Publicidad

Mega Drive Mini, primeras impresiones: Sega acierta con la emulación y con el catálogo
Análisis

Mega Drive Mini, primeras impresiones: Sega acierta con la emulación y con el catálogo

Publicidad

Publicidad

Jugar con el Doctor Robotnik comiéndote la oreja es complicado. Si le sumamos a Sonic, Mickey Mouse y Goofy, la cosa se desborda. Y ya cuando cada cinco minutos de gameplay te llega el chaval que ha puesto SEGA a decirte que te puedes quedar lo que quieras, que eres prensa, pero que pienses en los pobres gamers de la cola, pues apaga y vámonos. En fin, que nunca han sido las ferias los lugares ideales para jugar. Pero mi prueba de Mega Drive Mini fue más surrealista de lo normal.

El que hablaba como Robotnik, Goofy o Mickey era un youtuber. Hay que reconocer que el tío tenía gracia y sabía imitar bien, pero cuando uno quiere recobrar esos momentos mágicos de 'Castle of Illusion' escuchar un diálogo de besugos entre Robotnik y Sonic pues como que no. En fin, Mega Drive Mini... Muy bien, la verdad. En la línea de lo que ha hecho Nintendo y no del fallido intento de Sony.

Un menú muy limpio

La cosa me gustó ya desde los menús, con las carátulas en filas de seis y ordenables por cuatro sencillas categorías: alfabeto, género, fecha de salida y número de jugadores; este último, asumo que será las ventas. Había también un detallito curioso; pulsando C en el mando, las carátulas se ponían de canto y entonces elegías título de manera semejante a la colección de juegos de Mega Drive que hemos tenido hace poco.

Del catálogo en sí ya hemos hablado todos los medios; a mí personalmente me convence mucho. Sí, se echa de menos más Sonic, pero en realidad para un recopilatorio de una consola con un par de Sonic basta. Es mejor tener cuantos más títulos se puedan y con la mayor variedad de géneros posible. Yo pienso en las minis, porque mi vida es como es, como consolas de hotel. Pequeños ágapes que llevarse de viaje, enchufar en la pantalla que toque, y a jugar. En ese sentido, llevarte cuarenta juegazos como los que hay aquí, pues de maravilla.

Eso sí, bicheé entre las opciones de settings y no vi nada a nivel gráfico que se pudiera tocar. Ni suavizado, ni scanlines. Habrá que mirarlo con más calma en la versión final.

Voy con las sensaciones de emulación. En general, fue perfecta. Con una excepción; la velocidad de uno de mis juegos favoritos de todos los tiempos, 'Probotector: Hard Cops' me dio la sensación de estar sobreacelerado. Pero, como bien me indicó el xatakero rndl en los comentarios, era porque estaba jugando a la versión japonesa y la percepción que tengo yo del juego es de la de la versión PAL, a 50Hz. En este video, también indicado por rdl, se puede ver lo loco que es jugar a 'Hard Cops' en su velocidad original. Luego sufrí una ralentización en 'Gunstar Heroes'. El resto del tiempo, pues la perfección. Y jugué media horaza, para desespero de los pobres gamers.

Alisia Dragoon Portada original del estupendo 'Alisia Dragoon'.

Mega Drive a tres botones

Entiendo que es una cuestión de nostalgia, lo del mando de tres botones. Y entiendo también que se han elegido los juegos con cabeza, poniendo solo tres 1vs1 —'Eternal Champions', 'Street Fighter 2: Champion Edition' y 'Virtua Fighter 2', pero no deja de ser una limitación innecesaria. Se ha confirmado que Japón tendrá mando de seis botones —y dos cacharrillos decorativos para montar el frankenstein con la 32X y el Mega CD—; aquí tocará esperar o tirar de brujulear Internet. Seguro que hay marcas que se animan a sacar sus propias versiones. Yo, por ejemplo, tengo la Nes Mini con mandos inalámbricos. Y oiga, de maravilla.

Eso si, el game feel del mando de tres botones de Mega Drive siempre fue mejor que el de seis. Se siente... estupendamente. Siempre he creído que por el tamaño de cada botón, que son enormes si uno lo compara con la Snes. En juegos como 'Gunstar Heroes', 'Probotector' o 'Alisia Dragon', es un mando perfecto. De hecho, en cualquier juego de acción de scroll lateral, da un feeling maravilloso.

Roadkill Plant Comix Zone Un instante del irrepetible 'Comix Zone'.

De los juegos en sí, pues probé cinco; cinco obras maestras: 'Probotector Hard Corps', 'Castle of Illusion', 'Gunstar Heroes', 'Comix Zone' y 'Ecco the Dolphin'. Como ya dije, salvo en el caso del 'Probotector', emulación perfecta. Ahora bien, el que mejor se conserva es 'Gunstar Heroes'. Y al jugarme la fase 4 me di cuenta de dónde se sacaron los Moldenhauer ('Cuphead') lo del boss-rush del casino. Ahí estaba, al final de la fase 4, dado incluido.

Mis sensaciones con esta Mega Drive Mini nos las mismas que tuve con la Nes o la Snes Mini. Para mí, una compra imprescindible y maravillosa; incluso aunque sea para coger más polvo del que merece ante la infinita oferta que nos acecha.

Por cierto, os dejo con una imagen que era alucinante. Un gigantesco mando de Mega Drive recibe al visitante en el stand de sega. Y se puede jugar con él a cualquier juego de la mini. Este japonés demostró que era un máquina del 'Street of Rage 2' incluso en estas circunstancias, venciendo a la Mega Drive Maxi.

Mega Drive Mini Un aficionado nipón jugando a la versión Maxi del mando de Mega Drive.
SEGA Megadrive Mini

SEGA Megadrive Mini

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir