Compartir
Publicidad
Probamos el nuevo Volkswagen Touareg, un SUV que crece en tamaño y tecnologías
Vehículos

Probamos el nuevo Volkswagen Touareg, un SUV que crece en tamaño y tecnologías

Publicidad
Publicidad

Hace varios meses que la tercera generación del Touareg, el buque insignia de la gama SUV de Volkswagen, se presentó en el corazón de China. Un vehículo que presume de ser el coche "más innovador" de la marca alemana dada la larga lista de sistemas y asistentes que incluye.

Hablamos del sistema de visión nocturna Nightvision, el asistente Active Cruise Control, el sistema de infoentretenimiento Innovisión, el control de crucero adaptativo Front Assist, el sistema de mantenimiento de carril Lane Assist o el de aparcamiento automático Park Assist Premium.

La tercera generación del todocaminos insigne del fabricante de Wolfsburgo suma a estos atributos un mayor tamaño y un nuevo diseño. Y desde el pasado junio se encuentra a la venta en España a partir de 74.835 euros en su primera versión con motor TDI V6 de 286 CV.

La primera versión con motor TDI V6 de 286 CV se encuentra a la venta en España

Para conocerlo un poco más, nos hemos dado un pequeño paseo en una unidad del Touareg 2018 con el equipamiento opcional Innovision Cockpit. ¿El objetivo? Ver un poco más de cerca lo que ofrece tecnológicamente hablando y comprobar cuán potente es esa prometida innovación. Esto es lo que nos hemos encontrado.

Dos pantallas, carga por inducción para teléfonos... con Innovision Cockpit

Vw Touareg Innovision Cockpit Exterior 2 Detalle del habitáculo del Touareg 2018.

Dejando a un lado que es más ancho y largo que la anterior generación, que tiene un maletero más grande, que pesa menos gracias a su carrocería de aluminio y acero y que dispone de innumerables opciones de personalización partiendo de los tres acabados que se ofrecen, el nuevo Touareg destaca por las tecnologías que incorpora.

Lo que más sobresale de este vehículo, nada más acceder a su habitáculo, es el llamado Innovision Cockpit. Un diseño de estreno en este modelo en el que las pantallas de los instrumentos y el sistema de infoentretenimiento prácticamente se funden. El cuadro de mandos, tras el volante, es una pantalla de 12 pulgadas. La pantalla multimedia situada en el centro, y estratégicamente orientada hacia el conductor, es de 15 pulgadas y táctil.

Innovision Cockpit integra dos pantallas de 12 y 15 pulgadas que actúan conjuntamente como cuadro de instrumentos y pantalla del sistema de Innovision Cockpit

Las dos, en comunión, son la ventana principal a la mayoría de opciones que ofrece esta tercera generación del hermano mayor del Volkswagen Tiguan. Todo se puede manejar desde las pantallas táctiles aunque, conscientemente, la marca ha elegido una solución analógica para ciertos interruptores que se utilizan frecuentemente y su manejo en pantalla podría provocar distracciones indeseables.

El mayor ejemplo es, sin duda, el mando físico para el control de volumen. Más allá de ser una curiosidad, su incorporación rompe con la tendencia de llevar todas las funciones a lo táctil y refuerza en la medida de lo posible la seguridad de una acción tan cotidiana como ajustar la intensidad del sonido de la radio o el equipo de música. Su respuesta física, como hemos podido comprobar, cumple con lo que pretende.

Vw Touareg Innovision Cockpit Navegador 2 2 Las dos pantallas del Innovision Cockpit en el nuevo Volkswagen Touareg.

Pero volvemos a fijarnos en las pantallas porque sin ellas no serían posible servicios como App Connect, el sistema que integra con gran acierto MirrorLink, Apple CarPlay y Android Auto; Guide & Information, el sistema que nos ofrece información sobre el tráfico, noticias de medios digitales locutadas o la previsión del tiempo; o la navegación gracias a los mapas de Google.

Podemos recorrer los menús de la pantalla principal arrastrando con dos dedos o situar nuestra mano delante y mover a izquierda o derecha. No obstante, mientras que la respuesta táctil es óptima, la que cabría esperar, el sistema de detección de gestos funciona con cierta dificultad. Sin conocer el coche, cuesta acostumbrarse al sistema y lograr que los sensores detecten correctamente nuestros movimientos. Será cuestión de encontrarle el punto al sistema o esperar una mejora por parte del fabricante.

Debemos destacar también que todo lo que aparece en las pantallas durante la conducción es completamente personalizable.

Gracias a ello, por ejemplo, podemos mandar la visión de una ruta de navegación al cuadro de instrumentos o fijar en el centro del cuentarrevoluciones la lectura automática de señales que el coche realiza en carretera. Una función que desempeña su trabajo bastante bien, aunque no acierta siempre pese a que las señale sean perfectamente visibles.

Innovision Cockpit también es el responsable de dotar al Touareg 2018 de la llamada función de telefonía confort, la carga inductiva para smartphones que funciona dejando nuestro terminal en un compartimento para objetos ubicado bajo el salpicadero, un hotspot WLAN para un máximo de ocho dispositivos y cuatro puertos USB. Un par en la parte delantera conectado al sistema de infotainment que incluye función de carga, y otro par en la parte trasera solo con función de carga.

Vw Touareg Head Up Display 2 Head-up-Display, una tecnología que proyecta información sobre la luna únicamente visible para el conductor.
Head-up-Display proyecta sobre el parabrisas información sobre la velocidad, las señales o al navegación

Este notable equipamiento opcional puede completarse con Head-up-Display, una tecnología que proyecta sobre la luna información relacionada con la navegación, la velocidad del vehículo o el límite de la carretera por la que se circula gracias al sistema de reconocimiento de señales. Al igual que las dos pantallas, también puede mostrar información sobre los varios sistemas de asistencia si estos se encuentran activados.

La interfaz resulta perfecta para la conducción, ya que sin resultar demasiado llamativa nos evita distraernos prestando atención de más al cuadro de instrumentos o a la gran pantalla multimedia de 15 pulgadas. Cabe destacar que solo quien lleva el volante será capaz de visualizarla.

Por lo demás, los numerosos sistemas tecnológicos que hemos podido probar han funcionado sin contratiempos. El sistema de mantenimiento de carril Lane Assist nos mantiene por nuestro camino detectando si nos salimos de la línea o si por los lados circulan otros vehículos, Front Assist nos permite descansar respecto a los pedales haciendo los viajes menos cansados y el sistema de aparcamiento automático Park Assist Premium nos facilitó estacionar el vehículo en un espacio en el que a simple vista el SUV era difícilmente encajable.

Night Vision, la visión nocturna que promete detectar animales y personas en la oscuridad

Vw Touareg Nigh Vision 2 Sistema Night Vision en funcionamiento con visualización en la pantalla del cuadro de mandos.

Al margen de otras características, puestas a prueba recientemente por nuestros compañeros de Motorpasión, no podemos dejar de hablar de Night Vision, el sistema de visión nocturna que incorpora el Touareg.

Esta tercera generación del SUV de Volkswagen es el primer modelo de la marca alemana en disponer de este innovador sistema de asistencia. Funciona gracias a las imágenes que proporciona una cámara térmica por infrarrojos integrada en el frontal del vehículo, encargada de registrar la radiación infrarroja que emiten los organismos vivos.

El sistema puede emitir un breve destello hacia las personas dentro del área de peligro para hacerlas más visibles y avisarlas

A pesar de que no pudimos comprobar su funcionamiento, dado que la unidad de prueba no incluía el sistema, desde el fabricante se asegura que es capaz de detectar objetos como peatones de pie que no estén ocultos, ciclistas e incluso los animales salvajes de mayor tamaño a una distancia de entre 10 y 130 metros siempre por delante del coche.

Vw Touareg Night Vision 2 2 Un ciclista siendo detectado por el Night Vision, y mostrado en la pantalla del panel de instrumentos, en una recreación del funcionamiento sistema.

Si las personas o los animales entran en un tramo definido de la calzada o tienen la posibilidad de entrar en este tramo por su trayectoria en el caso de las personas, el conductor es advertido, asegura el fabricante. En la pantalla se visualizarían las imágenes con el objeto resaltado en rojo, explican, y sería posible recibir una señal acústica. Si peatones, ciclistas o animales se encuentran fuera del tramo de riesgo, se resaltan en amarillo en las imágenes de la cámara de acuerdo con la presentación que pudimos ver sobre esta tecnología.

Aunque la visualización de Night Vision no esté activada en el cuadro de mandos, dicen que la pantalla es capaz de cambiar a este modo cuando se detecta peligro a velocidades superiores de los 50 km/h.

Por último, es importante saber que el sistema también prepara los frenos para proporcionar el máximo nivel de deceleración si fuese necesario y gracias a sus faros delanteros LED puede emitir breves destellos a las personas que entren en el tramo de peligro. Tanto para hacerlas más visibles como para advertirlas. Eso sí, siempre que se trate de una zona no urbana y el vehículo circule a una velocidad superior a los 60 km/h.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio