Compartir
Publicidad

El proyecto Armiga sigue su camino, más potencia sin la Raspberry Pi

El proyecto Armiga sigue su camino, más potencia sin la Raspberry Pi
28 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace algo más de un año dos españoles nos presentaban el Proyecto Armiga, una iniciativa que estaba dirigida a recuperar al menos parte de la magia que nos ofrecieron los ordenadores Amiga 500 de Commodore. Los responsables de este proyecto lanzaron una campaña en Indiegogo que finalmente no consiguió los fondos necesarios, pero aún así han mantenido su ambición y han acabado lanzando estos dispositivos.

El proyecto Armiga está disponible actualmente en dos versiones, una con disquetera para discos de 3,5 pulgadas y otra sin disquetera, pero una de las novedades esenciales es que al contrario de lo que sucedía con la versión original, ya no utilizan la Raspberry Pi y en su lugar han optado por una Cubieboard 2 con un procesador Allwinner A20 dual-core ARM Cortex-A7 a 1 GHz, 1 GB de RAM y GPU Mali 400.

Dos versiones, dos precios, misma diversión

El resultado, un dispositivo que es capaz de leer esos disquetes y ejecutarlos (o crear imágenes ADF) como si tuviéramos en nuestras manos un Amiga 500 con 1 MB de RAM. La salida de vídeo HDMI hace que los juegos se muestren a resoluciones 720p y en modos 16:9, 4:3 y no lineal, pero además contamos con una ranura Micro SD y un conector USB que nos permite conectar unidades de almacenamiento con imágenes ADF de nuestros juegos directamente o también utilizar gamepads, teclados o ratones.

El nuevo software del proyecto Armiga ha mejorado su interfaz y funciones, pero además contamos con un arranque dual que nos permite iniciar el dispositivo tanto con el sistema operativo Armiga OS -en el que se nos presentan diversas opciones para utilizar el emulador- como un sistema Android 4.2.2 instalado en una memoria NAND, algo que dota al producto de opciones interesantes -como reproducción multimedia o navegación web- ya que podemos conectarlo a Internet vía un conector Ethernet.

Al preguntarles por ese cambio desde la propuesta original con RPi la respuesta fue lógica: las prestaciones que ofrecía la Cubieboard 2 eran más interesantes, sobre todo por cosas como el botón de encendido/apagado, la NAND de 4 GB con Android 4.2.2 preinstalado o ese procesador. Aunque las RPi 2 que aparecieron en febrero son ya muy destacables, estos desarrolladores han preferido mantener esa apuesta por Cubieboard y por esas opciones que de hecho ya habían adaptado a su controladora para la disquetera. La entrevista reciente en RetroManiac desvela otros detalles, como la dificultad de llevar a cabo cosas como el diseño de la carcasa -impresa en 3D- o detalles sobre el emulador que usan por debajo, UAE4All.

Luis Guirado e Igor Mordino, los responsables de este proyecto, nos indicaban que ya han vendido los 34 prototipos a los backers de la campaña de Indiegogo que seguían interesados, "y hace 2 semanas que abrimos la tienda al público en general". Esta edición limitada del dispositivo está por tanto disponible en esas dos versiones, sin disquetera (119 euros) y con disquetera (169 euros),

Más información | Proyecto Armiga

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio