Compartir
Publicidad
Acer Revo Build, análisis: ¿tiene sentido un ordenador modular?
Análisis

Acer Revo Build, análisis: ¿tiene sentido un ordenador modular?

Publicidad
Publicidad

Aunque no termine de cuajar entre los usuarios, el concepto de ordenador modular sigue apareciendo de vez en cuando en forma de productos que buscan una fórmula que convenza al público. Hoy vamos a reseñar uno de esos intentos, que ya pudimos ver como aperitivo durante el IFA 2015: el Acer Revo Build.

Este ordenador de sobremesa parte del concepto clásico de torre pero ofrece la posibilidad de añadir módulos que se encajan fácilmente, a base de imanes y conectores de energía completamente integrados que eliminan la necesidad de tener que enchufar cables. Podemos hacerlo todo lo alto que queramos a base de añadir expansiones, o podemos quedarnos con el módulo central para tener un ordenador básico. Veámoslo en detalle.

Análisis en vídeo

Acer Revo Build, principales características

Acer Revo Build 7

Hay que tenerlo claro: estamos ante un ordenador de baja potencia, pero eso permite que su precio sea muy bajo. Si nos quedamos con el módulo central del ordenador tendremos un equipo para aquellos que simplemente quieran cubrir necesidades básicas (como por ejemplo tener un ordenador de sobremesa para tareas muy sencillas o montar un servidor multimedia junto al televisor) y si lo vamos ampliando con sus módulos lo adaptaremos a alguna necesidad especial que podamos tener.

Acer Revo Build (modelo M1-601)
Procesador Intel Celeron N3050 1.6GHz 2M 6W Braswell
Memoria 2GB DDR3 de bajo voltaje
Gráficos Intel HD Graphics
Almacenamiento 32 GB SSD SATA-3
Conectividad Wifi ac y Bluetooth 4.0 LE
Puertos 3 USB 3.0, lector tarjetas SD, toma auriculares, HDMI completo, Displayport, toma ethernet
Otros Incluye teclado y ratón con cable
Dimensiones 135 x 135 x 56 mm mm
Peso 1 kg (el peso aumenta si añadimos módulos adicionales)
Sistema operativo Windows 10 Home 64 bits
Software Incluido McAfee LiveSafe Internet Security
Precio 199 euros

Diseño modular simple y efectivo

Acer Revo Build 9

El Acer Revo Build, a primera vista, da la impresión de ser un ordenador fácil de utilizar y ampliar. Su estructura en forma de cuadrado perfecto es no ocupa demasiado espacio ni en una mesa de trabajo ni en un mueble de televisor, y no tiene un aspecto que haga que lo queramos esconder de la vista.

La parte de los módulos es la que está más bien cuidada: todo encaja perfectamente gracias a una serie de imanes estratégicamente puestos en el interior de cada módulo y de la unidad principal, y los conectores presentes en cada uno de ellos hace que no tengamos que conectar ningún cable.

Y hablando de los módulos: ¿qué tipo de expansiones podemos tener en este Acer Revo Build? Pues he aquí la lista:

  • Módulos de almacenamiento, con discos duros internos que pueden ser de 500 GB, 1 TB o 2 TB. Llevan un conector USB 3.0 por si queremos usar el módulo como disco externo en otros ordenadores. Puedes combinar módulos hasta alcanzar un tope de 8 TB de almacenamiento total. El modelo de 1 TB está a 137,83 euros en Amazon.
  • Módulo Wireless Power Bank, pensado para colocarse arriba del todo del ordenador para servir como base de carga por inducción que funcione con los smartphone compatibles. Además también sirve como batería externa, que se carga mientras está conectada al ordenador y da energía con sólo separar el módulo y llevártelo donde quieras. 104,11 euros en Amazon.
  • Módulo gráfico, que añade una tarjeta gráfica más potente que reemplaza la integrada del ordenador y te permite "ver contenido 4K" además de convertir la máquina en algo más apropiado para jugar. Este módulo es más grande y se añade en la parte de abajo del módulo central, dejándote elegir entre tarjetas NVIDIA o AMD.
  • Módulo de audio, con el que añades unos altavoces estéreo y dos micrófonos digitales. 122,92 euros en Amazon.
Acer Revo Build 13

Así que sí, la base del Acer Revo Build es muy básica (y de hecho se agradece para los que busquen un ordenador barato y compacto al mismo tiempo), pero las opciones de personalización a base de módulos extra son también bastante potentes. Además, colocar un módulo extra no afecta para nada al sistema: no hace falta reiniciar ni hacer ninguna operación extra, basta con incluir o quitar ese módulo y el ordenador se encargará de todo.

La colocación de esos módulos con imanes, además, es bastante sencilla: quizás al ser un cuadrado uno puede confundirse a la hora de encontrar la orientación adecuada para acoplarlos bien (me recuerda a cómo giramos los cables USB clásicos hasta que los podemos conectar), pero no representa un problema demasiado grande en cuanto te acostumbras a ver dónde están esas conexiones.

La fuerza de los imanes no es ni demasiado fuerte ni demasiado floja, de modo que no hay que hacer mucha fuerza para sacar los módulos pero tampoco hay que temer que algún empujón o golpe los saque de su sitio.

Rendimiento muy justo y con demasiadas limitaciones

Acer Revo Build 4

En cuando al rendimiento del Acer Revo Build, el modelo que hemos probado es el más básico de todos con las especificaciones mostradas en la tabla superior y aún así su rendimiento inicial ha sido bastante bueno. El ordenador se inició rápido y responde adecuadamente al inicio de aplicaciones de uso cotidiano como los navegadores. El responsable de que eso sea posible es, sobre todo, el disco duro SSD que el Revo Build trae de serie.

El problema viene cuando el almacenamiento disponible en ese SSD es de sólo 32 GB: Windows 10 ya ocupa gran parte de ese espacio, hasta el punto en el que no he sido capaz de instalar el programa PCMark para hacer las pruebas de benchmarking hasta que no he conectado el módulo de disco de 1 TB para poder trabajar desde ahí. 32 GB son muy pocos GB, y te quedas limitado por esa cantidad de almacenamiento nada más estrenar el ordenador.

Acer Revo Build 5

También me veo obligado a mencionar los ya demasiado pocos 2 GB de RAM, que aunque no parezca que afecten al rendimiento general del sistema supondrán un problema a la mínima que queramos instalar algunas aplicaciones que busquen recursos. Y las 5400 RPM de los discos duros que llevan los módulos de expansión también dejan bastante que desear si se van a usar de forma intensiva.

Este es el resultado de aplicar los tests de PCMark8 Home con aceleración usando OpenCL:

Pcmark8 Acer Revo Build

Sí, se queda muy, muy abajo en el 5% de los ordenadores que peores resultados han sacado en este test. Insistimos: no es un ordenador al que se le pueda pedir demasiado, pero seguimos recordando que su precio es también muy bajo.

Conectividad

Acer Revo Build 1

El Acer Revo Build cumple bastante bien con los puertos de entrada que integra: 3 puertos USB 3.0 no están mal (aunque dos puertos ya se ocupan con el teclado y el ratón que vienen incluidos, me da que no nos salvamos del uso de un hub), y el puerto HDMI junto con al DisplayPort cumplen de sobra con las necesidades básicas de alguien que quiera conectar un monitor moderno o un televisor FullHD. También se agradece el lector de tarjetas SD integrado.

Quizás un puerto Thunderbolt habría sido un añadido bueno, aunque tampoco podemos exigir demasiado a un ordenador de menos de 200 euros. Lo que sí sorprende es que el receptor Wi-Fi sea AC, o sea que el Revo Build puede presumir de aguantar las redes inalámbricas de última generación.

Otros modelos

Acer Revo Build 10

A sabiendas de que el rendimiento de este modelo del Acer Revo Build es demasiado justo para más de una persona, no está de más compararlo con el resto de configuraciones del ordenador para ver hasta dónde se puede llegar:

Acer Revo Build: la opinión de Xataka

Características

Revo Build M1-601-UR51

Revo Build M1-601-UR52

Revo Build M1-601-UR61

Procesador

Intel Celeron N3050 Dual-Core 1,60 GHz

Intel Pentium N3700 Quad-Core 1,60 GHz

Intel Core i5-6200U 2,3 GHz

Memoria RAM

2 GB

4 GB

8 GB

Gráficos

Intel HD Graphics 520

Intel HD Graphics 520

Intel HD Graphics 520

Almacenamiento

32 GB SSD

1 TB

1 TB

La clave aquí es: si tenemos en cuenta los precios de los módulos de expansión, ¿vale la pena gastarse el dinero en tener esa solución modular? Cuando queremos mejorar las especificaciones del Acer Revo Build ya nos vamos fácilmente a superar los 500 euros, y muchos ordenadores de sobremesa y portátiles con Windows 10 ya llevan ese precio con un rendimiento bastante mayor.

Por lo tanto, lo que estamos pagando aquí es esa "modularidad", esa comodidad de poder colocar y quitar las partes de hardware que queramos sin liarnos con cables. Para ideas como la base de carga por inducción que sirve también de batería externa externa está muy bien, pero me da que la configuración más atractiva para todo el mundo va a ser la básica por su precio y su diseño compacto.

¿Y para qué puede servir esa configuración básica? Pues como ordenador que actúe como servidor casero, permanentemente conectado en algún rincón de la casa o en el televisor; o como terminal de uso muy básico para leer el correo, navegar por internet, ver vídeos online o hacer algún trabajo de ofimática sencillo. Para configuraciones potentes, mejor busquemos otra solución.

El ordenador ha sido cedido para la prueba por parte de Acer. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos