Compartir
Publicidad
Los mejores juegos de 2001
Videojuegos

Los mejores juegos de 2001

Publicidad
Publicidad

Tras repasar los mejores videojuegos del siglo XX, vale la pena detenerse año por año en todo lo que llegó después a la industria. Y es que teniendo en cuenta la gran cantidad de juegos que empezaban a acumularse ya desde el inicio del siglo XXI, es más fácil hacerse una idea de la evolución del medio hasta la presente generación.

Hacemos un parón en la retrospectiva para quedarnos en el año en que llegó a nuestras manos un clásico revitalizado, la Game Boy Advance. No fue la única consola del año, también asomó el hocico en algunos territorios la GameCube de Nintendo y la Xbox de Microsoft, pero como aquí lo que importa es lo que corría en su interior, ahí van los mejores juegos de 2001.

‘Advance Wars’

Empezamos por orden alfabético con uno de esos clásicos de la estrategia que se quedaron grabados a fuego en nuestra memoria: 'Advance Wars'. Pese a que Nintendo no ha querido recuperar la franquicia de Intelligent Systems (sólo de la mano de reediciones en la consola virtual como la de Wii U), no han sido pocas las compañías que se han intentado sumar a ese estilo que sólo contaría con tres secuelas.

‘Animal Crossing’

El juego apareció primero en Nintendo 64 y, tras cosechar unos números excelentes, Japón recibió una entrega mejorada para GameCube que, esta vez sí, acabaríamos disfrutando en occidente. Desde entonces la popularidad de 'Animal Crossing' no ha dejado de crecer, recibiendo hasta siete secuelas que se han paseado por las consolas de sobremesa y las portátiles de Nintendo. Tan importante ha sido la franquicia para los números de Nintendo que incluso lanzaron recientemente una descafeinada versión para móviles llamada 'Animal Crossing: Pocket Camp'.

‘Black & White’

Antes de hacernos creer que de una fruta que cae al suelo podría acabar saliendo un árbol en años posteriores, el desorbitado ingenio de Peter Molyneux a cargo del ya desaparecido Lionhead Studios nos brindó 'Black & White', un juego de estrategia en el que nuestro papel era convertirnos en un dios en busca de favores. La gracia estaba en que estos podían conseguirse de la mano del bien o el mal, modificándose así el temperamento de la criatura que los aldeanos acabarían adorando.

‘Burnout’

Como uno de esos dobles A que parecían no importarle a nadie llegó a nuestras vidas una de las experiencias más intensas de la época, el frenético 'Burnout'. En él debíamos recorrer distintos trazados con la particularidad de estar ante un juego con tráfico real, lo que sin duda provocaba no pocos accidentes con catastróficos (y espectaculares) resultados.

‘Commandos 2: Men of Courage’

Con 'Commandos' en manos de Kalypso a la espera de remake y nuevas entregas, imposible no emocionarse, aunque sea un poco, recordando los buenos momentos que nos dio este auténtico juegazo hecho en España. Un título de estrategia y sigilo que mejoraba ampliamente la propuesta original.

‘Conker's Bad Fur Day’

Convertido en juego de culto gracias a su curiosa aproximación, lo que empezó como un título para niños acabó pivotando hacia una estética mucho más adulta. Conker la Ardilla nos traslada a un universo en el que la violencia explícita, las parodias y los chistes escatológicos están a la orden del día.

‘Devil May Cry’

Siendo una de las sagas más reconocidas de nuestros días, el anticipado retorno de ‘Devil May Cry’ se lo debe todo a esta entrega lanzada en 2001. Cogiendo la mecánica de exploración de 'Resident Evil', Capcom cambiaba aquí la acción comedida por el hack'n slash, los zombis por demonios y la cámara fija por una en movimiento.

‘Final Fantasy X’

Sin contar la última entrega, estamos ante el que probablemente fue el último juego de la franquicia aplaudido por unanimidad. ‘Final Fantasy X’ resultó ser un RPG fantástico en el que la historia te atrapaba de principio a fin y, si así lo deseabas, podías triplicar el número de horas de juego a base de misiones secundarias y minijuegos.

‘GTA III’

Aunque la saga ya se había ganado la atención del público por su violencia, fue con 'GTA III' con el que Rockstar empezó su particular monopolio de mundo abierto. Tras este título llegaría una oleada de juegos intentando copiar su fórmula sin mucho éxito, una señal más de la tecla que consiguió tocar con maestría la compañía.

‘Halo: Combat Evolved’

En un año de revoluciones, ‘Halo: Combat Evolved’ quiso ser otro de los títulos que marcarían un antes y un después en la historia del videojuego. De la mano de Bungie nos llegaba esta vuelta de tuerca al género de los FPS que, con la conexión a internet por bandera, nos proponía un pasatiempo al que aún no estábamos acostumbrados.

‘ICO’

Fumito Ueda trabajó como animador en un proyecto para Sega Saturn y, tras un desarrollo eterno, en 1997 empezó a trabajar con Sony en la creación de 'ICO', el juego que le catapultaría a la fama y le daría carta blanca a la hora de crear para las consolas de Sony. A nivel visual, narrativo y gracias a la simplicidad de sus mecánicas, se convirtió en juego de culto.

‘Luigi's Mansion’

Gamecube no llegaba apadrinada por Mario, pero sí por su hermano. En un juego de acción, exploración y puzles, Luigi se colocaba una aspiradora en la espalda para recorrer una mansión plagada de fantasmas. Pese a su corta duración se convirtió en uno de los juegos estrella de la plataforma y en una de las sagas más aplaudidas por los fans de Nintendo

‘Max Payne’

2001 también fue el año en el que conocimos a otro icono reciente, el atormentado policía en busca de venganza 'Max Payne'. A través de vídeos presentados como una novela gráfica, Remedy Entertainment sumaba a un título de acción el característico tiempo bala de Matrix, consiguiendo con ello un estilo único que, sumado a su historia y ambientación, les catapultaron a la gloria.

‘Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty’

Con una aventura atípica en la que se dejaba a un lado al protagonista original, ‘Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty’ nos presentaba a Raiden, protagonista de este y futuros juegos de la saga. A base de graficazos y una historia que aún hoy se aplaude con fuerza, la segunda entrega en 3D de la franquicia se convertiría en una de las favoritas de los fans.

‘Phoenix Wright: Ace Attorney’

Nadie podía imaginar por aquél entonces que un juego sobre abogados pudiese tener cabida en la industria, pero sin embargo esta aventura gráfica de Capcom se ganó el favor del público y su popularidad subió como la espuma. 'Phoenix Wright: Ace Attorney' fue el primero de una serie con más de seis títulos igual de aplaudidos.

‘Silent Hill 2’

Una vez más toca detenernos en uno de los juegos estrella de la franquicia. Otro de esos títulos que echan por tierra la frase de que segundas partes nunca fueron buenas. El título de terror de Konami se alejaba del combate para poner aún más énfasis en la exploración, los puzles y la característica ambientación de terror del pueblo 'Silent Hill'.

‘Super Smash Bros. Melee’

Cerramos la selección con otro clásico imperecedero, la primera entrega de una saga de lucha que aún a día de hoy es protagonista de la industria. De la mano de los personajes más característicos de Nintendo nos dimos de bruces contra un título de peleas en el que los movimientos especiales y el carisma de sus protagonistas invitaban a un pique con amigos que se alargaba hasta altas horas de la madrugada.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio