Compartir
Publicidad

Razer Adaro Wireless, análisis

Razer Adaro Wireless, análisis
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Razer ha iniciado hace unos pocos meses un pequeño cambio de imagen: de periféricos para gamers a abrirse a ese mercado denominado lifestyle, donde se opta por una estética mucho más moderna en vez de características típicamente para jugadores. Los Razer Adaro se presentaron en enero con cuatro modelos diferentes, y de ellos son los Adaro Wireless los que han pasado por nuestras manos para un análisis.

Unos auriculares inalámbricos mucho más serios que otros productos de Razer que, curiosamente, pierden completamente el verde tan característico de la marca. Con sus pros y sus contras, como todo, a continuación os traemos el análisis de los Razer Adaro Wireless.

Instalación y configuración

Razer Adaro Wireless se presentan en una caja de bastantes grandes dimensiones, pero que apenas contiene los auriculares, un cable microUSB-USB para carga, una pequeña guía de uso rápido y unas pegatinas. Una caja demasiado grande, completamente negra y plateada, colores que coinciden con los que utilizan los auriculares.

Sacar los auriculares es muy sencillo. Abrir la caja por un lateral, retirar una tapa de plástico y desanudar unos pequeños protectores que los mantienen unidos al soporte. Ya los tendremos en la mano, aunque en nuestros casos vinieron descargados de fábrica y tuvimos que cargarlos durante unas cuantas horas para proceder a dar los primeros pasos con ellos.

La configuración y primera sincronización es relativamente sencilla. No es del todo sencillo ya que tendremos que mirar un LED de colores situado en el auricular izquierdo, que parpadea en azul o rojo según el estado: buscando dispositivo origen, sincronizado, batería baja, etc. No es una configuración trivial ya que tendremos que consultar el manual de uso para saber el significado de cada color, pero desde luego es bastante sencillo si seguimos los pasos indicados. En un par de minutos lo tendremos todo en marcha.

Razer Adaro Wireless

Junto con este LED de colores también hay ciertas órdenes habladas que dan los propios auriculares, restringiéndose a decir 'Hello' cuando los encendemos, 'Your device is connected' si la sincronización ha sido un éxito, o 'Goodbye' cuando los apagamos. Como veis son órdenes muy directas, y únicamente en inglés.

Una vez configurados y puestos en marcha también nos ofrecen un pequeño joystick de dos posiciones, que permite controlar el volúmen (arrastrando y manteniendo) o cambiar la pista en reproducción (simplemente arrastrando hacia uno de los dos lados). Si pulsamos ese joystick en la posición central también podremos pausar y continuar la reproducción.

Por último en este apartado, las cifras oficiales indican una autonomía de hasta 20 horas de uso, dato que es bastante correcto. Nosotros no hemos podido probarlos durante todas esas horas de forma continua, pero sí hemos comprobado que aguantan perfectamente un par de semanas a un ritmo de dos o tres horas diarias. Además, dado que el tiempo de carga es bastante reducido, según dicen las especificaciones menos de tres horas, es bastante probable que con un mínimo cuidado no los tengamos descargados nunca.

Con la estética por bandera

Es quizá el cambio más representativo. No son los Kraken que analizamos, y aunque ciertos detalles se mantienen respecto de ellos la realidad es que son bastante diferentes.

Completamente negros con ciertos detalles plateados, los Adaro Wireless son de medianas dimensiones aunque son sorprendentemente ligeros. Oficialmente el peso es de 197 gramos, aunque en mano da una sensación menor.

Los materiales empleados para su fabricación son plásticos, un símil de cuero y ciertas partes metálicas, y la combinación de todo ello es bastante sobria. Al contrario que otros modelos de la marca no llamarán la atención en exceso, principalmente al carecer de colores chillones, si bien los logotipos de Razer en los auriculares, la forma y diseño de estos, así como el nombre en la diadema, dejan la estampa de la marca.

Razer Adaro Wireless

El símil de cuero es aceptable, dando la sensación de que efectivamente no es cuero real, pero estando bastante cuidado. Los auriculares no se rotan, al contrario de lo que quizá es tendencia en el mercado actual, aunque por supuesto sí permiten un cierto ajuste de altura gracias al par de guías metálicas. Un sistema sencillo pero bastante efectivo.

Los Adaro Wireless son bastante cómodos, aunque quizá se hubiese agradecido que las almohadillas fuesen ligeramente más grandes. Como siempre, valorar este factor es una cuestión bastante personal, con lo que ni mucho menos se puede generalizar.

La calidad del audio, correcta

Las características técnicas hablan de drivers de 40 milímetros de neodimio, frecuencias de 20Hz.-20kHz, impedancia de 32 ohmnios sensibilidad de 91 +/- 3 dB., conectividad Bluetooth 4.0 y aptX Technology, un sistema de codificación de audio. Habiendo probado los Adaro Wireless con múltiples dispositivos (portátil, smartphone, tablet) y varias fuentes de audio, podemos sacar varias conclusiones.

En primer lugar, son unos auriculares estéreo de dos canales a priori sencillos. Lejos de ofrecer 5.1 u otras opciones más potentes, no destacan en los canales. Suficientes para el mundo del audio, pero lejos de ser una opción claramente enfocada al vídeo.

Razer Adaro Wireless

El audio proporcionado por los Adaro Wireless es potente, con fuertes bajos (algo que ya habíamos sentido en otros auriculares Razer), nítido y correcto para ciertas categorías de música. Suenan correctamente, pero se da el problema de que la transmisión del audio de unos inalámbricos no ofrece una calidad ni parecida al de unos cableados. Los diferentes instrumentos de, por ejemplo, una canción, se diferencian en los Adaro Wireless, pero son mucho más distinguibles e independientes en unos cableados. Es una sensación muy concreta y no tanto negativa, si no diferente. Personalmente prefiero los cableados, pero por supuesto cada uno tendrá una valoración completamente subjetiva al respecto.

Una valoración general de la calidad del audio puede definirse como correcta, con opciones claramente superiores pero sin estar nada mal. Quizá una nota de bien o notable sea la que mejor le corresponda, siendo unos auriculares que pueden no ser una opción a tener en cuenta para los más puritanos del mundo del audio, pero con un funcionamiento muy correcto para los que no estén buscando el mejor dispositivo en la calidad del propio sonido emitido.

Razer Adaro Wireless, la opinión de Xataka


Razer va poco a poco su imagen, o al menos añadiendo una segunda línea de productos. De lo puramente gaming ahora también al lifestyle, poco a poco y a buen paso.

Adaro Wireless son su primer producto inalámbrico de esta nueva categoría más, digamos, moderna, con un aspecto serio, elegante y que deja en el pasado los verdes tan llamativos de la marca en su otra categoría de productos. Su construcción es bastante buena, sin utilizar elementos de primera línea (el caro cuero en vez del símil utilizado) pero que dan resultados estéticamente muy correctos. También debemos destacar lo ligeros que son y lo cómodos que nos han parecido en nuestro uso durante unas semanas.
Razer Adaro Wireless

La calidad del sonido es un apartado que a priori puede parecer correcto para la mayoría de usuarios, pero que si lo comparamos con algunos otros auriculares existentes en el mercado claramente no destaca. No ofrecen la mejor calidad de audio, y en este sentido los usuarios más exigentes tendrán a su disposición otras opciones mejores para ellos. La transmisión inalámbrica puede ser clave en esto, ya que al fin y al cabo es un factor que limita la propia calidad; pocos auriculares inalámbricos hay que igualen o superen la calidad de unos cableados.

Para finalizar, ha sido una gran sorpresa la gran eficiencia de la batería, su rápida carga y la comodidad de poder recargarlos a través de microUSB, ya sea conectados a un ordenador o mediante un cargador de smartphone.

Razer Adaro Wireless se encuentran en el mercado por 149,99 euros, disponibles en la tienda online del fabricante así como en otros distribuidores por aproximadamente esa misma cifra.

A favor

  • Estética muy acertada, seria pero elegante
  • Gran autonomía y rápida carga
  • Facilidad de uso, sincronización y controles en el lateral
  • Ligeros y bastante cómodos

En contra

  • Calidad de audio inferior a la de unos cableados, lo esperado
  • Precio algo elevado

Más información | Razer

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio