Compartir
Publicidad
La nueva Action Cam de Sony introduce la estabilización óptica de imagen al mismo tiempo que graba en 4K
Fotografía y vídeo

La nueva Action Cam de Sony introduce la estabilización óptica de imagen al mismo tiempo que graba en 4K

Publicidad
Publicidad

Cuando pensamos en cámaras de acción lo normal es imaginarse una de las diferentes GoPro que han ido apareciendo en el mercado en los últimos años, pero hay montones de alternativas válidas - incluso muy asequibles - entre las que siempre nos gusta destacar las opciones de Sony.

La firma japonesa crea sus cámaras de acción sin seguir demasiado el ritmo de GoPro, ya que ni ha sucumbido a cambiar el diseño de sus modelos, como han hecho otras, ni se dedica a copiar especificaciones superadas por la marca líder. Cada temporada, Sony actualiza su alternativa más importante, y el modelo que representa este cambio es la Sony FDR-X3000R.

El que siga la evolución de las cámaras de acción Sony conocerá que siempre intentan mejorar un aspecto clave en este tipo de dispositivos: la estabilización de imagen. Posiblemente son los modelos que mejor solucionan este problema y con la X3000R dan un paso adelante, si cabe. Lo dan al poder aunar la calidad máxima de grabación con el sistema Balanced Optical SteadyShot, un mejorado estabilizador óptico.


El que busque la mejor estabilización en cámaras de acción, sin renunciar al 4K, debería echar un vistazo a la última Action Cam de Sony

Y es que la cámara graba en formato 4K y lo hace a una tasa muy alta de datos, nada menos que 100Mbps, algo que asegura mucha información por segundo, y por lo tanto, calidad. Lo interesante de Sony es que emplea tecnología propia - o codecs - que permite que esa información no nos desborde las tarjetas por su tamaño.

Este formato de grabación 4K ya la habían superado con la FDR-X1000V, el actual tope de gama, pero aquí consiguen jugar con los siguientes modos: 30, 25 y 24 imágenes por segundo.

Sony 2

Si bajamos a la resolución a Full HD, posiblemente más lógica por tamaño y uso real, tenemos todavía más juego: 120, 100, 60 y 50 cuadros por segundo. Hay un modo que seguro que es muy aprovechable que baja a 800x480 píxeles y nos permite registrar 240 fps. Todos ellos se aprovechan de la nueva estabilización.

Que ahora pueda hacer estabilización al mismo tiempo que grabe 4K es posible ya que el sistema es óptico, no hay que hacer recortes con la información que se registra

Nuevo sensor con 8,2 megapíxeles

Además del nuevo estabilizador óptico la otra mejora interna está en el nuevo sensor CMOS. Se trata de un Sony de 8,2 megapíxeles con un tamaño de 1/2,5 pulgadas, que viene bien acompañado de un procesador Bionz X, y es el encargado de que la camarita pueda trabajar en modos tan exigentes de grabación.

Sony 3
Un rival demasiado duro para GoPro, que posiblemente esté por delante en tecnología. Eso sí, su precio es bastante alto

Pasando a la óptica podemos ver que viene firmada por Zeiss y tiene un gran angular de 17 milímetros, algo habitual en este tipo de oferta. La apertura máxima de la misma es f/2,8. Es justo reconocer que tanto el procesador de vídeo como el estabilizador llega heredado de videocámaras de gamas superiores. Ahí tenéis un ejemplo de grabación de la propia Sony:


¿Resistente? Pues como el modelo anterior lo es bastante, pero si lo que queremos es sumergirla hay que usar una carcasa estanca que viene en el kit de compra y nos permite meterla a 60 metros bajo el agua.

La Sony FDR-X3000R se pone a la venta el próximo de noviembre, y como era de esperar el precio de un dispositivo tan capaz no iba a ser asequible: 600 euros. Le acompaña en la oferta un modelo más asequible conocido como AS300.

Nos gusta mucho que Sony sigue adornando la oferta con accesorios que parecen bastante útiles: empuñadoras para colocar la pantalla externa, protectores para el objetivo, o trípodes especiales (se pueden ver en el vídeo).

3
2
1

Más información | Sony

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos