Compartir
Publicidad
Todo lo que aún no sabemos sobre la Nintendo Switch a dos semanas de su lanzamiento
Videojuegos

Todo lo que aún no sabemos sobre la Nintendo Switch a dos semanas de su lanzamiento

Publicidad
Publicidad

La Nintendo Switch , la esperada nueva videoconsola de la Gran N está a sólo dos semanas de llegar oficialmente a las tiendas. Con tan poco tiempo por delante, en este punto ya prácticamente lo sabemos todo después de haber hecho una primera toma de contacto y probar en primera mano la experiencia que nos ofrece.

Pero filtraciones como la de esta madrugada, en la que hemos podido ver su interfaz completa, demuestran que la gente sigue con ganas de saber todo lo que quede por saber de ella. Por eso, hoy vamos a hacer un repaso a todas las preguntas sobre la Nintendo Switch para las que aún no tenemos respuesta, alguna de las cuales aún puede ser clave para decantar a los indecisos.

La CPU y GPU aún no han sido desveladas

La Nintendo Switch será más potente que la Wii U, pero tras haberla probado nos da la sensación de que gráficamente está un peldaño por debajo de la PS4 y Xbox One, aunque hay que tener en cuenta que los primeros juegos nunca pueden medir el potencial de una consola. Nintendo ya dijo que la Switch utilizaría un chip adaptado de Nvidia, se supone que del Tegra X1, pero todavía no ha desvelado sus características exactas y hasta qué punto ha sido modificado para ellos.

Por lo tanto, el de qué chips moverán los juegos de la nueva consola de Nintendo sigue siendo el mayor misterio que nos queda por resolver, y viendo cómo están jugando sus cartas no parece que vayan a revelar esta información antes del lanzamiento. De hecho, hace tres semanas desvelaron casi todos los detalles técnicos de su nueva videoconsola menos ese.

Nintendo no es como el resto de fabricantes de consola, y su apuesta no está tan orientada a la potencia bruta como a tratar de innovar en los modos de jugar. Ese dato, además de la posible inferioridad frente a la generación actual, podrían ser las razones por las que Nintendo prefiere esperar a lanzar la consola para que, a la hora de criticarlos, no se tenga tanto en cuenta la potencia bruta como los juegos que ofrece. Es una manera medida de minimizar las críticas, pero que nos tiene a todos en ascuas.

Lo que sí sabemos de sus especificaciones desde hace tres semanas, por ejemplo, es que su batería será de 4310 mAh y que se carga en aproximadamente 3 horas vía USB-C en modo reposo. También que en modo TV la resolución máxima será de 1920 x 1080 y 60 fps, y que el dock no añadirá potencia extra como se rumoreó en su día, sino que simplemente servirá para conectarla a la tele y aportar unos cuantos puertos extra.

Pruebas reales de pantalla y batería

Precisamente el tema de su batería de 4310 mAh nos lleva a otra de las grandes dudas respecto a la consola. Sabemos que Nintendo dice que esta oscilará entre las dos horas y media y seis horas dependiendo del juego, siendo el Zelda uno de esos que rondará las tres horas, pero hasta que no podamos tener la consola en nuestras manos para probarla a fondo no podremos saber hasta qué punto esas cifras internas son reales y fiables.

De la misma manera, aunque sabemos que la pantalla es de 6,2 pulgadas sobre un panel LCD con resolución 1280 x 720 píxeles, nos queda una duda vital que no podremos resolver hasta que no la saquemos a la calle. ¿Tendrá un brillo suficiente? Suele pasar con algunos smartphones y tabletas, por ejemplo, que no tienen suficiente brillo y esto hace que la pantalla se vea mal en exteriores.

Nintendo tiene mucha experiencia en portátiles, por lo que es de esperar que no experimentemos este problema, pero no deja de ser una de las dudas que no se pueden resolver hasta que tengamos la consola en nuestras manos y podamos dedicarle unas cuantas horas a probarla en diferentes entornos.

Y claro, mirando ya al futuro, también habrá que ver qué tal se comporta la batería a largo plazo, cuánto se degrada en los primeros años o cómo de resistentes será la pantalla a arañazos. Y es que al final, hasta ahora sólo se ha probado la Switch en entornos controlados por Nintendo, por lo que queda ver cómo funcionan sus características "en el mundo real".

El modo online de pago

Switch Online

Del modo online de la nueva consola de Nintendo sabemos que esta vez será de pago, que evidentemente nos permitirá jugar online con personas alrededor del mundo, que incluirá ofertas exclusivas para la compra de juegos digitales, que tendrá un chat de voz mediante una aplicación móvil y que cada mes nos podremos descargar juegos de NES o SNES, aunque sólo los podremos jugar gratis durante ese mes.

El Presidente de Nintendo desveló hace dos semanas que a partir de otoño el servicio pasará a costar entre 2.000 y 3.000 yenes, lo que vienen a ser entre 16,64 y 24,97 euros al año. El precio final aún no está fijado, y en todo caso aún se tendrá que ajustar al mercado europeo, pero siendo un pago anual parece que el servicio será mucho más económico que los de las consolas de Sony y Microsoft.

Sin embargo todavía no se ha establecido que tipo de programas de fidelidad o vinculaciones con My Nintendo darán la posibilidad de amortizar el online más allá del juego con otros usuarios, y tampoco sabemos si habrá un sistema de logros o trofeos (la interfaz no lo muestra), o si se podrán guardar partidas en la nube. Tampoco sabemos cómo será la aplicación móvil para chatear en las partidas online, ni qué tipo de ofertas exclusivas tendremos a cambio de pagar.

Sin embargo, el hecho de que los primeros meses de este servicio vayan a ser gratuitos hasta octubre demuestran que Nintendo aún no tiene las cosas del todo claras. Esto por una parte puede penalizarles por la incertidumbre que genera en torno a su modo online, pero por otra les da más flexibilidad si son capaces de adaptarse al feedback de la comunidad.

Juegos y consolas virtuales

También quedan dudas en torno a los juegos en sí. Por ejemplo, sabemos que estos serán “region free”, lo que permitirá que la gente pueda jugar a los juegos lanzados en cualquier país del mundo en cualquier consola independientemente de si es europea, americana o japonesa. Pero a parte de esto, tampoco sabremos qué tipo de limitaciones puede haber.

Por ejemplo, no sabemos si tendremos acceso al catálogo completo de todos los países en la tienda virtual o si todas las características de cada título estarán disponibles en todas las partes del mundo. De momento parece que habrá ciertas limitaciones con el doblaje de los juegos, aunque no parece que sea un bloqueo regional sino que dependerá más del idioma de la consola.

También queda por resolver otra duda como la de si los juegos se ligarán de alguna manera a tu cuenta o no, y además, tampoco sabemos mucho sobre el modo de consola virtual. Sí, cada mes habrá juegos de consolas retro, pero no sabemos si las compras de juegos de consola virtual hechas con otras consolas se enlazarán a la Switch o si tendremos que volverlos a comprar.

Desde Nintendo también han dejado caer que podrían adaptar juegos de la Wii U a la Switch para aumentar su catálogo, pero lo han dejado como una posibilidad. Tampoco se sabe nada sobre otra de las demandas más escuchadas en la red, la de si la consola se conformará con emular los juegos de los equipos más antiguos o si habrá un hueco también para la Gamecube o alguna de las portátiles. Y por último, de reeditarse juegos clásicos...¿vendrán con mejoras pensadas para las características de la Switch?

Y ya que hablamos de retrocompatibilidad, también se pregunta mucho sobre los mandos de otras consolas anteriores. "Actualmente Switch no es compatible con mandos diseñados para otros sistemas, pero el soporte para ciertos controladores puede ser considerado para una actualización futura". Esto es lo que dijo el presidente de Nintendo, dejándonos con puertas abiertas, pero de nuevo con más preguntas que respuestas. Y ya puestos, tampoco sabemos si el mando Pro de la Switch valdrá para PC, algo que podría animar a su compra.

¿Cómo convivirá con la Nintendo 3DS?

3DS

Otro de los debates que más se lee en foros y comunidades es el de hasta qué punto le conviene a Nintendo mantener viva su 3DS en vez de discontinuarla para potenciar al máximo a la Switch como portátil. Y es que al final, podríamos estar ante la situación de que la nueva consola tenga que acabar compitiendo con las anteriores portátiles de la empresa nipona.

Sobre este asunto aún no sabemos la estrategia a largo plazo de Nintendo, y viendo la manera tan precipitada en la que anunciaron el fin de la Wii U no da la sensación de que vayan a mojarse. Pero a corto plazo si sabemos que la intención de Nintendo es la de mantener viva a la 3DS por lo menos durante este 2017. A partir de ahí podemos suponer que todo dependerá del rendimiento de las ventas de ambas consolas, pero no tenemos nada confirmado.

¿Y qué hay de las aplicaciones de terceros?

Switch Netflix

Y terminamos con otra de las grandes dudas que quedan por resolver sobre la Nintendo Switch, una que influye directamente en su prometida versatilidad: ¿habrá aplicaciones de terceros como en el resto de consolas? Me refiero a que si tendremos acceso a servicios como Spotify o Netflix para potenciar la consola como compañera de viajes.

Se ha confirmado ya que no habrá aplicaciones de streaming como la de Netflix en el lanzamiento de la consola, pero a día de hoy todavía no han aclarado, ni para bien ni para mal, si este tipo de aplicaciones llegará finalmente o no, y en el caso de hacerlo cuándo. Lo que sí sabemos es que otras aplicaciones como la de Miiverse no seguirán en Switch, y que Nintendo aprovechará para pensar en qué aplicación puede ser mejorada o descontinuada mirando las reacciones de los consumidores.

En Xataka | 50 luces y sombras de Switch. Primeras impresiones de la nueva consola Nintendo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos