PocketBook InkPad Lite, análisis: el tamaño importa, pero no lo es todo
Análisis

PocketBook InkPad Lite, análisis: el tamaño importa, pero no lo es todo

En verano del año pasado pude probar durante unos días el InkPad Color de PocketBook, un lector de libros electrónicos que podía mostrar más de 4.000 colores salvando (en cierto modo) el principal escollo de las pantallas de tinta electrónica. Hizo que PocketBook llamara la atención como fabricante de este tipo de dispositivos más allá de lo que estamos acostumbrados a ver con Amazon y con Kobo.

Un año después no hemos visto avances en este aspecto, pero PocketBook no se ha estado quieta. La marca también tiene el InkPad Lite como lector más estándar, buscando hacer frente a sus competidores con una pantalla de tinta electrónica más tradicional y un tamaño que no lo es tanto. Hemos podido probarlo durante  un tiempo y ahora os podemos ofrecer nuestras conclusiones.

PocketBook InkPad Lite, características técnicas


pocketbook inkpad lite

dimensiones

236 x 173 x 8 mm

peso

369 gramos

pantalla

Tinta electrónica E-Ink Carta

825 x 1200 Píxeles (150 ppp)

9,7 pulgadas con retroiluminación

procesador

Dos núcleos

memoria ram

512 GB

almacenamiento

8 GB

formatos de ebook

ACSM, CBR, CBZ, CHM, DJVU, DOC, DOCX, EPUB, EPUB(DRM), FB2, FB2.ZIP, HTM, HTML, MOBI, PDF, PDF (DRM), PRC, RTF, TXT

formatos de imagen

BMP, JPEG, PNG, TIFF

conectividad

Wi-Fi

Bluetooth 5.1

batería

Polímero de litio, 2.200 mAh

sistema operativo

Basado en Linux

precio

263,14 euros en Amazon

PocketBook InkPad Lite - Mist Grey

PocketBook InkPad Lite - Mist Grey

En una palabra: grande

Pocketbook Inkpad Lite Tamano

La peculiaridad de este InkPad Lite salta a la vista nada más sacarlo de la caja: es grande. Muy grande. Es un lector de libros electrónicos pensado para quien quiera ver texto muy grande o grandes cantidades de él en cada página que lea. Eso ya lo hace especial, no es para todo el mundo y ni mucho menos para quien busque portabilidad.

Pero que sea grande no significa que sea pesado. Esos 369 gramos pueden asustar, pero son cómodos en el agarre del lector. Quizás con una sola mano puedes terminar agotándote, pero con dos manos el dispositivo puede usarse sin problemas durante una buena sesión de lectura.

Pocketbook Inkpad Lite Trasera

Los acabados son en plástico, con una parte rayada trasera que impide que el InkPad Lite resbale en las yemas de nuestros dedos (y le da un aporte estético elegante). No tener un exterior metálico aleja una sensación de gama alta, pero aún así el material es lo suficientemente robusto para que confiemos en él rápidamente.

Y ya que hablamos de materiales: la caja del InkPad Lite está completamente hecha en cartón y la bolsa que protege el producto es de plástico orgánico biodegradable. Ojalá el resto de marcas tomen nota para cualquiera de sus dispositivos.

Hay cuatro botones laterales, pero son delgados y no provocan pulsaciones involuntarias al apoyar nuestros dedos en el marco

Los marcos del lector son bastante gruesos (quizás un tanto demasiado para los tiempos que corren), pero eso permite que nuestros dedos se apoyen bien en ellos sin invadir la pantalla. Y tratándose de un dispositivo de casi 10 pulgadas, eso acaba agradeciéndose. En el lateral derecho tenemos cuatro botones para navegar entre las páginas del libro, encender y apagar el dispositivo y acceder a la pantalla del sistema. Son delgados, pero así evitan pulsaciones involuntarias de nuestros dedos y su respuesta táctil es buena.

Pocketbook Inkpad Lite Puerto
El puerto USB-C es algo que agradecemos y que pedimos ya a cualquier lector de libros electrónicos.

Una buena baza de este InkPad Lite es que tiene un puerto USB-C, estandarizándose así con el resto de dispositivos que han adoptado este estándar. Se incluye un cable USB-C a USB-A pero no un adaptador de corriente, al estilo de los modelos más modernos de muchos móviles. Podemos utilizar cualquiera que tengamos por casa o incluso un ordenador: el lector se cargará sin ningún problema. Si tienes un cable USB-C a USB-C también podrás usarlo con su adaptador correspondiente.

pocketbook inkpad lite microsd
La ranura para tarjetas microSD puede ser perfecta para quien prefiera esto a cualquier servicio de sincronización de contenidos.

Otro buen punto es la ranura para tarjetas microSD, que permite poder cargar libros electrónicos sin necesidad de sincronizar nada mediante servicios ni aplicaciones. Mi propia experiencia con algunos clientes me dice que hay usuarios que prefieren hacerlo así.

Pantalla: el tamaño se agradece pero no lo es todo

Pocketbook Inkpad Lite Pantalla
A pantalla grande, píxeles grandes.

Como he comentado antes, la pantalla y sus dimensiones son la principal baza de este InkPad Lite de PocketBook. Y aunque el tamaño importa, también importa la calidad y comportamiento de esta pantalla. Y no estamos ante lo mejor en estos puntos.

La resolución del InkPad Lite es de 825 x 1200 píxeles, lo que nos da una densidad de 150ppp más bien básica. Quien lea texto a tamaño grande no va a tener problemas con esto, pero quien esté acostumbrado a lectores con una resolución y densidad de píxeles de 300ppp (propia de los Kindle Paperwhite o los Kobo Forma) lo va a notar enseguida. Se aprecian los píxeles en el texto, y aunque esto no sea motivo para desechar este lector sí que hace que pierda puntos en la batalla de las gamas altas.

La respuesta a los toques de nuestros dedos es suficiente, pero no es la más rápida que hemos visto. La página cambia a los 0,5 segundos aproximadamente, no es nada molesto, pero de nuevo nos encontramos con algo más propio de gamas medias que no de gamas altas.

Pocketbook Inkpad Lite Opciones
Los ajustes para modificar el interlineado y el margen del texto en la pantalla se agradecen. Pocos lectores dan tantas opciones.

El panel de este InkPad Lite es táctil, y podemos pulsar en cualquier zona de la pantalla para pasar página. Si pulsamos en la esquina superior derecha colocaremos un punto de lectura para poder reanudarla desde allí, y si pulsamos en la esquina superior izquierda accederemos a los menús y opciones del dispositivo. Los botones laterales aportan también esas funciones para quien prefiera no tocar la pantalla para nada.

La lectura es agradable en cualquier situación, incluso bajo la luz directa del sol

En cuanto al brillo y temperatura de color no hay problemas y la lectura es agradable en cualquier situación. No he tenido ninguna dificultad al leer tanto en ambientes oscuros ni bajo la luz directa del sol, y en una habitación con luces más amarillentas (una temperatura de color más elevada), el panel se ha adaptado para que la lectura sea más relajada sin que lo haya notado en absoluto.

La autonomía destaca de nuevo como punto fuerte de la tinta electrónica

La gran pantalla del InkPad Lite no me ha supuesto ningún problema en términos de batería. Como en todos los lectores de tinta electrónica, he podido usarlo durante semanas sin tener que preocuparme de cargarlo. Y como además se carga mediante un puerto USB-C, puedo olvidarme del que lleva incluido y usar el cable USB-C que uso para cargar otros dispositivos.

La velocidad de carga no es rápida, pero la autonomía hace que eso no sea necesario. Lo mejor que podemos hacer con este lector (y con cualquier otro de su tipo) es dejarlo cargando durante una mañana o una tarde que no lo usemos y podremos olvidar de hacerlo de nuevo en varias semanas. Dependerá de si somos devoradores de libros o lectores casuales, pero no es algo que deba preocuparnos en ningún caso.

El software quiere ser el de una tableta completa, pero el hardware lo limita

pocketbook inkpad lite navegador
¿Entrar en Xataka desde un lector de ebooks? Claro que sí.

Respecto a la lectura de libros propiamente dicha, el sistema e interfaz del InkPad Lite es lo suficientemente intuitivo para que todo el mundo se acostumbre a usarlo en apenas una hora o dos. La portada muestra los libros que hay disponibles y podemos pulsar para acceder a ellos.

Lo destacable de este lector es que tiene un navegador web incluido, lo que acerca el InkPad Lite más hacia una suerte de tableta básica que no a un lector de libros. La función no está mal y puede salvarnos de un apuro en momentos en los que no tengamos nada más a mano, pero lo descartaría para usarlo de forma regular. El tiempo de reacción de la pantalla es demasiado grande como para navegar cómodamente, y la tinta electrónica monocolor supone demasiadas limitaciones. Aún así, es curioso y puede que nos sirva para la lectura de un artículo largo que nos haya interesado.

Las aplicaciones del InkPad Lite buscan ser un reMarkable, pero el rendimiento general de la tableta lo impide

También es destacable la presencia de algunas aplicaciones básicas como un calendario, un bloc de notas o una galería fotográfica. Un asomo a buscar la usabilidad de tabletas de tinta electrónica de uso más general como el reMarkable 2, pero que por rendimiento no logra. Podríamos encontrarle alguna utilidad al lector RSS para usarlo puntualmente con algunas fuentes, eso sí.

pocketbook inkpad lite

Como en otros modelos de lectores PocketBook, destaca la cantidad de opciones que tenemos para cargar libros electrónicos al dispositivo más allá de su tienda oficial integrada. Podemos hacerlo mediante Dropbox, o incluso podemos mandarlos adjuntos en un mensaje de correo electrónico. También podemos hacerlo a través de una tarjeta MicroSD integrada, desde la que podemos guardar libros usando un ordenador.

PocketBook InkPad Lite, la opinión de Xataka

Pocketbook Inkpad Lite Mesa

Este InkPad Lite está en una posición complicada. Tiene una gran pantalla, pero más allá de eso no despunta en otras características lo suficiente como para considerarla una experiencia premium. Son 9,7 pulgadas, pero a una resolución y un comportamiento más bien básicos. Eso me lleva a decir que este lector es el adecuado para quien quiera una pantalla grande y nada más, sin más calidad que haga que el precio del dispositivo suba demasiado.

Su precio de 263,14 euros (en Amazon) también supone un reto, porque hay lectores de pantalla más pequeña pero de mucha más calidad por bastante menos dinero. Es un dispositivo que plantea al comprador si está dispuesto a sacrificar calidad, rendimiento y unos euros de más sólo por ese tamaño extra. El reto se vuelve más difícil cuando incluso tabletas modernas con pantalla LCD llegan a ser más baratas.

Por lo tanto, la recomendación para comprar este InkPad Lite es puramente de tamaño, para quien necesite texto a buen tamaño. En ese contexto, puede ser una gran compañera para tu mesilla de noche o incluso para tu mochila si no te importa llevártelo de viaje.

PocketBook InkPad Lite - Mist Grey

PocketBook InkPad Lite - Mist Grey

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de PocketBook. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Inicio