Publicidad

¿Por qué la gente se ha vuelto loca con Shenmue?

¿Por qué la gente se ha vuelto loca con Shenmue?
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

Pongamos los hechos sobre la mesa: Sony anuncia, en una conferencia del E3 para el recuerdo, que habrá nuevo Shenmue. Es más, en algo poco habitual dentro del mercado consolero pide ayuda: abre una campaña de Kickstarter de dos millones de dólares y en menos de nueve horas consigue recaudar ese objetivo. ¿Se ha vuelto loco el mundo? ¿O han sido las compañías las que, durante 14 años, han estado locas por no resucitar una saga capaz de provocar semejante nivel de locura?

Hay un GIF muy significativo de lo que significa ‘Shenmue III’ para algunos jugadores. Es la gente de Gametrailers perdiendo la cabeza cuando Yu Suzuki anuncia el juego y podéis verlo a continuación:

Hablamos de que todo esto sucedió en una conferencia en la que descubrimos que ‘The Last Guardian’ sigue vivo y saldrá (¿?) en 2016 y en la que, por fin, se hizo realidad el rumor de la versión HD de ‘Final Fantasy VII’, algo así como el Santo Grial de las remasterizaciones. En medio de todo eso, ‘Shenmue III’ es quien desata una fiebre mundial: en un par de minutos de campaña ya llevaba 30.000 dólares y apunta a romper récords de todo tipo.

¿Por qué Shenmue?


Shenmue
Un dragón surgirá de la tierra y oscuras nubes cubrirán los cielos. Un fénix descenderá desde lo alto, sus alas crearán un viento purpúreo en mitad de una noche negra y una única estrella brillará, en soledad

En esa historia de increíble pero maravillosa desgracia que es la Sega post-Megadrive, hay pocas cosas que ejemplifiquen mejor que ‘Shenmue’ a una compañía capaz de lo sublime… y capaz también de pifiarla de tal manera que pasen años antes de curarse las heridas, incluso aunque la culpa no sea suya.

‘Shenmue’ eran, hasta ayer, sólo dos títulos, publicados además a toda prisa (el primero en 1999 y el segundo en 2001) pero que tardaron años en cristalizar. Nacieron de las manos de AM2, el estudio más reputado de Sega durante los 90 (si obviamos el Sonic Team, claro). AM2 fueron los que hicieron realidad, en recreativas, Space Harrier, OutRun, After Burner o Virtua Racing… Es decir, HISTORIA de los arcades, en estado puro.

Shenmue

Precisamente de Virtua Fighter, su otro gran título de recreativas, nace la idea de ‘Shenmue’. Yu Suzuki, jefazo máximo de este grupo maravilloso, tenía en mente un RPG poligonal basado en uno de los personajes de Virtua Fighter. Lo pensaba mientras Sega intentaba hacer triunfar a Saturn, pero el fracaso de la consola de 32bits aceleró su sustitución y el AM2 vio que aquella idea de rolazo protagonizado (en principio) por Akira Yuki sería mucho mejor en la futura Dreamcast.

Digo Dreamcast, y toca hacer una pequeña pausa: para muchos, la desgraciada consola de SEGA es uno de los hitos de la historia de los videojuegos. Se lanzó en Japón en noviembre de 1998 (en el resto del mundo en el otoño de 1999) y dejó de estar a la venta de manera oficial el 31 de marzo de 2001, pero bastantes de sus títulos son muy recordados.

‘Shenmue’ es el ejemplo más claro: por ambición conseguida, por ofrecer experiencias distintas a lo que otros mismos juegos de su época, por su posterior influencia… Hasta por su presupuesto: se ha situado en el top 10 de los más caros de la historia hasta hace nada, a pesar de que hablamos de que se lanzó en antes del nuevo milenio.

Tengamos en cuenta, además, que ‘Shenmue’ vendió poco, sólo 1,2 millones de copias del primer juego y una cifra indeterminada pero también decepcionante para SEGA de ‘Shenmue II’, a pesar de que Microsoft aseguró sus derechos e hizo un port de esta segunda parte para la Xbox original.

‘Shenmue’ no es el megahit que vuelve al cabo de los años: eso no explica esta locura. ‘Shenmue’ es al videojuego lo que al mundillo del cine una película de culto: algo que lleva años enamorando cada vez a más y más gente, vistiéndose de un ropaje mítico que en su fecha de salida nunca tuvo y que ha explotado en el momento preciso.

Desde luego, a Sony no se le puede achacar que no haya entendido bien los resortes de la nostalgia. Quizás por eso su lema “para vosotros, jugadores” tiene tanto sentido viendo el catálogo de PS4: ¿no era todo esto (remasterizaciones, recuperaciones de clásicos, mantenimiento de mitos recientes) lo que pedían realmente los “jugadores”?

Ya, pero ¿Shenmue es para tanto?

No hay nada que haya llegado a un status como el que hoy tiene ‘Shenmue’ que sea para tanto en realidad. Y, del mismo modo, eso no quiere decir que sus logros sean desdeñables o que haya que mirar al juego por encima del hombro o llamarlo “sobrevalorado”.

Shenmue fue un gran juego: supo tener la ambición de querer replicar en videojuego el transcurrir del día a día. A pesar de que se ideó como RPG, no lo fue en sentido estricto: rompió sus propias barreras y se vistió de juego total, a la vez aventura, juego de rol, ¿simulador del mundo real? Técnicamente, sí, fue increíble: no fue sencillo igualar la cantidad de virguerías técnicas que nos dio, tantos pequeños detalles donde sí quedaba claro que el presupuesto no se lo habían pulido en hacer otro juego (un saludo, Gearbox).

Shenmue

Hoy mismo se ven, junto a esas explosiones de júbilo que antes ejemplificaba con el GIF de gamestrailer, la otra cara de la moneda del juego: hay bastante gente a la que ‘Shenmue’ no le llegó a hacer tilín nunca. Lo jugaron, y nadie puede decir que esté mal, pero no les enamoró, de ningún modo. Que, además, es algo que queda claro al poco de empezar a jugarlo.

A mí me encandiló, sí, y a gente como la que decidió hacer el remake por su cuenta ante el silencio de Yu Suzuki también. En los foros ha sido habitual la pregunta de si en realidad no es un juego sobrevalorado (y también ha sido habitual la reacción de los fans). No es ese unicornio mítico, el Ciudadano Kane de los videojuegos que algunos parecen querer buscar, la obra sin discusión. Ni mucho menos.

Pero era muy bueno.

Y estaba inacabado.

Y Yu Suzuki siempre mantuvo viva la llama del fan.

El nuevo Shenmue

Está claro que el nuevo Shenmue ha llegado bien arropado por la maquinaria promocional. El tema de Kickstarter no deja de ser de risa: pedir dos millones cuando ya el primero costó 70 (o 47, según el día que tenga Suzuki te cuenta una historia u otra) es un trollerío en toda regla. Uno amable, que apela de nuevo al culto: “eh, pongamos pasta que esta vez sí que sale adelante”.

El nuevo Shenmue va a tener el doble de oportunidades (o más, su alcance de público respecto al que tuvo originalmente es inmenso) para convencer a los que se quedaron fríos, para no decepcionar a los fans de toda la vida y para intentar convencer a los nuevos y luego, claro, traer a la vida los remakes de los anteriores. El doble porque sale no sólo para PS4, sino también para PC, con Unreal 4 como motor gráfico y poniendo fin a una de las eternas discusiones de los videojuegos post-2000: si lo veríamos algún día hecho realidad. Con él y con ‘The Last Guardian’ de nuevo sobre el tablero, nos vamos quedando sin leyendas.

Así que parece claro: en 2015 Half Life 3 confirmado.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir