Publicidad

Realme Buds Air Neo, análisis: es posible tener unos auriculares completamente inalámbricos correctos por 40 euros
Análisis

Realme Buds Air Neo, análisis: es posible tener unos auriculares completamente inalámbricos correctos por 40 euros

Poquito a poco, todos los fabricantes de smartphones han empezado a interesarse por los auriculares completamente inalámbricos (más conocidos como TWS). Huawei, Apple, Samsung y Realme, entre otros, ya tienen sus propuestas sobre la mesa y la que hoy nos ocupa es, precisamente, esta última. Después de lanzar los Realme Air Buds, la compañía vuelve a la carga con los Realme Buds Air Neo, unos auriculares TWS de tan solo 40 euros que prometen una latencia mínima y que llegan con un driver de 13 mm. En Xataka ya los hemos probado para traeros este, su análisis.

Ficha técnica de los Realme Buds Air Neo

REALME BUDS AIR NEO

DIMENSIONES Y PESO

Auriculares: 40,5 x 16,59 x 17,7 - 4,1 gramos
Estuche: 51,3 x 45,25 x 25,3 mm - 30,5 gramos

UNIDAD DE DIAFRAGMA

13 mm

CONEXIÓN

Bluetooth 5.0 (10 metros)
SBC, AAC

COMPATIBILIDAD

iOS, Android

BATERÍA

Auriculares: indeterminada
Estuche: 400 mAh

AUTONOMÍA

Auriculares: hasta tres horas
Estuche: hasta 17 horas

CARGA DEL ESTUCHE

microUSB

EXTRAS

Controles táctiles
Google Fast Pair
Modo de baja latencia

PRECIO

39,99 euros

realme Buds Air Neo. Auriculares inalámbricos Bluetooth 5.0, con Caja de Carga incluida. Conexión automática al Instante y Control táctil. Latencia Super Baja. Color Blanco

realme Buds Air Neo. Auriculares inalámbricos Bluetooth 5.0, con Caja de Carga incluida. Conexión automática al Instante y Control táctil. Latencia Super Baja. Color Blanco

Diseño: nos suena

Realme Buds Air Neo 1

Empezamos con el diseño y no vamos a andarnos con rodeos: los Realme Buds Air Neo son clavados a los AirPods de Apple, más aún si tenemos en cuenta que los colores son blanco o verde y que los nuestros son blancos. Eso no es necesariamente malo. Es poco original, sí, pero también tiene sus bondades. La principal es que son muy ligeros y cómodos. Pesan tan solo 4,2 gramos cada uno, similar a los AirPods, y no molestan lo más mínimo cuando los llevamos puestos mucho rato.

La experiencia, de hecho, es muy, muy, muy parecida a la conseguida con los Realme Buds Air. Son algo más pequeños y ligeros, pero en lo referente a ergonomía no hay diferencias notables. Acabas olvidándote de que los llevas puestos y eso siempre es de agradecer. Un punto a destacar es que no hemos tenido problemas de caídas durante la prueba. Los auriculares se quedan bien sujetos y resisten a movimientos bruscos.

En la zona superior de los auriculares tenemos el altavoz, con su respectivo driver de 13 mm (que no está nada mal para lo que solemos encontrar en este tipo de dispositivos), y los micrófonos. Nada más. Son unos auriculares de lo más sencillos que no proponen nada nuevo en cuanto a diseño, pero que funcionan.

Realme Buds Air Neo 15

La calidad de construcción es aceptable, sin llegar a tener el acabado premium de otros auriculares completamente inalámbricos más caros. Tampoco lo estamos pagando, evidentemente. Se notan algo más plasticosos de la cuenta, pero nada demasiado reseñable. Son agradables al tacto y sientan bien en la oreja, por lo que se puede decir que cumplen con su trabajo. Minipunto por tener resistencia IPX4.

En lo referente al estuche, es grandote, pero sin llegar a sentirse demasiado grueso en el bolsillo. Es un poquito más grande que el de los AirPods, pero sigue siendo manejable y fácil de usar con una sola mano. La tapa tiene un cierre magnético (bastante potente, debemos añadir) y el tacto es similar al de los auriculares. Se nota bastante plástico, pero no es desagradable.

Realme Buds Air Neo 2

En la parte delantera tenemos un LED que nos indicará el nivel de carga de la batería y que se iluminará cuando lo pongamos a cargar. En la parte inferior, por su parte, tenemos el microUSB que usaremos para cargar la caja. Aquí vamos a darle un pequeño tirón de orejas a la marca, porque lo ideal habría sido optar por USB tipo C, ya que es el puerto que se ha estandarizado.

Resumiendo, son unos auriculares que, en cuanto a diseño, no aportan nada nuevo y que podemos calificar como "auriculares promedio". Este diseño funciona, es ergonómico y nos permite llevar los auriculares varias horas sin que molesten. La caja, por su parte, pesa 30 gramos y, a pesar de ser ancha, no se siente mal en el bolsillo cuando llevamos puestos por la calle. Dicho de otra forma: bien, pero sin destacar entre sus rivales.

Experiencia: lo justo y necesario

Realme Buds Air Neo 14

Con los Realme Buds Air Neo sucede exactamente lo mismo que con el Realme Watch o la Realme Band: solo se puede exprimir su potencial si tenemos un móvil Android. ¿Por qué? Porque la aplicación necesaria para modificar los gestos y conocer el nivel de batería de los auriculares, Realme Link, solo está disponible en Android. Si tienes un iPhone los puedes emparejar como normalmente, pero no tendrás forma alguna de saber cuánta batería le queda a los auriculares o modificar nada.

Para la conectividad, los Realme Buds Air Neo se valen de un chip R1 con Bluetooth 5.0, el mismo que los modelos anteriores. Es compatible con Google Fast Pair, por lo que la sincronización con móviles Android es muy rápida. Simplemente hay que abrirlos y listo, el móvil los detectará y se vinculará de inmediato.

Realme Buds Air Neo 4

Dicho lo cual, ¿qué podemos hacer con los Realme Buds Air Neo? Hablemos de los toques. Con dos toques podemos responder a una llamada y reproducir o pausar una canción. Con tres toques pasamos a la siguiente canción. Manteniendo pulsado un auricular finalizaremos la llamada o invocaremos al asistente de voz y, finalmente, manteniendo pulsados los dos auriculares activaremos el "modo gaming".

¿Qué es el modo gaming? Un modo con el que Realme promete latencias de 119 milisegundos, algo pensado para los más jugones. Lo que no terminamos de entender es que se tenga que activar este modo para tener una experiencia correcta. Por defecto, la latencia es demasiado alta para ver una película, un gameplay o un directo en Twitch, pero con este modo ese problema se soluciona por completo. Funciona muy bien y, francamente, recomendamos dejarlo activado.

Capturas App

Otra opción que está disponible en la app es la de aumentar el volumen máximo. Si la función anterior nos convencía, esta más bien lo contrario. Cuando aumentamos el volumen "por encima del máximo teórico", el sonido tiende a enlatarse y tampoco es que aporte demasiado cuando usamos los auriculares en entornos poco ruidosos. En el transporte público o en lugares más ruidosos quizá sí cobre más sentido, pero en el día a día no se necesita ni lo hemos tenido que usar.

Finalmente, toca hacer mención a Bass Boost. Está opción sirve para potenciar los graves, y lo consigue. Literalmente, es como si estuviéramos usando dos auriculares completamente distintos. Con el Bass Boost el sonido es mucho más limpio y nítido. Es cuestión de probarlo en diferentes géneros, pero si escuchas trap, rap, música pop o electrónica, seguramente lo agradezcas.

Por lo demás, los auriculares y la aplicación tampoco dan mucho más juego. Podemos configurar los gestos y actualizar el firmware, así como activar un modo de "mayor volumen" que sirve para potenciarlo más. Es una experiencia bastante simple y habríamos agradecido tener un ecualizador integrado que nos permitiese modificar las frecuencias para adaptar el sonido a cada género de música, pero desgraciadamente no podremos hacerlo por defecto, sino que dependeremos de que el reproductor que usemos lo tenga o no integrado.

Realme Buds Air Neo 12

En lo referente a la detección de toques y al sistema que detecta si los llevamos puestos o no, la experiencia es bastante mala. Por un lado, la posición para dar los toques, que es en la zona superior del auricular, no es natural y es relativamente complicado dar a la primera, sobre todo al principio. Por otro lado, la detección es lenta y en no pocas ocasiones errática. Nos ha pasado en reiteradas ocasiones que los auriculares han entedido que hemos dado tres toques cuando hemos dado, y viceversa.

Dicho con otras palabras, la experiencia que nos ofrecen los Realme Buds Air Neo en cuanto a software y opciones es bastante sencilla. Será suficiente para usuarios básicos, hasta el punto de que podemos ahorrarnos vincular los auriculares con la aplicación si nos nos importa demasiado conocer el nivel de batería de los auriculares, pero los usuarios más exigentes quizá echen en falta algo más.

Calidad de sonido: unos auriculares promedio

Realme Buds Air Neo 10

¿Qué tal se comportan estos auriculares cuando escuchamos música con ellos? Pues como cabría esperar de unos auriculares completamente inalámbricos de gama de entrada. La experiencia es correcta, pero no llega a destacar ni a ofrecer una calidad que no ofrezcan otros competidores en su rango de precio.

Como siempre hacemos, hemos escuchado música en iOS y en Android, tanto en streaming como en local, con un bitrate de 320 Kbps y de varios géneros. ¿Qué nos hemos encontrado? Siendo estrictos, los agudos de los auriculares tienden a saturarse más de la cuenta y a los graves les falta pegada. Los auriculares pueden llegar a sonar estridentes en según que canciones (una muestra es 'Going Gorillas', de Doctor P) y los graves no terminan de tener esta rotundidad que tanto gusta.

Ahora bien, no podemos olvidar que estamos hablando de unos auriculares de 40 euros, así que tampoco le podemos pedir la fidelidad que ofrecen modelos más caros. Podemos solucionar la papeleta de la calidad activando el Bass Boost, que potenciará los graves y ayudará a que la experiencia sea más rotunda. A título personal, durante estos días he optado por dejarlo siempre activado porque, insisto, se nota muchísimo.

Realme Buds Air Neo 9

En líneas generales, la experiencia sonora es suficiente para unos auriculares de esta gama. No destaca por encima de otros modelos ni enamora por ofrecer una nitidez increíble, pero será suficiente para los que simplemente busquen deshacerse de los cables y probar unos auriculares inalámbricos sin tener que desembolsar una cifra de tres dígitos.

A la hora de hacer llamadas no nos hemos encontrado mayor problema. La calidad del sonido es correcta, nosotros escuchamos bien y nuestro interlocutor igual. Tampoco hemos sufrido cortes de conexión o latencia, incluso alejándonos bastante del móvil.

Finalmente, destacar que algo que hemos echado de menos es un sistema de detección que sepa cuándo los tenemos o no puestos y la cancelación de ruido. En referencia a esto último, entendemos que a este precio poco se puede hacer, pero no deja de ser cierto que tendremos sonido intruso al ir escuchando música por la calle o en una habitación en la que haya gente hablando. En cuando al sistema de detección, se hace raro quitarnos los auriculares y que la música siga sonando. Habría sido de agradecer un sistema de detección con reproducción y pausa automática.

Autonomía: algún que otro límite

Realme Buds Air Neo 11

Terminamos este análisis hablando de la batería, una de las piedras angulares de este tipo de auriculares. Realme no desvela la capacidad de cada auricular ni de la caja (que sabemos que tiene 400 mAh porque lo pone dentro de la tapa). Simplemente asegura que con una carga completa de los auriculares podemos conseguir tres horas de reproducción de música y que el total asciende a 17 horas si tenemos en cuenta la capacidad del estuche.

No nos miente del todo Realme. Si bien no alcanzamos las tres horas de batería, sí nos quedamos en dos horas y media de promedio, dependiendo del volumen. Es una cifra significativamente inferior a otros auriculares completamente inalámbricos y es más que probable que se antoje demasiado baja en viajes largos o sesiones de música más intensas.

Con una sola carga, los auriculares aguantan alrededor de dos horas y media

Con la caja podemos cargar los auriculares unas cuatro veces, lo que nos lleva a pensar que la capacidad de la batería de los auriculares es bastante reducida. La caja en sí tarda en cargarse cerca de dos horas, algo que no es un problema si la pones a cargar de noche, pero sí si necesitas darle un chute de energía rápido a los auriculares.

Realme Buds Air Neo, la opinión de Xataka

Realme Buds Air Neo 8

Los Realme Buds Air Neo ofrecen la experiencia que cabría esperar de un relojs auriculares completamente inalámbricos de gama de entrada. La calidad de construcción es correcta sin llegar a sentirse premium, la experiencia general con ellos es suficiente (aunque los usuarios más exquisitos echarán en falta funciones como el ecualizador) y la calidad de sonido está bien, aunque no destaca entre sus competidores. La batería tampoco es su punto fuerte, con entre dos y tres horas de vida útil.

Sin embargo, si los entendemos en su contexto, los Realme Buds Air Neo pueden ser una alternativa a contemplar si buscamos unos auriculares baratos y solventes para el día a día. Eso sí, hemos de ser conscientes de que estaremos haciendo sacrificios, como la cancelación de ruido activa o la carga inalámbrica pasiva. Por 40 euros tampoco se puede pedir muchos más.

7,2

Diseño7,5
Calidad de sonido7
Ergonomía8
Experiencia de uso7
Autonomía6,5

A favor

  • Su precio, de tan solo 40 euros.
  • El modo gaming reduce considerablemente la latencia.
  • La calidad de sonido, sin ser sobresaliente, es correcta.

En contra

  • No tienen cancelación de ruido activa.
  • Una sola carga solo permite escuchar música durante dos horas y media.
  • La detección de los toques es errática..

realme Buds Air Neo. Auriculares inalámbricos Bluetooth 5.0, con Caja de Carga incluida. Conexión automática al Instante y Control táctil. Latencia Super Baja. Color Blanco

realme Buds Air Neo. Auriculares inalámbricos Bluetooth 5.0, con Caja de Carga incluida. Conexión automática al Instante y Control táctil. Latencia Super Baja. Color Blanco

El accesorio ha sido cedido para la prueba por parte de Realme. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios