Epic recibe el respaldo de Microsoft y 35 estados de EEUU (entre otros) en su lucha contra el monopolio de Apple en la App Store

Epic recibe el respaldo de Microsoft y 35 estados de EEUU (entre otros) en su lucha contra el monopolio de Apple en la App Store
38 comentarios

Nuevo capítulo en la pelea entre Apple y Epic Games. Y uno, dicho sea de paso, que amplía de forma considerable el plantel de actores. Microsoft, 35 fiscales estatales y la Electronic Frontier Foundation —entre otras voces— han presentado escritos en sintonía con la postura de Epic, que en el verano de 2020 llevó a la firma de Cupertino a juicio al considerar que aplica a los desarrolladores prácticas anticompetitivas, les cobra comisiones abusivas en su AppStore y ejerce una posición de monopolio. Los informes llegan ahora, precisamente, como consecuencia de aquel juicio, que se cerró en 2021 con una sentencia que no dejó satisfechas a ninguna de las partes.

El caso, como os hemos ido contando, viene de atrás. En un movimiento arriesgado, pero bien estudiado, en agosto de 2020 Epic Games introdujo en Fortine un sistema propio de pagos para sus clientes. El objetivo: esquivar la comisión del 30% que cobra Apple por cada transacción en la app. Al enterarse, la firma de Cupertino expulsó a Fortnite de la App Store, lo que hizo que Epic, a su vez, acudiese a la Corte de California. Arrancaba una batalla durante la que el desarrollador de Fornite intentó demostrar que Apple aplica prácticas anticompetitivas y abusa de su posición.

Un batalla que viene de lejos

El caso, evidentemente, es mucho más que un simple tira y afloja entre dos multinacionales. Lo que Epic buscaba era poner en cuestión el modelo de negocio de Apple en la App Store y abrir vías alternativas de pago en las apps iOS sin tener que afrontar la comisión del 30%. La sentencia llegó en septiembre y si bien en teoría dio la razón en casi todos los puntos a Apple, en la práctica supuso un "empate". ¿Por qué? La jueza falló a su favor en casi todos los cargos que Epic Games había presentado en su contra y obligó al desarrollador a pagar a Apple por romper su contrato; pero también arrojó un caldero de agua fría a la compañía de la manzana: le obliga a aceptar que desarrolladores como Epic incluyen en sus apps pasarelas alternativas de pago.

A aquella decisión le siguió una fase de apelación durante la que ambas compañías recurrieron los puntos que las perjudican. Ahora, como parte de ese proceso, varias organizaciones, entre las que se incluyen fiscales generales, profesores, la EFF o incluso Microsoft, han presentado informes que en cierto modo apoyan la batalla de Epic y su intento por demostrar que Apple ejerce un monopolio en las apps de iOs. ¿Qué es lo que han presentado exactamente los otros organismos? Amicus curiae, que pueden definirse como documentos que aportan información adicional relevante y parten de actores que no están directamente implicados en la causa, como los fiscales o la EFF.

Lo más llamativo, sin embargo, puede ser el pronunciamiento de Microsoft, que ya ejerció de aliado de Epic Games durante el juicio. “Si se permite a Apple interponerse entre cualquier empresa con servicios en línea y los usuarios de iPhones, pocas áreas de la vasta economía móvil estarán a salvo de la interferencia y eventual dominio de Apple. Los consumidores y la innovación sufrirán, de hecho ya lo han hecho”, argumentó la multinacional, que en el pasado ha afrontado su propia investigación por abuso de posición dominante y monopolio tanto en Estados Unidos como en la UE.

“Una sentencia amplia a favor de Apple podría dejar poco espacio para un principio limitador que impida a Apple aprovechar su control de iOS para excluir la competencia en innumerables mercados adyacentes”, abunda Microsoft: “Google, el otro proveedor de sistemas operativos móviles, podría estar facultado para hacer lo mismo. Es mucho lo que está en juego para Microsoft y otras empresas que dependen de las leyes antimonopolio para proteger la competencia en el fondo”.

1366 2000 9

Microsoft no es el único que de un modo u otro cuestiona la sentencia de 2021. Incluso el Departamento de Justicia llegó a apuntar que en el fallo se habían cometido “varios errores legales que podrían poner en peligro la aplicación efectiva de las normas antimonopolio, especialmente en la economía digital”. En su opinión, el proceso había interpretado la Ley Sherman, de 1890, “de manera limitada y errónea”, lo que dejaría “muchas prácticas anticompetitivas fuera de su protección”. Los fiscales generales de 35 estados y casi 40 profesores de negocios, derecho y economía pidieron directamente al tribunal de apelaciones que revoque la decisión de 2021.

"La conducta de Apple ha dañado y está dañando a los desarrolladores de aplicaciones móviles y a millones de ciudadanos”, abundan los fiscales estatales: “Mientras, Apple continúa monopolizando la distribución de aplicaciones y las soluciones de pago dentro de la aplicación para iPhones, sofocando la competencia y acumulando ganancias supracompetitivas en la industria de teléfonos inteligentes. Debe dar cuenta de su conducta bajo una regla completa de análisis de la razón”.

Imagen | Yames Jarena

Temas
Inicio