Compartir
Publicidad

Con Sensoria, el cuantificador va en el calcetín

Con Sensoria, el cuantificador va en el calcetín
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A la hora de colocar sensores, nos tenemos que esperar cualquier cosa, y por lo tanto, ver que algunos ya se han ido directamente a los calcetines, no nos debería sorprender demasiado. Ayer mismo nos enterábamos de un proyecto muy interesante relacionado con Alzheimer, que también apuestan por la misma zona.

Pero el protagonista de nuestra historia es Sensoria, un cuantificador en el que el principal objetivo - además de registrar movimientos - es que no nos demos cuenta de que lo llevamos puesto.

Anteriormente habían introducido en el mercado sensores que iban colocados en camisetas, sujetadores, con la intención de monitorizar ritmo cardiaco y movimientos. Sensoria se aloja en nuestros calcetines. Lo mejor es un vídeo para ir conociendo el invento:


La realidad del mercado es que montones de soluciones van alojadas en el brazo, sea como brazalete, o sea en la muñeca, pero pocas se van a otras partes de nuestro cuerpo. Aquí se introducen dos elementos, el calcetín, y una tobillera.

Aunque parezcan unos calcetines normales, cuentan con unos sensores de presión de alta sensibilidad en toda la zona inferior. Actualmente aguantan unos sesenta lavados sin problemas, pero están trabajando en la forma de llegar a un número superior.

Sensoria pretende mejorar nuestros entrenamientos, y también intenta que no recordemos que está ahí

El precio es alto, cuatro pares salen por 200 dólares. En el paquete viene la citada tobillera, y un cargador para la misma (dura una semana si lo usamos una hora al día). Sueltos, nos piden 60 dólares por tres pares de calcetines.

Con respecto a la tobillera, es un dispositivo fabricado en goma, con diseño curvado para acomodarse a la forma del calcetín en el tobillo. Como podéis ver en las imágenes, cuenta con conectores que unen ambos elementos.

Aquí no hay botones, el sistema se pone en funcionamiento de forma automática al empezar a movernos. Y la forma de conocer qué está registrando, es a través de dispositivos móviles hermanados vía Bluetooth. Lógicamente hay una aplicación Sensoria para ello.

Los sensores nos dirán cómo pisamos

App 03

La idea no parece estar en que corramos siempre con el sistema completo, sino monitorizar nuestros movimientos, conocer nuestra forma de entrenar, y aprender a hacerlo mejor gracias a los análisis de Sensoria. Durante el uso, la aplicación nos manda mensajes de voz corrigiendo ciertos detalles que va encontrando.

La parte principal de la aplicación, o la más llamativa, está en el diagrama de pisada. Gracias a los sensores, nos muestra cómo pisamos, con diferentes colores, dependiendo del uso de cada zona del pie.

Sock Anklet Sprite
Para rizar el rizo, es posible utilizar un par de dispositivos Sensoria, uno en cada pie. Además de tener la información de pisada de cada uno, el sistema podrá jugar con la cadencia de cada uno y establecer un análisis más completo.

Sensoria es además capaz de integrar otros datos como la información GPS. Por si fuera poco, también es posible decirle el zapato deportivo que estamos utilizando, entre 7.000 modelos registrados. Ayudará a que las mediciones sean más exactas, y también estimará la vida útil del calzado.

Sensoria será un producto real a comienzos del año que viene, y como muchos otros dispositivos que intentan prosperar, sus creadores han elegido el crowdfunding para salir adelante. Los que ayuden inicialmente - 149 dólares -, podrán recibirlo antes de terminar el año.

Pj Bx302 Joints Gr 20140922153509

Más información | Sensoria

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio