POCO F4 GT, primeras impresiones: el POCO más potente, ambicioso… y caro hasta la fecha
Análisis

POCO F4 GT, primeras impresiones: el POCO más potente, ambicioso… y caro hasta la fecha

POCO ha puesto sobre la mesa su móvil más ambicioso hasta la fecha. El POCO F4 GT es la versión europea del Xiaomi Redmi K50 Gaming Edition, por lo que estamos ante el primer móvil puramente gaming de POCO. Un despliegue de potencia, gatillos físicos y tecnologías orientadas a que el usuario pase unas cuantas horas jugando.

Ya hemos podido probar este POCO F4 GT, así que vamos a contarte cuáles están siendo nuestras primeras impresiones con este teléfono. Te adelantamos que el F4 GT no es técnicamente un sucesor del POCO F3, sino un móvil gaming que viene para competir con firmas como Nubia o BlackShark.

Ficha técnica del POCO F4 GT

POCO F4 GT

DIMENSIONES Y PESO

162,5 x 76,7 x 8,5 mm
210 g

PANTALLA

6,67" AMOLED
120 Hz, Muestreo táctil 480 Hz
FHD+ (2400 x 1080 píxeles)
10bit, DCI-P3, HDR10, tecnología MEMC y DisplayMate A+
Recubierta con Corning Gorilla Glass Victus

PROCESADOR

Qualcomm Snapdragon 8 Gen 1
Adreno 730

MEMORIAS

8 / 12 GB LPDDR5 (6400Mbps)
128 / 256 GB UFS 3.1

CÁMARA TRASERA

64 MP, Sony IMX686, OIS, 1/1.73 pulgadas
Ultra gran angular 8MP, 120° FOV
Macro 2 MP

CÁMARA FRONTAL

20 MP Sony IMX596

SOFTWARE

Android 12 + MIUI 13

CONECTIVIDAD

5G
WiFi 6+
Bluetooth 5.2
GPS
NFC
USB tipo C

BATERÍA

4700 mAh
Carga rápida 120 W

OTROS

Altavoces estéreo firmados por JBL
Certificación Dolby Atmos
Gatillos retráctiles especiales para gaming
Motor de vibración Cyber Engine de 560 mm3
Refrigeración líquida dual VC de 4860 mm2
Lector de huellas en el botón lateral

PRECIO

Desde 599 euros

Un diseño de lo más atrevido

Img 0130

El POCO F4 GT, en su parte trasera, se aleja de la línea de diseño que hemos ido viendo en el catálogo de la submarca de Xiaomi. El móvil abraza materiales de móvil premium, con cristal en la parte trasera y aluminio en sus laterales. Hay bastantes estridencias en el diseño, que puede gustar más o menos. Por el momento, nos quedamos con la buena impresión que nos han dado los materiales, dignos de un móvil más caro.

Este POCO brilla por su acabado. Es metálico, de cristal, y tiene una distribución de botones y altavoces sobresaliente
Img 0129
Gatillos escondidos.
Img 0128
Gatillos activos.

Hay detalles muy bien cuidados a lo largo de sus bordes. Tenemos unos gatillos que emergen de forma manual mediante dos pequeñas pestañas. La sensación al pulsarlos es agradable, y POCO promete una vida vida útil para los mismos de más de un millón y medio de pulsaciones. El botón de encendido es bastante grande, haciendo las veces de lector de huellas (bastante rápido, por cierto).

En el lateral opuesto tenemos un solo botón para gestionar el volumen, también bastante grande, Destacar que el botón es metálico (hay muchos móviles de aluminio con botones plásticos) y que la pulsación es exquisita. Pero lo que más me ha sorprendido, con diferencia, es la ubicación de los altavoces en este dispositivo.

Altavoces
Los altavoces están ubicados de tal forma que no los podamos tapar cuando jugamos.

Puede parecer un detalle menor, pero POCO ha colocado los altavoces en la parte derecha de los marcos. Con esto se consigue que, cuando estamos jugando, sea imposible taparlos. Esto es especialmente importante en un móvil orientado al uso en horizontal, y más cuando el llevar los dedos a los gatillos hace aún más difícil que tapemos estos altavoces.

En la parte frontal tenemos más marcos de los que nos gustaría
Img 0068

En la parte frontal no brilla tanto, y es que los biseles son algo generosos. El agujero de la cámara frontal no es tan pequeño como el del POCO F3 y, en general, da la sensación de ser algo tosco por delante. En general, es un móvil grande y pesado, pero tiene un agarre cómodo, buenos materiales, y cobra mucho sentido para jugar durante horas.

Un gran panel para jugar en cualquier sitio

Img 0140

El POCO F4 GT estrena un panel de 6,67 pulgadas, con tecnología AMOLED y tasa de refresco no adaptativa de 120Hz. Es compatible con HDR10+, aunque no con Dolby Vision. Es un panel con bastante brillo, comportándose especialmente bien en exteriores. El trabajo con el brillo automático es sobresaliente, uno de los mejores que hemos visto.

No obstante, es un panel ligeramente alejado de los móviles de la gama más alta, por colorimetría y equilibrio general. Hemos de ser usuarios exigentes para notarlo, y prácticamente ningún usuario tendrá queja alguna sobre la calidad del panel. Es el mejor que ha montado POCO hasta la fecha, y se nota.

La pantalla del POCO F4 GT se aleja un poco de las mejores, pero es muy buena. Nos ha gustado el brillo máximo en exteriores, los ángulos de visión y el equilibrio general

Agradecemos especialmente que no haya curvas de ningún tipo, algo especialmente molesto si queremos jugar y agarrar el teléfono sin problemas. Los ángulos de visión son buenos, sin acusar efecto arcoíris como hacía su hermano el F3 y la calibración del color quizás es algo estridente, aunque podemos corregir esto mediante software.

En definitiva, un panel para jugones en el que se echan en falta los 120Hz adaptativos (importante para el ahorro energético) y, poniéndonos exigentes, una resolución 2K de cara a los largos años de vida que le esperan a un terminal con estas especificaciones.

Lo mejor de Qualcomm y carga de 120W

Img 0138

A nivel de hardware, no le falta de nada a este POCO F4 GT. Nuestra unidad cuenta con 12 GB de RAM y 256 GB de memoria interna (UFS 3.1 y LPDDR5), amén del Qualcomm Snapdragon 8 Gen 1. Sobre el papel, la configuración de hardware es espectacular, aunque quedará por ver en el análisis hasta que punto afecta el throttling que vimos en modelos como el Xiaomi 12 y el 12 Pro. Ya te adelantamos que lo sufre, pero en el análisis profundizaremos sobre el rendimiento.

Como pequeña píldora adelantar que, en el uso como teléfono "normal" (apps, navegación, alguna partida rápida), la experiencia ha sido más que digna, con ese extra de fluidez que proporciona el launcher de POCO frente a otros móviles de Xiaomi.

Spoiler: el POCO F4 GT tiene algún que otro problema para mantener a raya al Snapdragon 8 Gen 1

Lo que sí hemos notado es cierto calentamiento de forma rápida, aunque se mantiene bastante estable en temperatura gracias a su sistema de refrigeración líquida. Algún accesorio adicional de ventilación, como tienen algunos de sus rivales directos, hubiese sido más que interesante, y quizás ayudaría a que el rendimiento no caiga durante largas jornadas de juego.

Para alimentar al conjunto, Xiaomi ha montado una batería de 4.700mAh con carga ultra rápida de 120W. Como vimos en los Xiaomi 12 Pro, viene desactivada por defecto y, cada vez que la activamos, la app de seguridad nos indica que este sistema de carga podría calentar nuestro dispositivo. Sobre datos de autonomía profundizaremos en el análisis, aunque nuestra experiencia estos días adelanta que es un móvil tragón, y es que la combinación de panel funcionando a 120 Hz más alta temperatura no ayuda a contener el consumo.

El dispositivo llega con Android 12 y MIUI 13 for POCO. Esta ROM es muy similar a lo que encontramos en el resto de dispositivos de Xiaomi, pero el launcher es más minimalista y cercano a Android Stock, una excelente noticia para los que valoran una experiencia limpia con el software. Game Turbo, la app para optimizar juegos de Xiaomi, cobra más sentido que nunca, ya que nos permitirá mapear los gatillos al gusto.

Img 0123

Estos gatillos (derecho e izquierdo) emulan una pulsación virtual sobre la pantalla. Imagina que estás jugando a 'Call Of Duty: New State'. Puedes mapear el gatillo derecho en el botón virtual de disparar, y el gatillo izquierdo en el botón virtual de apuntar. Al presionar físicamente el gatillo, se realizará la pulsación virtual, por lo que te ahorras tocar la pantalla y ganas bastante ventaja competitiva en juegos.

POCA ambición fotográfica, un clásico en móviles gaming

Poco F4 Gt
La sobresaturación de la cámara es excesiva, y la nitidez se acerca más a la gama media que a la gama alta.

Cuando un móvil pone el foco en el gaming, la cámara suele pasar a un segundo plano. Este POCO F4 GT monta un sensor de 64 megapíxeles no demasiado grande, acompañado por un ultra gran angular de 8 megapíxeles y un sensor macro de 2. Ya te adelantamos que la fotografía no será el punto estrella en este POCO F4 GT, estando más cerca de un gama media que de un móvil de gama alta.

La cámara del POCO F4 GT es más nítida que la del POCO F3, pero muy poco natural. Los colores y el HDR son problemáticos

Han bastado unas pocas fotos para conocer los puntos débiles de esta cámara. El HDR parece tener algunos problemas para controlar las altas luces, el detalle general viene dado por el software y el procesado general se torna artificial. La cámara será suficiente si no tenemos ambiciones fotográficas, pero poco más.

La cámara del POCO F4 GT es similar a la de un gama media. Que los móviles 'gaming' dejen de lado la fotografía empieza a no ser justificación

En el análisis profundizaremos sobre este apartado, pero teniendo en cuenta el precio del dispositivo ya te adelantamos que no será uno de los mejores exponentes fotográficos en su rango. Es un móvil gaming y se entiende que el foco es el juego, pero por más de 600 euros se espera un apartado fotográfico sólido.

Un POCO por y para jugones

Img 0118

El F4 GT es un POCO diferente. Es un móvil pensado para un público bastante específico, y un claro rival de teléfonos como el Nubia RedMagic 7, que tiene un precio base bastante similar y unas especificaciones prácticamente idénticas. Por el momento, las sensaciones son buenas, con potencia de sobra, un acabado superlativo y un sistema de carga rápida heredado del Xiaomi 12 Pro.

En su análisis a fondo detallaremos cómo se comporta el apartado fotográfico, profundizaremos en el throttling que acusa la gama alta de Xiaomi y daremos un veredicto acerca de la posición que ocupa ahora POCO en el segmento gaming. La ambición está presente, queriendo dejar claro que es el POCO más completo hasta la fecha.

Temas
Inicio