Publicidad

Amazon Kindle de 10ª generación (2019), análisis: el lector por excelencia resiste con la cabeza bien alta

Amazon Kindle de 10ª generación (2019), análisis: el lector por excelencia resiste con la cabeza bien alta
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

Llevo ya muchos lectores de libros electrónicos analizados en Xataka, de varias marcas y varias gamas. Kindle Paperwhite y Kindle Oasis, Kobo Clara HD y Kobo Forma... pero aún no había tenido la oportunidad de probar el lector que probablemente popularizó este tipo de dispositivo en todo el mundo. Volvemos a lo básico y esencial que es el Amazon Kindle.

El dispositivo se ha actualizado, y el modelo de 2019 alcanza la décima generación adoptando como principal novedad una luz frontal integrada que busca facilitar la lectura en condiciones difíciles. Se trata del lector más barato de Amazon, así que echemos un vistazo para ver si sus características están bien equilibradas.

Kindle (2019), especificaciones técnicas

KINDLE 2019, PRINCIPALES ESPECIFICACIONES

Dimensiones

160 x 113 x 8,7 milímetros

Peso

174 gramos

Pantalla

Tinta electrónica de 6 pulgadas (167 ppp) con 4 luces LED de lectura integradas

Almacenamiento

4 GB

Resistencia al agua

No

Batería

"Semanas con una sola carga"

Conectividad

Wi-Fi 802.11 b/g/n (Wifi 4)

Conexiones

Micro-USB

Precio

89,99 euros

Kindle Componentes El Kindle de décima generación se entrega con su cable de carga y nada más, como ha ocurrido en sus generaciones pasadas.

El Amazon Kindle es un lector pequeño, y esa sensación se acentúa si estás acostumbrado a pantallas más grandes y/o gamas más altas. Eso lo hace muy ligero y portable. Son sólo 174 gramos, lo que hace que puedas sostener el Kindle durante horas y horas sin que tu mano se resienta.

Kindle Trasera La parte trasera del Kindle se ensucia fácilmente con nuestros dedos, algo a lo que hay que acostumbrarse.

El acabado es en plástico, pero el material es resistente y no se dobla por mucha presión que apliquemos en las manos. La pantalla cuenta con unos bordes más bien delgados, cómodos, con un marco inferior más grueso. Algo que se percibe con el primer contacto es que el plástico se ensucia fácilmente con los dedos dejando las típicas marcas dactilares, aunque no lo considero nada grave.

Kindle Puerto El único botón del Kindle 2019 está en la parte inferior, y sirve para apagar o encender el dispositivo. A su lado, el puerto microUSB de carga.

Sólo hay un botón: el de encendido y apagado (dependemos completamente de la pantalla táctil para usar el sistema). Se encuentra en el lado inferior del dispositivo, justo al lado del conector de datos y carga microUSB. De nuevo no vemos a Amazon dando el paso hacia un USB-C más moderno, y la verdad es que ya vendría siendo hora de hacerlo por una cuestión de adaptarse a los nuevos estándares y no para ganar más velocidad de datos (no demasiado importante con el poco espacio que suelen ocupar los eBooks). La buena noticia es que el cable de carga microUSB a USB-A viene incluido, como en los modelos anteriores.

Los 4 GB de espacio y la ausencia de conexión LTE dejan claro que este Kindle sigue siendo un lector enfocado a ser económico, asequible para la gran mayoría del público general. 4 GB es mucho menos espacio que los 8 o incluso los 32 GB de lectores Kindle de gamas más altas, y hay que tener en cuenta que el espacio que queda disponible a la práctica aún se reduce más: sólo con la primera configuración del Kindle he podido comprobar que el espacio libre que queda son realmente 2,5 GB.

Kindle Espacio De 4 GB teóricos a 2,5 GB reales. Siguen cabiendo muchos libros en 2,5 GB, pero la reducción no deja buen sabor de boca.

Eso es algo que considero que Amazon debería advertir, ya que estamos hablando de una reducción de casi el 50% del espacio que promociona. Es posiblemente la sorpresa más desagradable que me he encontrado con este Kindle. Sin embargo, en esos 2,5 GB siguen cabiendo centenares y centenares de libros así que no lo llego a considerar un engaño grave. En cuanto a depender exclusivamente de una conexión Wi-Fi no es una gran carencia, sabiendo que siempre podemos utilizar el tethering de nuestro teléfono en caso de apuro.

Eso sí: este Kindle no es resistente ni al agua ni al polvo. Por lo tanto es un lector más adecuado para tener en casa o llevarlo de viaje, pero no para tener despreocupadamente en la playa o en la piscina.

Pantalla: aprobado en resolución, matrícula en iluminación

Kindle Pantalla La iluminación LED frontal de la pantalla puede apreciarse incluso a la luz del sol.

Como decía antes, es en la pantalla donde encontramos la novedad principal de este Kindle de décima generación: cuatro puntos LED que iluminan frontalmente la pantalla de tinta electrónica. En un ambiente de luz normal o tenue sólo vamos a necesitar esa iluminación a media potencia, y al máximo puede incluso cegarnos a menos que estemos en un ambiente donde el sol nos incida directamente. En otras palabras, esas luces LED tienen potencia de sobra para leer donde sea.

Otro punto que hay que mencionar es la resolución de la pantalla, que se reduce a 167ppp (píxeles por pulgada). Otros lectores de libros electrónicos presumen de tener una densidad de píxeles de 300ppp, que permite que nuestros ojos no lleguen a diferenciar los píxeles y nos de la sensación que estamos leyendo un papel impreso a buena calidad.

Kindle Tamano Este Kindle es pequeño y portable, y sus 167ppp son más que suficientes para leer un libro sin problemas.
Kindle Sol Leer a pleno sol tampoco es un problema para la pantalla de este Kindle.

Por lo tanto, si estamos acostumbrados a las resoluciones de alta densidad de los smartphone actuales y de lectores de libros como el Kindle Paperwhite, vamos a advertir de nuevo esos píxeles en el texto de este Kindle. Aún así, no es algo que perjudique demasiado la experiencia de lectura. Sí, la calidad es menor, pero sigue siendo decente y suficiente para leer todas las páginas que queramos.

Batería: la autonomía sigue permitiendo que te olvides de cargarlo durante "semanas"

En el caso de la duración de la batería, de nuevo nos topamos con la ventaja de tener una pantalla de tinta electrónica en vez de contar con un panel LCD/LED. El consumo de energía es tan bajo que puedes cargarlo un fin de semana y olvidarte de cables y cargadores hasta el fin de semana que viene.

Mi sensación tras utilizarlo unos días es que la promesa de las "semanas" de duración de batería que hacen en Amazon puede cumplirse, aunque no me extrañaría que con la luz al máximo y manteniendo activa la conexión a internet haya una ligera reducción. Pero insisto: la batería de este Kindle sigue siendo tan satisfactoria como la de cualquier otro lector con pantalla de tinta electrónica. Lo cargarás una vez y te durará muchos días. Nada de lo que quejarse aquí.

Software y rendimiento: la experiencia Amazon sigue siendo la misma, y no es malo

Kindle Tienda

Este Kindle de décima generación no trae ninguna novedad en cuanto a software se refiere. El dispositivo sigue dependiendo de la tienda online de Amazon, donde podemos adquirir y descargar libros electrónicos sin necesitar que se conecte a ningún ordenador. Es más: acudir a cualquier otro dispositivo y comprar el libro desde ahí provocará que éste aparezca automáticamente en el Kindle la próxima vez que usemos.

Podemos seguir utilizando software no oficial como Calibre o incluso bots de Telegram para poder cargarle libros electrónicos que hayamos conseguido fuera de la tienda de Amazon, aunque la intención inicial de la empresa es que el lector dependa sólo de lo que compremos en su propia plataforma.

El cuanto al rendimiento, la respuesta de la pantalla del Kindle a nuestros toques con el dedo no es la mejor que hemos visto (se nota que modelos de gamas más altas tienen procesadores más potentes). Sin embargo, que no sea la mejor no significa que no sea buena. Las páginas se pasan en menos de un segundo, y la respuesta al acceder a los menús es más o menos la que esperamos. En cuanto a la ausencia de botones para pasar páginas, es fácil acostumbrarse a su ausencia.

Por cierto: en este Kindle no hay promociones en la pantalla de bloqueo/apagado del dispositivo. Tampoco vemos opción de precio alternativo basado en activar o desactivar estas promociones, así que suponemos que Amazon debe haber retirado esta función del lector.

Kindle 2019: La opinión de Xataka

Kindle Caja

El Kindle de décima generación supone un avance respecto a sus generaciones pasadas, más que nada por esas nuevas luces LED frontales y quizás un aumento ligero del rendimiento. Sigue siendo el Kindle más económico por su buen precio de 89,99 euros, y es definitivamente un lector para aquella persona que aún no ha dado el salto desde el papel o para quien no es exigente a la hora de querer una pantalla de alta densidad.

Si buscas un lector decente, pequeño, ligero y portable, este Kindle es para ti. Me plantearía saltar a modelos de más alta gama si eres de los que devoras libros y quieres algo más resistente y con más calidad. Pero el Kindle es un modelo equilibrado para la gran mayoría del público, y esta pequeña pero interesante evolución hace que siga pudiendo mantener ese título.

El dispositivo ha sido cedido para la prueba por parte de Amazon. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Nuevo Kindle, ahora con luz frontal integrada, negro

Nuevo Kindle, ahora con luz frontal integrada, negro

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir