Publicidad

¿Es 2015 un buen año para comprar un televisor? Sí y estos son los motivos

¿Es 2015 un buen año para comprar un televisor? Sí y estos son los motivos
56 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los fabricantes de televisores esperan que 2015 sea un buen año en cuestión de ventas. Han apostado fuerte, tal vez más que años anteriores, con tecnologías que esperan convencer a los usuarios de que es un gran momento para comprar nueva tele.

¿Es cierto? ¿es 2015 un buen año para comprar un nuevo televisor? Partamos de la base de que necesitáis cambiar de tele, bien porque la actual vuestra falla, se os ha quedado pequeña o queréis una mayor calidad. En definitiva, que tenéis intención de compra. Si es así, mi opinión es que sí, 2015 es un gran año para comprar nueva tele y estos son mis argumentos.

¿Es 2015 un buen año para comprar un nuevo televisor?

Los mejores paneles son UHD

La calidad global de un panel va mucho más allá de la resolución. Son varios los factores que afectan a nuestra experiencia de uso. Pero en la actualidad, los fabricantes tienen muy claro que sus mejores paneles son UHD. Y no es porque quieran vendernos la moto de la ultra alta definición sino que su uso aporta ventajas innegables.

Los mejores paneles de cada fabricantes son UHD

Supongamos que tenemos dos pantallas de 50", una UHD y otra Full HD. En la misma superficie tenemos cuatro veces más pixeles en el caso de la pantalla UHD respecto a la Full HD. Es decir, el pixel es cuatro veces más pequeño. Un detalle que nos permite sentarnos más cerca de la pantalla al no ser capaz nuestro ojo de identificar los píxeles. Y claro, eso también implica que nuestra visión aprecia una imagen mucho más nítida incluso reproduciendo ambas pantallas el mismo contenido 1080p.

Samsung

Más allá de la resolución está el color

Quantum Dots
Muchos pensaréis que da igual lo anterior, para la distancia a la que visionais vuestro televisor Full HD tampoco sois capaces de distinguir el pixel. Pero un panel UHD ofrece más ventajas que la propia resolución.

Quantum Dots es una mejora real aunque parezca marketing

Los nuevos paneles UHD introducen una nueva tecnología que más allá de parecer un término marketiniano es toda una realidad: Quantum Dots. Esta innovación, aunque realmente no los es pues ya sabíamos de ella y se había usado en las TriLuminos de Sony, permite mejorar la representación de color a través del uso de unos nanocristales.

¿Se nota? Sí, aunque depende mucho de la capacidad de percepción de cada usuario. No todos vemos igual una imagen, echad un vistazo al tema de ayer sobre el vestido azul. La luz ambiental de nuestro salón, nuestra agudeza y otros condicionantes afectan a nuestra capacidad de apreciar o no la mejora en la representación cromática. Pero la mejora es cien por cien real.

Por tanto, a la primera mejora que supone la mayor resolución sumamos la del color. Y sin tener en cuenta que cuando llegue el contenido 4K con un perfil de color REC.2020 la discusión quedará más zanjada aún.

HDR: una cuestión de brillo y contraste

Otra de las novedades de las pantallas UHD de este 2015 es la tecnología HDR. En las demos que se han podido ver en ferias como el CES o eventos de cada marca apreciamos una mejora sustancial en la imagen. Ahora tenemos unos niveles de brillos más altos que no afectan a los negros.

Los blancos son más puros y los negros más oscuros, una combinación que da como resultado una imagen más intensa y en la que no perdemos detalles en aquellas escenas complicadas donde hay un contraste muy pronunciado entre los diferentes elementos que la componen.

La curva. Sí pero no como característica clave

Samsung JS9500
Llegamos a otro de los argumentos que los fabricantes usan para vendernos una nueva tele. Es cierto que las gamas más altas de las principales marcas usan paneles curvos, en algunas sí o sí curvos y sin opción a optar por uno plano. Por tanto, algo ha de ofrecer.

No os voy a vender la moto de que la experiencia inmersiva aumenta, no. Tampoco que se reduce notablemente la distorsión trapezoidal. Pero sí quiero romper una lanza a favor de los paneles curvos.

Tras haber probado algunas pantallas curvas, incluso una de ordenador, no os diré que mejoró mi experiencia de uso pero tras varios días el volver a una plana me costó. La sensación que transmite un panel curvado agrada a medida que pasamos más tiempo visualizando contenido.

La curva de una pantalla se disfruta más en pantallas de grandes diagonales pero no descartéis ninguna pantalla por ser curva

De todos modos, sólo en grandes pantallas es cuando se nota que la curva comienza a ejercer un efecto de inmersión más pronunciado. El problema es que en 65 pulgadas, que ya resulta un tamaño más que generoso cuesta apreciarlo. Pero si tenéis espacio y dinero para comprar una de 100" veréis como la cosa cambia, en esas situaciones es una maravilla.

En definitiva, lo que menos me atrae de los televisores curvados es que puedan encarecer el precio final. Si no es así, entonces yo no descartaría comprar un modelo concreto por tener un panel curvo. Es más, incluso a nivel estético resultan más atractivas.

¿Set top box, Chromecast o Smart TV?

WebOS
El porcentaje de usuarios que tiene una Smart TV y hace uso de sus capacidades es aún muy reducido pero no por ello debemos condenarlo. Hasta el momento, el principal problema de los fabricantes es que estaban desarrollando sus plataformas Smart TV o bien de una manera muy pobre y con mal rendimiento, o bien como si de un smartphone se tratase.

Las nuevas plataformas Smart TV van a demostrar que son útiles. Y ojo que llega Android TV

Eso era un error porque en la actualidad lo que menos tenemos es paciencia. Nos estamos acostumbrando a la inmediatez y lo exigimos en todos los dispositivos que usamos. Para 2015 los fabricantes parecen haber entendido el mensaje que los usuarios les hacíamos llegar y Tizen, WebOS 2.0, Firefox OS y Android TV mejoran en rendimiento e interfaz.

Ahora vamos a disfrutar de plataformas mejor adaptadas a su uso en un televisor. Algo que invitará a usarla y no a huir de ellas para refugiarnos en el set top box de turno. Será más fácil desarrollar aplicaciones e incluir servicios nuevos.

Un Smart TV es lo más que apps

De todos modos me gustaría aclarar que un Smart TV hay que disfrutarlo de forma diferente a un smartphone o tablet. Si buscas inmediatez, saltar de un contenido a otro, consultar redes sociales deteniendo la película o serie entonces no lo hagas en la tele o haz uso de Chromecast. La idea de aprovechar una plataforma Smart TV para mí es hacerlo accediendo a servicios como Netflix, Wuaki.tv o los servicios de las diferentes cadenas a través de sus apps o servicios HbbTV sin depender de más dispositivos, sin tener que hacer streaming desde el móvil.

Aunque hay más, la plataforma Smart TV también nos permite acceder a un reproductor de contenidos en red, programar grabaciones, consulta de la programación y mas. Es tener un mejor control el hardware del aparato. O incluso aprovechar novedades como la transmisión de lo que estábamos viendo en el televisor al móvil o tableta para terminar la película, capítulo o programa en la cama.

Jugadores casuales, estas son vuestras teles

El juego vía streaming está despertando. Samsung y Sony, con PlayCast y PlayStation Now, son las que parecen golpear primero pero no dudo que pronto llegará a más marcas. Los jugadores casuales encontrarán en las nuevas opciones de ocio una oferta más que atractiva. La posibilidad de disfrutar de juegos que hasta el momento eran de las consolas resulta muy llamativo. La única pega sería la conexión a internet necesaria.

Una cuestión de ciclos de renovación

Si tienes pensado comprar una nueva tele 2015 es un buen año. Sin duda el próximo también veremos modelos interesantes, habrá mejoras, se perfilarán detalles y mucho más. Es evidente, la tecnología avanza y nada la detiene. Pero comprar una de las nuevas propuestas de este año es hacerlo con la tranquilidad de que estarás preparado para el contenido que llegará.

Porque aunque dudemos mucho, 2015 es más que un pistoletazo de salida para la distribución de contenido 4K. En 2016 seguro que irá a más la oferta y al final, si tenemos en cuenta que la vida media de un televisor suele ser mínimo cinco años entonces estás haciendo inversión de futuro.

Creo que a final de 2015 tendremos datos y el crecimiento en ventas de teles UHD será más que importante. Los precios están bajando y quién busque lo mejor en calidad de imagen sabe que la oferta de este año es lo que busca.

¿Qué ocurre con OLED? Tranquilos, no me olvidaba. OLED es presente y futuro. Es la tecnología que dará el relevo a las pantallas LED. Sus ventajas y mejoras indiscutibles frente a lo que tenemos pero su precio supone aún el mayor problema. Es por ello que las pantallas LED seguirán siendo las más vendidas, es una tecnología probada, muy mejorada, madura y contrastada. Así que viva OLED pero larga vida a las pantallas LED.

En Xataka | Las siete tecnologías claves en televisores en 2015

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir