Sigue a

Xbox One vs PS4

Tanto Microsoft como Sony desvelaron hace unas horas buena parte de los detalles de las Xbox One y las PS4 que llegarán al mercado justo antes de navidades. Es hora de hacer balance sobre dos de los aspectos fundamentales de esos anuncios: el precio de las consolas, y su política de gestión de los juegos usados.

Las keynotes de ambas empresas aclararon algunos temas aún pendientes, y por lo que llevamos analizado según esas presentaciones, parece claro que en Sony tienen de momento muchos argumentos para liderar el mercado de las consolas.

Precios y fechas de lanzamiento de la Xbox One y la PS4

  • Xbox One: El precio de la nueva consola de Microsoft será de 499 euros, con una fecha de salida prevista para el mes de noviembre en 21 países, entre ellos España. En ese precio se incluye la consola con disco duro de 500 GB, un mando y el dispositivo Kinect, obligatorio en la consola.
  • PS4: Aunque no han dado fecha concreta, sí que han señalado que la consola estará disponible “a finales de año”, probablemente en noviembre o diciembre de 2013. El precio de la consola será de 399 euros e incluye la PS4 con disco duro de 500 GB y un nuevo mando DualShock 4, pero no la cámara PlayStation 4 Eye, que incrementará el precio en 49 euros.

Juegos usados

  • Xbox One: Aunque Microsoft afirma que no hará negocio con la compra-venta de juegos usados, sí obligará a transferir la licencia asociada a cada juego, de modo que solo un propietario y una consola puedan jugar a una misma copia en cada momento. En Microsoft cederán el control de ese mercado a las editoras de los juegos, que probablemente establezcan cierta comisión de reventa a las distribuidoras y cadenas de tiendas de segunda mano. En la licencia de esos juegos Microsoft incluyó un apartado para compartir nuestra biblioteca de juegos con nuestros familiares, pero de nuevo los términos siguen siendo difusos en ese apartado.
  • PS4: Sony permitirá jugar a juegos usados sin ningún tipo de restricción o proceso de autenticación y registro. Eso significa que cuando compremos juegos físicamente, el disco (o discos) del juego podrá ser revendido en tiendas, a amigos o simplemente prestado sin ningún problema. Lógicamente sí que se mantiene el DRM para realizar copias de juegos.

Conexión a Internet

  • Xbox One: Esta consola tendrá que conectarse a Internet al menos una vez cada 24 horas, ya que en esa conexión Microsoft comprobará que “todo está como debe”. Será posible usar el reproductor Blu-ray o la reproducción de contenidos multimedia sin conectar la consola a Internet cada 24 horas, pero para jugar, necesitaremos cumplir ese requisito. Y por supuesto, el juego multijugador necesitará de una suscripción a Xbox LIVE Gold.
  • PS4: Los propietarios de la PS4 no tendrán que conectarse a Internet para poder seguir jugando a sus juegos, lo que hace de la consola de Sony un modelo totalmente convencional (y mucho más cómodo y atractivo) en ese sentido. Eso sí: para poder jugar a juegos online sí será necesaria la suscripción al servicio PlayStation Plus.

Bloqueo por regiones

  • Xbox One: Los responsables de Microsoft han anunciado que la Xbox One tendrá bloqueo de acceso por regiones. En la Xbox 360 también se implantó esa medida, aunque esa limitación la decididían en último término los desarrolladores. No está claro si en la Xbox One Microsoft también dará esa opción a los desarrolladores, o el bloqueo regional estará implantado de serie en todos los juegos.
  • PS4: El presidente de SCE Shuhei Yoshida ha confirmado que la PS4 tendrá un “pasaporte global”, y no tendrá bloqueo por regiones, lo que permitirá que los juegos importados desde otros países funcionen en cualquier consola.

Conclusiones: la PS4, a priori, mucho más atractiva pero cuidado con las exclusivas

El catálogo de videojuegos disponibles para ambas plataformas durante esos lanzamientos también será determinante en el éxito de una u otra plataforma, pero lo que queda claro es que los desarrolladores podrán obtener títulos que en esencia no se diferenciarán mucho en calidad o potencia gráfica, como ha sucedido hasta la fecha.

¿Jugarán en esta guerra un papel fundamental las exclusivas? Por ahora por cantidad parece que Xbox One va un poco por delante, teniendo entre sus títulos Sunset Overdrive, Killer Instict, Dead Rising 3 (ahora exclusivo para Xbox One) o el espectacular Ryse: Son of Rome.

Por parte de Sony, como exclusivas nos encontramos lo nuevo de Killzone, Driverclub, Final Fantasy o Kingdom Hearts III.

PS4

Ese argumento sería el único que quizás podría descompensar la balanza un poco, porque en el resto de aspectos es evidente que la PS4 supera a la Xbox One en su tratamiento a priori a los jugadores.

La consola es más barata (aunque no incluya la cámara PS4 Eye) y sobre todo, evita todas esas confusas restricciones que han impuesto desde Microsoft. En Redmond deberían plantearse modificar esos términos con los que Sony ha dejado casi en ridículo a la Xbox One —sobre todo con el vídeo que muestra cómo prestar o regalar videojuegos de segunda mano—, porque de lo contrario nos encontraremos ante un panorama muy favorable para la empresa nipona.

En Xataka | Xbox One y PS4, ¿almas gemelas en el hardware?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios