Compartir
Publicidad

La agresiva evolución de Tesla dejará antiguos a sus propios coches: actualizaciones anuales que no esperan a nadie

La agresiva evolución de Tesla dejará antiguos a sus propios coches: actualizaciones anuales que no esperan a nadie
64 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todo el que esté siguiendo la actualidad sobre coches Tesla sabrá que no paran de aparecer actualizaciones y renovaciones, y si no es así, nosotros estamos aquí para asegurarlo. Unas son más importantes que otras, pero hay bastantes avances significativos que se pueden asumir por unos vehículos, pero no por todos los que la marca vende bajo la misma denominación o modelo.

Esto no es una crítica, es un modelo de mejora que tenemos que entender si queremos ser clientes de Tesla Motors, y que Elon Musk se encarga de dejarnos claro en sus últimas apariciones en redes sociales: la gente que se vaya a comprar uno de sus coches tiene que saberlo, habrá mejoras constantes, cada 12 o 18 meses, y algunas de ellas no serán para todos los vehículos.

Una filosofía de mejora que nos suena más al negocio de los ordenadores o dispositivos móviles que al de los coches

Un buen ejemplo es la tecnología que hace al coche más autónomo e inteligente, mejor conocida como Hardware 2, que rápidamente hace que los primeros Model S queden obsoletos al no poder colocar la tecnología necesaria.

Para ello habría que reemplazar más de 300 partes del coche, no tendría sentido y de alguna forma retrasaría el modelo de progreso de la marca. Este es un ejemplo llamativo, pero en el futuro podemos esperar más, y es algo que los compradores deben asimilar.

Tesla Model S Estas cámaras son un ejemplo de la evolución en los modelos, son necesarias para hacer funcionar los nuevos sistemas inteligentes de conducción y seguridad y no están en generaciones anteriores de Model S

'betas' y 'updates' en el mundo del automóvil

Además de introducir novedades hardware periódicas, también nos actualizan el software cada dos por tres

Tesla Motors es una compañía que piensa de forma diferente al resto de la industria del automóvil, nos está acostumbrado a que su producto mejore constantemente, o soluciones fallos, a base de actualizaciones en el sistema. De hecho hay funcionalidades consideradas como “beta”, algo que no suena muy bien en un mundo donde la seguridad es lo primero.

Lo que Elon Musk va a garantizar es que sus vehículos cada vez sean mejores, algo que cada año, o como mucho, cada dieciocho meses, deberíamos notar. Esto es muy bueno, pero también habrá modelos fabricados en una fecha concreta que ya no podrán asumir las novedades. Una filosofía de mejora que nos suena más al negocio de la electrónica de consumo que al de los coches.

Un fabricante de coches tradicional tiene unos ciclos de actualización mucho más largos para sus productos, nos podemos encontrar un modelo bastante parecido, con mejoras ligeras a lo largo de diez años - rediseños, introducción de motores -. Algo que muchos agradecerán por la gran inversión que tienen que hacer, pero realmente es un pensamiento egoísta si lo que queremos es ir avanzando hacia un producto mejor, perfeccionar la oferta.

Tesla
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio