No puedo abrir mi Tesla: que una app móvil sea la alternativa de la llave de toda la vida tiene sus riesgos

No puedo abrir mi Tesla: que una app móvil sea la alternativa de la llave de toda la vida tiene sus riesgos
37 comentarios

"Mira Paco, mira cómo mola mi Tesla, no necesito llave. Pulso este botón en el móvil desde casa y se abre sin más", dice orgulloso Pepe, que saca el móvil y trata de usarlo para hacer la demostración. Allí no pasa nada, y de hecho aparece el mensaje "500: Error del servidor". Pepe mira el móvil y, extrañado e indefenso, le dice a su amigo: "anda, pues no funciona". Paco se queda tal cual, mirándole y sonriendo para sus adentros.

Los protagonistas de esta historia son ficticios, pero la historia no lo es: docenas de propietarios de coches eléctricos de Tesla han publicado mensajes en foros y en Twitter avisando de que no pueden acceder correctamente a las opciones de sus coches —como abrirlos remotamente— con la aplicación móvil de Tesla. Un problema en la infraestructura de Tesla provocó ese pequeño caos: uno que vuelve a demostrar que la tecnología de última generación tiene sus riesgos.

Usar el móvil para abrir el coche es fantástico hasta que deja de serlo

Hasta Elon Musk acabó contestando a uno de los afectados en Twitter. Su mensaje fue breve, y con la palabra "Comprobando" tan solo indicó que estaban verificando el problema y tratando de solucionarlo. Más tarde acabó publicando otro mensaje indicando que la aplicación volvía a estar operativa.

Actualmente hay cuatro formas de abrir un Tesla:

  1. Bluetooth en el móvil: tanto el Model 3 como el Model Y usan este método de forma principal. No hay por medio ningún servidor de Tesla en acción, y simplemente hay comunicación entre el coche y el móvil, que están emparejados. El coche se abre por proximidad cuando detecta el móvil cerca.
  2. Tarjeta como llave: tanto el Model 3 como el Model Y ofrecen esta alternativa de forma inicial —también puedes comprar más— y hasta que emparejas tu móvil con el coche, pero puedes seguir usándolo de respaldo o si quieres darle a alguien más acceso a que abra el coche.
  3. Llave física: la tradicional llave también se usa, pero lo hacía esencialmente en los Model S y Model X.
  4. Remotamente con la app móvil: mediante la conexión a los servidores de Tesla con tus credenciales es también posible abrir el coche enviando un comando remoto.

Es en este último caso en el que se necesita que haya acceso a internet y que tanto el coche como el móvil puedan conectarse al servidor que hace de intermediario para esa operación. Musk indicó que el problema se debió a una mala configuración de su tráfico de red y aseguró que tomarían medidas para que el problema no volviera a repetirse.

Hace tiempo que Tesla introdujo esa función de "llave móvil" en la aplicación que el fabricante ofrece para smartphones. No está disponible para todos sus modelos —funciona en los Model 3 y Model Y—, pero para aquellos en los que lo está es posible utilizar la conectividad Bluetooth para que el coche se abra por proximidad.

Tesla también ofrece las citadas tarjetas NFC físicas que también sirven de llave y que son un método de respaldo, pero la existencia de la aplicación parece haber provocado que muchos usuarios usen la app móvil y se dejen las tarjetas NFC —o alguna de las otras alternativas— en casa.

Actualización (22/11/2021, 13:44): Hemos editado ligeramente la situación ficticia para reflejar que el problema efectivamente no estaba en la opción de usar la conectividad BT, sino en el acceso remoto vía servidores de Tesla.

Vía | BBC

Temas
Inicio