, 1 paño lavable para fregar el suelo, 1 paño lavable para pasar la mopa en seco, Muestra de producto de limpieza Braava jet para suelos

Batería

Sin datos del fabricante

Sin datos del fabricante

Autonomía

Aproximadamente 2 horas

Aproximadamente 3 oras

Tiempo de carga

Aproximadamente 2 horas

Sin datos del fabricante

Precio

1.499 euros

699 euros

Robot aspirador iRobot Roomba S9+ con vaciado automático

Robot aspirador iRobot Roomba S9+ con vaciado automático

iRobot Braava m6134: Robot fregasuelos con WiFi, pulverizador a presión y navegación Superior Áreas Grandes, Friega y Pasa la mopa Recarga y reanudación automática programable por App, Blanco

iRobot Braava m6134: Robot fregasuelos con WiFi, pulverizador a presión y navegación Superior Áreas Grandes, Friega y Pasa la mopa Recarga y reanudación automática programable por App, Blanco

Diseño

Como anticipábamos en la intro, la propuesta para aspirar y fregar es diferente a marcas como ECOVACS, Xiaomi o Cecotec. Así, mientras que la inmensa mayoría de los fabricantes apuesta por un accesorio donde fijar una mopa y un depósito para ir bombeando agua, iRobot lo resuelve con dos electrodomésticos diferentes.

Esto se traduce en que si queremos aspirar y fregar necesitamos los dos robots, dos enchufes y una ubicación propicia para instalarlos... y ojo porque esto parece una tontería pero no lo es: se requiere al menos un metro a derecha, izquierda y frente para que los robots salgan adecuadamente. Dicho esto, procedemos a repasar el diseño de ambos.

Por

El Roomba s9+ sigue la estela de la autolimpieza del buque insignia del año anterior, por lo que también vamos a encontrarnos una voluminosa base de carga prácticamente idéntica a la de su antecesor.

A partir de aquí, comienzan los cambios: iRobot ha modificado la forma de su flagship de modo que ya no es un cilindro, sino que tiene forma de D como los Neato. Y es más compacto, consecuencia directa de no necesitar un depósito grande puesto que se vacía con cada limpieza y de una navegación inteligente que optimiza la capacidad de la batería, por lo que puede ser de menor tamaño. Os anticipo que el resultado de este cambio en forma y tamaño se nota en la limpieza: llega mejor a las esquinas y se mete mejor por los huecos. Por cierto, su aspecto negro mate con detalles dorados luce de lo más premium.

Room

En la parte de arriba localizamos la cámara habitual de las gamas altas de la firma americana: una cámara que sirve a ambos robots tanto para elaborar los mapas de nuestro hogar como para posteriormente, desplazarse y orientarse en ellos. Como consecuencia, iRobot recomienda que los primeros ciclos de limpieza se realicen a diferentes horas del día para que se adapte a diferentes escenarios. Además, no podemos usarlo sin luz porque la cámara no ve.

No obstante, lo he probado casi a oscuras y sigue recorriendo la habitación. Y es que en la parte superior hay un anillo que se ilumina, de modo que alumbra mínimamente el entorno para que con poca luz pueda trabajar de forma aceptable. Cuando este anillo se ilumina en rojo nos estará avisando de un error y en azul significa que retorna a la base.

Si pulsamos sobre el anillo de luz, accederemos al depósito y el filtro. Para concluir nuestra inspección de la parte superior, tres botones y el sensor RCON, encargado de detectar la base. Y siguiendo con la sensórica, nos topamos con el sensor de seguimiento de paredes en el lateral y en la parte inferior, sensores de desnivel y de seguimiento del suelo, en ambos casos para controlar en todo momento la superficie por dónde va y evitar desniveles.

Bocabajo

Ya en la parte de abajo encontramos un cepillo lateral y los cepillos de goma, presentes en la gama alta y media de iRobot, más efectivos a la hora de atrapar los pelos y con mayor durabilidad que los que están compuestos de cerdas. Pero incluso aquí también hay modificaciones: la forma de D del nuevo buque insignia ha posibilitado que estos cepillos puedan ser más grandes (un 30% detallan en su web), ya que ya no están limitados por las ruedas. Otro cambio: ahora el cepillo lateral tiene cinco puntas en lugar de tres.

También nos topamos con las ruedas y con un elemento esencial en la particularidad de estos robots que se vacían de forma automática: el punto de extracción por el que la base succionará el contenido del depósito.

Brava

Pero no está solo en su misión de limpieza. Como el resto de Braavas de iRobot, la Jet m6 tiene forma de prisma cuadrado y unas dimensiones bastante reducidas. La parte de arriba es muy similar a su compañera de labor, esto es, con tres botones, el sensor RCON, la cámara y un anillo de luz similar al de la Roomba s9+. Como antes, pulsando sobre el anillo accederemos al depósito, que esta vez no almacena suciedad, sino agua.

En los laterales encontramos otro sensor más para paredes, un pulverizador que será el que literalmente escupa el agua para fregar y un botón para soltar las mopas que encontramos en la parte de abajo. No es que no podamos quitarlas manualmente, es que cuando la mopa está húmeda y sucia, tocarla no es lo más agradable del mundo, así con este botón minimizamos el contacto con ella. Y aprovechando que tenemos la Braava Jet m6 boca abajo, nos encontramos las ruedas, los sensores de desnivel y los puntos de carga.

Configuración y puesta a punto

Aunque más adelante tendremos la oportunidad de profundizar en su aplicación, uno de los puntos fuertes de iRobot en este sentido es su diseño y facilidad de uso, algo que se nota desde el principio. Lo bueno es que tanto la Roomba s9+ como la Braava Jet m6 emplean de una sola app y se configuran siguiendo el mismo procedimiento, aunque eso sí, tendremos que configurarlos por separado repitiendo estos pasos.

En el manual viene convenientemente explicado, pero lo detallamos:

1) Sacaremos el robot y base de la caja, situándola en una zona con un enchufe cerca y que tenga un radio despejado de un metro. En el apartado de diseño mencionábamos la problemática de dar con dos lugares en la casa que cumplan estas condiciones para los dos dispositivos, porque en mis pruebas iniciales tuve que cambiar uno de los robots de sitio porque no disponía de espacio para arrancar adecuadamente.

2) Descarga la app de iRobot en tu teléfono y crea una cuenta. Confírmala y accede a ella.

3) Pulsa sobre "Añadir un robot" y busca el modelo pertinente.

4) Ponle un nombre a tu Robot (algo que te servirá por ejemplo para pedírselo a Alexa o a Google Assistant). A continuación, buscará las redes Wi-Fi cercanas. Selecciona la tuya y mete la contraseña.

Inst

5) Con el robot en la base, pulsamos al mismo tiempo el botón "Home" y "Spot" hasta que oigamos un pitido. En el caso del Braava, será necesario además que tenga una mopa puesta y que el depósito esté lleno.

6) La app buscará nuestro robot y nos mostrará en pantalla los modelos disponibles. En ese momento los seleccionamos y ya habremos completado con éxito la configuración. En caso de haber actualizaciones, se instalarán.

Tanto la Roomba s9+ como la Braava Jet m6 disponen de navegación inteligente y guardado de varios mapas, pero para ello es necesario primero un ciclo de entrenamiento, de modo que ambas puedan detectar la arquitectura de nuestra casa para posteriormente dividir el espacio en habitaciones y asignarles un nombre. En este sentido, es importante realizarlo a horas diferentes del día (por la luz) y despejar el espacio, de modo que el mapa se corresponda de forma fiel a la realidad.

Mapa

A pesar de que ambos robots se sincronizan para aspirar y fregar, tendremos que realizar este proceso de trazado de mapas individualmente ya que no comparten los mapas, es más, ni siquiera veremos en el mapa la ubicación de ambas bases. En el análisis del Roomba i7+, iRobot nos explicó que:

"Las imágenes tomadas por el robot para la navegación permanecen en el robot, enviándose únicamente los datos procesados y encriptados que permiten la elaboración de un mapa simplificado y amigable que visualizaremos en nuestros teléfonos a través de su nube."

Cómo es la limpieza

Mi piso tiene un área aproximada de 65 -70 metros cuadrados, combina el parquet con la baldosa, hay alguna alfombra bastante tupida y vivo con una perra de pelo corto. ¿Cómo será la aspiración de la Roomba s9+ y el fregado de la Braava Jet m6 en este escenario?

Aspirando con el Roomba s9+

Rom

iRobot recomienda dejar el piso lo más despejado posible para optimizar la limpieza y es algo a lo merece la pena prestar atención, porque a mi me ha tirado el teléfono por dejar el cable rozando el suelo y se ha intentado tragar mi albornoz (le colgaba el cinturón). Hasta aquí entra dentro de lo esperable, pero también ha tenido problemas con el comedero y el bebedero de Lola: si no pesan y están a ras de suelo, es fácil que la Roomba s9+ los arrastre...algo que también le pasa a la Braava Jet m6.

No obstante, esto es si los dejamos operar per se, porque siempre tenemos la opción de programar zonas de exclusión (desde la app) para evitar que tanto el robot aspirador como el friegasuelos pasen por esas áreas.

A la Roomba s9+ le cuesta algo más de una hora recorrer mi casa y lo hace de forma ordenada, trazando líneas para ir recorriendo todo el espacio. Si no tocamos nada, este robot aspirador tiene como configuración inicial una pasada, pero existe la opción de dos pasadas. Algo que he notado para bien es que gracias a su tamaño, se desplaza mejor que otros modelos entre las sillas y por espacios pequeños.

Y un detalle para nota: aunque una cortina o un edredón roce el suelo, lo atraviesa, de modo que limpia tanto a un lado como en el otro. Ojo porque esto suele ser el punto flaco de otras marcas y modelos.

Algo que me llama la atención es el sonido, ya que sin ser algo escandaloso, la potencia de succión tiene como consecuencia un ruido (65 – 68 dB) que hace que estar en la misma habitación resulte incómodo. No obstante, podemos mitigar este efecto yendo a las Preferencias de limpieza de la app y disminuyendo la potencia, ya que por defecto viene al máximo.

¿Si bajamos la potencia dejará suciedad en el suelo? A nivel macroscópico, la Roomba s9+ aspira pelos, hierba, tierra, papel e incluso el cinturón de mi albornoz hasta con la potencia mínima. Un dato curioso: a máxima potencia se queda atrapada tirando del cinturón, mientras que a mínima solo forcejea con él, pero este acaba liberándose.

Alfom

Mi alfombra tiene unos cinco centímetros de grosor y se ha subido a ella sin problema. Eso sí, como es pequeña, si no está fija se la puede llevar tranquilamente. El resultado en alfombras es inferior a la que lograríamos con un aspirador de trineo – o uno vertical – , pero no por una cuestión de potencia, sino porque manualmente realizamos más pasadas.

A máxima potencia, el Roomba s9+ ha sido capaz de aspirar ininterrumpidamente más de dos horas, si bien bajando la aspiración podremos lograr incrementar la autonomía.

Cuando ha terminado la limpieza, retorna a la base y cuando se ha situado en el lugar adecuado, comienza un proceso de succión que afortunadamente dura unos pocos segundos, porque es bastante ruidoso. Según iRobot, las bolsas donde se guarda la suciedad tienen capacidad para unas 30 limpiezas, pero en la práctica son bastante más.

Los fabricantes de robots aspiradores suelen recomendar vaciar los depósitos tras cada limpieza pero reconozcámoslo: no lo hacemos. Y eso tiene una consecuencia nefasta si el robot en cuestión no nos avisa de que tiene el depósito lleno: que pensamos que está limpiando y no. No es el caso del Roomba s9+, que tiene una opción en la app para parar y retornar a la base a vaciarse.

Fregando con el Braava Jet m6

Cuando lanzamos a aspirar a la Roomba s9+, nos aparece la opción de fregar al terminar. Lo mismo pasa cuando vamos a lanzar el Braava Jet m6, que primero nos sugiere que aspiremos. Esta sincronización para el trabajo en equipo es lo que iRobot llama Imprint Smart Mapping. Y es que si no friegas sin barrer primero, entra dentro de lo lógico que sigas ese orden también en la limpieza automática.

Sincro

De hecho, es uno de los puntos débiles de los robots aspiradores con accesorio: que friegan sin haber terminado de aspirar, y la combinación de suciedad con humedad no es una buena idea. Lo mejor es que podremos elegir qué habitaciones fregar y cuáles aspirar de forma independiente, como podéis ver en las capturas, algo muy interesante porque no fregamos con la misma frecuencia las baldosas que el parquet.

La Braava Jet m6 navega asimismo trazando líneas para seguir una trayectoria optimizada, aunque el proceso de fregado es más lento. Su pequeño tamaño posibilita que pueda meterse por sitios de lo más pequeño, pero en un par de ocasiones se ha quedado atascado y he tenido que acudir en su ayuda.

Afortunadamente la Braava Jet m6 no se sube a las alfombras ni cuando pasa la mopa ni cuando friega. Pero esto tiene su parte mala: no lo hace porque es pequeña y tiene poca fuerza para subir desniveles... por lo que si tenemos cualquier desnivel en casa, tampoco lo superará.

Atrapa

A diferencia de otros sistemas de fregado, no se moja la mopa a través de un bombeo electrónico, sino que el dispositivo va "escupiendo" el agua justo delante. Afortunadamente, gracias a la cámara evita hacerlo en rodapiés, en muebles, o en tus propios pies. El procedimiento es el siguiente: escupir, pasar, retroceder y pasar de nuevo ejecutando una especie de coreografía de vaivén.

Con la Braava Jet m6 podremos pasar la mopa o fregar con paños reutilizables o de un solo uso, que se incluyen en la caja. Asimismo, podremos elegir entre tres tipos de fregado: el profundo, donde se maximizan las pasadas a costa de ser más lento; el de "cobertura prolongada", que recorre más areas en menos tiempo y finalmente el equilibrado. Con el modo más exigente hemos logrado unas 3 horas de operación ininterrumpida.

Otro factor diferencial de este sistema de fregado es que además de agua, podremos añadir un producto no jabonoso – las espumas podrían obstruir el pulverizador – que mejora la limpieza. Eso sí, el bote que viene es muy pequeño y apenas tendremos para 3 ó 4 usos.

Bra

También es posible elegir la cantidad de agua que escupe. Yo me he decantado por el más generoso, de modo que pudiese ver cuál es el resultado con más agua, más pasadas y con producto. Y es que todavía no he dado con un robot fregador capaz de quitar las manchas secas... ¿será el Braava Jet m6 el que logre hacerlo?

Las manchas frescas las retira sin problema, pero la mayoría de manchas secas se resisten. En este sentido, el Braava Jet m6 es un buen robot para mantener el suelo limpio si lo pasamos una o dos veces al día, pero tendremos que fregar a mano periódicamente.

Con la pulverización de agua al máximo, el suelo se queda mojado tras cada pasada, pero en un par de minutos está apto para pisar ya que la distribución del agua es adecuada, ni mucha ni poca. Eso sí, he tenido que rellenar su pequeño depósito más de una vez para concluir la limpieza de toda la casa.

Dos cosas que no me han gustado demasiado tienen que ver con el depósito. Se saca fácilmente y viene con un asa muy cómoda, pero a veces al volverlo a poner me daba error, teniendo que retirarla y poner de nuevo un par de veces. Asimismo, siempre que he retirado el depósito me he encontrado agua dentro de la Braava Jet m6.

Cómo es la aplicación

Aunque tanto la la Roomba s9+ como la Braava m6 Jet pueden activarse simplemente pulsando sobre el botón "CLEAN", si queremos aprovechar todo su potencial, mejor usarla desde la app, disponible iOS y Android.

La app es la misma para ambos modelos, por lo que la mayoría de las funciones son comunes. Estas son las principales características:

  • En programación podremos elegir a través de una interfaz sencilla días y horas, zonas y el modo de limpieza.

  • Acceder al historial de limpiezas para visualizar todas las limpiezas, con datos como la fecha, tiempo requerido, el área y si han surgido problemas.

  • Marcar zonas de exclusión – seleccionando áreas rectangulares – por donde no queremos que pasen los robots.

  • En mapas inteligentes veremos los planos guardados, pudiendo editarlos y borrarlos.

  • Si por un casual el robot se queda atascado o perdido por casa, podremos activar el localizador del robot para que emita un sonido y nos ayude a encontrarlo.

  • En cuidado y mantenimiento visualizaremos el estado de las principales piezas y se muestran instrucciones para su limpieza y sustitución.

  • En Configuración podremos cambiar la red Wi-Fi, activar o desactivar el trazado del mapa, cambiar el idioma con el que nos habla, desvincular el robot o reestablecer los valores de fábrica.

Además, cada una tiene sus funciones específicas. Las del Roomba s9+ son:

  • Vaciado de depósito, aunque cada vez que vuelve a la base la limpieza se realiza de forma automática, podremos activarlo manualmente.

  • La opción de pausar la limpieza o no cuando el depósito interno del robot aspirador se llene, de modo que pueda volver a la base a vaciarse.

  • Preferencias de limpieza, para cambiar la potencia y el número de pasadas.

Y las del Braava Jet m6 se encuentran dentro de preferencias de fregado y nos permiten:

  • Elegir el modo de fregado entre "Estándar", "Profundo" y "cobertura prolongada"

  • Elegir la cantidad de chorro a presión que pulveriza.

Uno de los puntos fuertes de los robots de limpieza de iRobot es precisamente su aplicación: está bien diseñada, es clara y muy fácil de usar, lo que posibilita aprovechar todas las opciones incluso si no somos muy duchos con la tecnología. En este sentido, la firma americana ofrece un buen equilibrio entre sencillez y riqueza de opciones.

Mantenimiento

Sistema Bolsa

Que el Roomba s9+ se vacíe solo tiene una gran ventaja: no tendremos que estar tocando la suciedad que recogemos, algo muy importante especialmente si tenemos alergias o problemas respiratorios. Pero claro, tarde o temprano nos tocará vaciar la bolsa de la base. Lo bueno es que tampoco estaremos muy expuestos: basta con abrir la tapa, tirar de la pestaña para que con un efectivo mecanismo mientras se cierra la bolsa (evitando que salga suciedad), esta salga de su posición y finalmente tirar la bolsa a la basura.

Deposito Acceso al depósito y filtro de la Roomba s9+

Este procedimiento al margen, el mantenimiento y cuidado de la Roomba s9+ está explicado tanto en el manual como en la app. En este sentido, es de agradecer tanto lo fácil que se accede al filtro y el depósito (pulsando sobre el anillo) como liberar los rodillos para limpiarlos o sustituirlos.

Según iRobot, estas son las frecuencias de limpieza y renovación recomendadas:

Frecuencia mantenimiento

Frecuencia sustitución

Depósito

Cuando se necesite

-

Filtro

Una vez a la semana (dos si tienes mascota)

Cada 2 meses

Cepillo lateral

Cada mes

Cada 3 meses

Sensores de depósito lleno

Cada 2 semanas

-

Rueda pivotante

Cada 2 semanas

Una vez al año

Cepillo multisuperficie

Una vez al mes (dos si tienes mascota)

Una vez al año

Sensores y contactos de carga

Cada mes

-

Depo Tras cada limpieza, conviene vaciar el depósito de la Braava Jet m6

La Braava Jet m6 también requiere de una serie de operaciones de mantenimiento para que siga funcionando adecuadamente. Las esenciales y lógicas son el vaciado del depósito cuando no vayamos a usarlo y la extracción de las mopas para fregarlas. Aquí merece la pena ser cuidadosa, ya que si dejas la mopa varios días, descubrirás que el combo suciedad y humedad genera olores desagradables.

A partir de aquí, iRobot explica tanto en el manual como en la app cómo es la limpieza de los sensores y del lector de paños, así como las ruedas y la bandeja de goteo donde se posa el robot cuando concluye la limpieza.

Roomba s9+ + Braava Jet m6, la opinión de Xataka

Dos

Durante unas semanas mi habitual robot aspirador ha sido sustituido por la conjunción Roomba s9+ y Braava Jet m6 y la sensación general es muy buena. Pero aunque vengan en equipo, vamos a evaluarlos primero por separado y luego en conjunto.

Vengo de usar el Roomba i7+ a diario y, aunque el buque insignia de iRobot del año pasado es muy bueno aspirando, este es mejor. Para empezar, el cambio de forma es un acierto: que sea pequeño y tenga forma de D posibilita que llegue a más partes. No creo que navegue mejor, pero sí que se meta por más sitios. Pero que sea pequeño no se traduce en que sea débil, más bien al contrario: tiene una gran potencia de succión y se nota tanto en diferentes tipos de suelo como en alfombras.

En este sentido, el Roomba s9+ ofrece muchísima potencia y una navegación eficiente que se ve reforzada por sus dimensiones. Si además tenemos en cuenta que los cepillos han crecido, nos encontramos con un robot premium que aspira mucho y bien, genial para mantener la casa limpia en nuestro día a día. El detalle de que se vacíe solo (propio de los modelos con un "+" en su nombre) se traduce en que es más cómodo, aunque el precio a pagar por esta mejora es notable. Pero de eso hablaremos más abajo.

Así como la aspiración automatizada ha logrado por potencia y navegación ponerse de tú a tú frente a los aspiradores clásicos manuales en cuanto a resultados, al fregado todavía le queda un largo camino por recorrer para ser un rival para la fregona. iRobot ha hecho una apuesta ambiciosa con el Braava Jet m6, tanto por su sistema de navegación como con paños de microfibra, movimiento de vaivén, líquido de limpieza y chorro de agua a presión.

El resultado es que con este robot podremos fregar muy bien el suelo y mantenerlo diariamente... pero buena parte de las manchas secas todavía se le resisten. No sé si el siguiente paso consiste en nuevos líquidos limpiadores más agresivos con la suciedad, con la integración sensores/cámaras para detectar manchas o con un modo ultra profundo que realice más pasadas, pero queda trabajo por hacer.

Y ahora venimos a lo global. La propuesta de fregar y aspirar por separado tiene la ventaja innegable de poder elegir en qué habitaciones aspirar y en cuáles aspirar primero y fregar después. Pero a qué coste: lo primero es que necesitamos dos robots, dos enchufes y dos emplazamientos adecuados. En mi casa me costó dar con este requisito. Y el segundo es el desembolso. Comprar la Roomba s9+ cuesta oficialmente 1.499 euros y la Braava Jet m6 699 euros. Ambas soluciones se posicionan por resultados entre las mejores opciones del mercado, pero su principal desventaja es el precio.

Es de lo mejor que podemos encontrar actualmente para fregar y aspirar, y su aplicación se encuentra muy por encima de la de otras marcas, pero el combo de aspiración y fregado nos sale por 2.198 euros. Mucho dinero si tenemos en cuenta que hay otras propuestas muy atractivas que ofrecen navegación inteligente, fregado y aplicación notablemente más económicas.

Robot aspirador iRobot Roomba S9+ con vaciado automático

Robot aspirador iRobot Roomba S9+ con vaciado automático

iRobot Braava m6134: Robot fregasuelos con WiFi, pulverizador a presión y navegación Superior Áreas Grandes, Friega y Pasa la mopa Recarga y reanudación automática programable por App, Blanco

iRobot Braava m6134: Robot fregasuelos con WiFi, pulverizador a presión y navegación Superior Áreas Grandes, Friega y Pasa la mopa Recarga y reanudación automática programable por App, Blanco

Este producto ha sido cedido para la prueba por parte de iRobot. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios