Compartir
Publicidad
Publicidad
OLED y potencia con un toque de Ambilight: así quiere Philips competir contra las teles de Samsung y LG
Televisores

OLED y potencia con un toque de Ambilight: así quiere Philips competir contra las teles de Samsung y LG

Publicidad
Publicidad

Como cada año, la feria IFA ha sido el escenario para el anuncio de infinidad de productos de electrónica de consumo y Philips ha sido una de las marcas protagonistas. Durante la presentación, la compañía anunció una buena variedad de productos entre los que destacaron sobre todo los nuevos televisores OLED y Quantum Dot.

La nueva OLED de 65 pulgadas fue una de las principales protagonistas del evento de Philips, pero no estuvo sola, también hubo espacio para la Philips 8602 con tecnología Quantum Dot y el nuevo procesador de imagen P5, la verdadera novedad de estos televisores. Además, tuvimos la ocasión de hablar con Kostas Vouzas, director general de TP Vision Europa, acerca de lo nuevo de Philips así como sobre hacia dónde se dirige la industria.

La gama alta de Philips es OLED y (un poco) Quantum Dot

Philips Oled Kostas Vouzas presentando la nueva OLED de Philips.

Philips ya contaba con dos televisores OLED en su catálogo y este año han dejado claro que piensan seguir apostando por esta tecnología en su gama más alta. La nueva apuesta de la marca es el Philips 9002, su renovada apuesta esta tecnología que trae algunas novedades importantes como una pantalla más grande o su nuevo sistema de sonido.

Pero además de este modelo, Philips también anunció el Philips 8602, un televisor de gama alta que apuesta por la tecnología Quantum Dot. Los dos cuentan con el nuevo procesador de imagen P5, que según la marca mejora el rendimiento hasta en un 50%. Por supuesto, no podía faltar el sistema Ambilight que ya se ha convertido en sello de la firma.

El chip P5 como elemento diferenciador

Actualmente la tecnología OLED se está posicionando como el estándar de gama alta para muchas marcas, pero en Philips quieren ir más allá y, para diferenciarse, estrenan su nuevo procesador de imagen P5. Según Kostas Vouzas, el objetivo de TP Vision es ofrecer la mejor calidad de imagen y el hardware no lo es todo. "Es una combinación de hardware y software" comenta Vouzas. "El procesador de imagen es lo que nos diferencia del resto de marcas que apuestan por el OLED".

"El procesador P5 es lo que nos diferencia del resto de marcas que apuestan por el OLED".

Durante la presentación y posterior workshop, pudimos ver el resultado de combinar la tecnología OLED y el nuevo procesador de imagen, y la verdad que el resultado nos dejó muy buenas sensaciones. El P5 consigue imágenes más nítidas, mejora el desenfoque por movimiento, reduce el banding y también optimiza la señal, un punto clave ahora que el streaming se ha convertido en un pilar tan importante del entretenimiento.

Philips P5 El chip de procesamiento de imagen P5 está preparado para optimizar contenidos en streaming.

Durante nuestra entrevista con Vouzas, también le preguntamos acerca de las nuevas formas de entretenimiento: "La forma en la que vemos la televisión cambia constantemente. La gente cree que de repente todo es streaming, pero todavía hay mucha gente que ve televisión normal. A pesar de ello queremos estar preparados y por eso lanzamos el P5. Los contenidos en streaming son muy exigentes para el hardware y el nuevo procesador juega un importante papel".

Sin embargo, el chip P5 no soluciona uno de los problemas a los que se enfrenta la industria: hablamos de todo el lío de los estándares HDR. Según Vouzas: "Es verdad, hay demasiados estándares y mucha confusión. Para ser honesto, el cliente medio se confunde con todos estos estándares y no está del todo seguro de qué elegir. La mejor forma de comunicarnos con el consumidor es la calidad de imagen, el HDR es importante pero no todas las fuentes emiten en HDR. Hay mucha discusión sobre qué es, qué va a ser... hasta que se aclare, estamos trabajando para estar preparados para todo".

Volviendo al chip P5, como decíamos, también está presente en el Philips 8602, el modelo con tecnología Quantum Dot. Sin embargo, a pesar de ser un equipo muy capaz que también cuenta con las últimas innovaciones de la firma, quedó en un segundo plano a la sombra del Philips 9002, una prueba más de como el OLED se está convirtiendo en la tecnología favorita de la gama alta, lo que nos lleva a otro de los problemas de este tipo de televisores: el precio.

"La tecnología se mueve muy rápido, los precios del OLED en Europa ya han bajado en comparación al año pasado y esperamos que esta tendencia continúe".

El OLED es una tecnología cara y, a día de hoy, está reservada para las gamas más altas. ¿Cuándo tendremos OLED en las gamas medias? En palabras del propio director general de TP Vision: "La tecnología se mueve muy rápido, los precios del OLED en Europa ya han bajado en comparación al año pasado y esperamos que esta tendencia continúe. Además, cada vez hay más marcas lanzando televisores OLED y esperamos que también haya precios más competitivos desde el punto de vista de la fabricación. Es difícil saber cuándo, pero esperamos que no tarden demasiado".

Más grande, mejor sonido y el Ambilight de siempre

Philips TV tamaños Las pantallas crecen, pero nuestras casas no...

Como decíamos al principio, el diseño es otra de las novedades de esta Philips OLED 9002, empezando por el tamaño. Las primeras teles Sony con esta tecnología contaban con diagonales de 55 pulgadas, pero el nuevo modelo crece hasta las 65 pulgadas. Con respecto a la Philips 8602 Quantum Dot, Philips ofrecerá un modelo de 55 pulgadas y otro de 65 pulgadas. Aquí se abre el debate acerca del tamaño, y es que las pantallas crecen, pero nuestros hogares siguen siendo iguales.

Vouzas confirma esta tendencia de aumentar las diagonales, pero destaca que es lo que demanda el mercado: "Sí, los televisores se están haciendo más grandes, pero los consumidores también compran paneles más grandes. En Europa, el tamaño de pantalla más popular es 43 pulgadas y cada vez hay más demanda de 55 pulgadas (...) Hay un límite, sobre 65 pulgadas llega un punto en el que depende del espacio disponible en casa. Es verdad que la gama premium suele estar en 55, 65 pulgadas, pero hay un motivo tras ello. Si quieres tener la mejor calidad de imagen en 4K, se ve mejor en una pantalla grande".

Adiós a las curvas. Kostas Vouzas asegura que "Si queremos ofrecer la mejor calidad de imagen, la pantalla tiene que ser plana".

Otro de los detalles que nos llamó la atención de lo nuevo de Philips fue que no hay ni rastro de pantallas curvas. La tendencia de hace unos años parece haberse desinflado rápidamente y de nuevo Vouzas hace referencia a la calidad de imagen. "En el momento que el televisor se curva perdemos píxeles en los laterales y la calidad no es la mejor. Además, si no miras la pantalla desde el centro también pierdes calidad. Si queremos ofrecer la mejor calidad de imagen, la pantalla tiene que ser plana".

Philips Oled 9002 barra de sonido La OLED de Philips integra una barra de sonido que cambia de posición según si colocamos la tele en un mueble o colgada de la pared.

Siguiendo con el diseño, uno de los retos a los que se enfrentan los televisores de última generación es el sonido. Con paneles haciéndose más y más delgados, cada vez hay menos espacio para colocar sistemas que ofrezcan un sonido de calidad y en Philips han optado por una solución bastante curiosa.

En la Philips 9002 OLED tenemos una barra de sonido que actúa de base del televisor cuando se coloca sobre un mueble. Si preferimos colgarlo de la pared, la barra se inclina de forma que queda mirando al suelo, así se puede poner en las dos posiciones sin problema.

"Para tener un buen sonido necesitas volumen, y cuanto más delgado es el televisor, es más complicado conseguir ese volumen. Creo que las soluciones con barras de sonido se convertirán en tendencia. Nuestros televisores tienen muy buen sonido, pero para una experiencia más cinemática necesitas más volumen y por eso hemos ideado esta solución", asegura Vouzas. Con la Philips 8602 Quantum Dot, también se incluye una barra de sonido separada de la pantalla, aunque en este caso no se mueve sino que es fija.

Philips Sonido Detalle de la barra de sonido integrada de la Philips 8602 Quantum Dot.

Por supuesto, en lo nuevo de Philips no podía faltar el Ambilight, el sistema de retroiluminación que como decíamos se ha convertido en sello de Philips. Los dos modelos cuentan con un sistema Ambilight de tres lados mejorado con el sistema que la marca llama Spectra XL que mejora la reproducción del color.

La idea tras Ambilight es ofrecer una experiencia más inmersiva al proyectar los colores de la imagen en la pared, de forma que parece que la imagen se sale de la pantalla, y la verdad es que el efecto es muy llamativo y consigue esa sensación de inmersión que busca. Sin embargo, llama la atención que las nuevas teles de gama alta no llevan el sistema Ambilux anunciado hace un par de años.

Philips sigue apostando por su sistema Ambilight, pero de momento aparcan Ambilux, su evolución, para centrarse en mejorar sus tecnologías OLED y Quantum Dot.

"No tenemos un nuevo Ambilux porque tenemos que tomar decisiones. Este año hemos mejorado nuestro Ambilight y hemos puesto mucha atención en el OLED y Quantum Dot, pero no nos hemos olvidado del Ambilux, de hecho ese producto todavía está a la venta" aseguró Vouzas en referencia a la ausencia de este sistema.

Ambilux es una evolución de Ambilight que sustituye los LEDs por nueve picoproyectores que proyectan el contenido más allá de la pantalla. Aunque este sistema genera una sensación todavía más inmersiva, presenta el problema de que el televisor debe estar muy separado de la pared, además de que necesitamos una pared muy grande para apreciar el efecto. Ya hace dos años desde este anuncio y no hemos visto novedades, pero a pesar de ello Kostas Vouzas no cierra la puerta: "Quizás os sorprendamos el año que viene".

Philips Ambilight El Ambilight es el sello de identidad de Philips y está presente tanto en gamas altas como gamas medias.

Philips sigue fiel a Android TV

Durante nuestra entrevista no podíamos obviar otro de los aspectos clave en los televisores de última generación, y no es otro que la plataforma de Smart TV. Aquí Philips lo tiene claro: Android TV es la mejor opción. Su director general afirma que van a seguir con Android TV porque "Es una plataforma muy conocida, se conecta fácilmente con otros dispositivos y recibe más atención de los desarrolladores. Tiene sentido que si queremos ofrecer la mejor experiencia, usemos una plataforma abierta que además es muy adaptable".

"Android es una plataforma muy conocida, se conecta fácilmente con otros dispositivos y recibe más atención de los desarrolladores".

A diferencia de otros competidores como Samsung o LG, Philips se posiciona del lado de una plataforma abierta como es Android TV en lugar de ofrecer una solución propia. Además, en este caso estrenan novedades interesantes en el plano del software. Una de ellas es Google Assistant, el nuevo asistente de voz de Google, aunque para ello habrá que esperar a la actualización a Nougat, prevista para el próximo otoño. Además, sólo estará disponible en modelos de 2017

La otra novedad en el software es AmbiSmart, una app con la que controlar el sistema Ambilight desde el teléfono. Permite cambiar el modo de visualización, ajustar el brillo y la saturación de los LEDs.

Aprovechando este tema, también preguntamos a Vouzas si Philips descarta incluir anuncios como han hecho otras marcas como Samsung, algo que no entusiasmó a los usuarios de la plataforma: "La publicidad es importante pero necesita hacerse de forma apropiada y con respeto al usuario, no es algo que nos tomemos a la ligera. Es un tema que puede mejorar la experiencia de uso, pero queremos hacerlo bien y siempre pediremos consentimiento al cliente antes de incluir publicidad".

Android TV Philips Google Assistant llega a Android TV con la actualización a Nougat.

Durante su evento en IFA, Philips también anunció novedades en otras áreas, pero sin duda sus nuevos televisores se llevaron todo el protagonismo. Como decíamos, el nuevo OLED fue la estrella seguido del modelo con tecnología Quantum Dot, pero también anunciaron renovaciones en sus gamas más asequibles con nuevos modelos de las series 7000 y 6000.

Sin embargo, este año no hemos visto novedades tan contundentes como la entrada en la carrera OLED en 2016 o la llegada del sistema Ambilux en 2015, sino que se han seguido una línea más continuista. Pero Vouzas tiene claro el objetivo de la compañía: "Somos competidores a todos los niveles, desde las gamas bajas hasta las más altas. Estamos aquí para seguir creciendo, cuanto más rápido mejor, pero queremos hacerlo bien". Sin prisa, pero sin pausa.

En Xataka | QLED vs OLED: ¿qué tecnología es mejor para nuestra televisión?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos