Publicidad

Los televisores curvos eligen la exclusividad: cuatro modelos analizados

Los televisores curvos eligen la exclusividad: cuatro modelos analizados
27 comentarios

Publicidad

Publicidad

Mejores paneles, tecnologías impresionantes como la OLED, muy Smarts y un diseño casi imposible. Pese a todos esos argumentos, las marcas buscan más exclusividad. Y ahí entra en juego la curva.

No es la pantalla curva una de las prioridades que debes tener antes de elegir un televisor, pero ¡son tan espectaculares! Básicamente, el papel de los paneles curvados en los últimos televisores busca conseguir cumplir dos objetivos al tiempo: envolver al consumidor con la curva y las grandes dimensiones de estos modelos, y por supuesto dar un toque de diseño y exclusividad que solo se puede conseguir con un panel curvo.

La primera misión apenas la pueden cumplir como veremos por la curvatura tan ligera que presenta, pero tiene ventajas (también inconvenientes). El caso es que, si eliges exclusividad y diseño, el televisor curvo te espera.

Televisores curvos: ¿buena o mala elección?

La principal motivación que las diferentes marcas que tienen televisores curvos en el mercado, pocas por ahora, susurran a los consumidores sobre comprar un televisor curvo se centran principalmente en la nueva experiencia que pueden conseguir en nuestro visionado.

No pienses en una experiencia envolvente como en el cine porque la curvatura y dimensiones no lo permiten. Pero sí, hay ventajas para tu experiencia de visionado con un televisor curvo

Una experiencia más envolvente suena tentador, pero en la realidad, con la ligera curvatura y diagonales - grandes pero al fin y al cabo contenidas respecto a un cine - de estos modelos, ese efecto no lo vamos a poder percibir realmente.

Lg Televisor curvo

Sí que vamos a apreciar que los reflejos básicos y típicos por la luz ambiental están más controlados, lo que redundará en que el visionado es más relajado y nos fatigará menos. También encontramos como ventajas de los televisores curvados que es necesario menos brillo para lucir espectacular, o la reducción de la distorsión trapezoidal para aquellos que no están sentados justo enfrente del televisor.

La mala noticia es que el televisor curvado también tiene puntos flacos para el visionado. Uno de los que más pueden apreciar los consumidores es fruto justo de una de las ventajas. Si os contaba que la curvatura permite la reducción de la distorsión trapezoidal cuando miramos desde un lateral, el usuario alejado del centro del televisor puede sentirse distraído o molesto al apreciar esa curva cuanto más lateral respecto al televisor se encuentre.

Televisor curvado de LG

Y por último, si eres de los que piensa en colgar el televisor en la pared, olvídate por ahora de hacerlo con los curvos. No es precisamente una tarea sencilla, y debes fijarte bien si el fabricante lo ha habilitado adecuadamente para ello.

Además de curvatura, elige tecnología (por obligación)

Si pensamos que la situación en la que nos coloquemos delante de un televisor curvado no va a ser un problema, ya podemos escoger tecnología. Y aquí va a ser determinante para decantarnos por un modelo u otro. De hecho no tendrás "casi" elección.

Con los televisores curvos la elección de diagonal, resolución o incluso tecnología del panel la hace la marca, no tú

Si en la gama de televisores "tradicionales" hay un catálogo inmenso donde combinar paneles, tamaños e incluso resoluciones, con los televisores curvos las posibilidades y combinaciones son muy reducidas.

Y la exclusividad es casi la única por la que podemos decantarnos. Por ejemplo tendremos pocas diagonales para elegir, y si nos decidimos por un tipo de panel, es probable que no tengamos más que una opción de resolución. En resumen, el televisor a la carta en modelos curvos lo pone la marca y no lo eliges tú.

OLED curvada de LG

Los mejores televisores curvos del mercado analizados

Corea es el país que marca el ritmo en esto del televisor curvo. De hecho podemos decir que marcan también en otras gamas, pero en el caso de este tipo de televisores, ahora mismo solo hay un modelo que se escapa de las garras de LG o Samsung. Y es asiático también.

Sony S990

El único modelo de televisor curvado de Sony en su catálogo actual es el S990. Para él, la firma japonesa ha sido conservadora y ha apostado por la tecnología LED con una diagonal de 65 pulgadas.

Sony S990

Este modelo no es un televisor UHD, pero Sony ha volcado en él su mejor panel LED acompañado de toda la tecnología asociada que tiene: Triluminos, retroiluminación Dynamic Edge y procesamiento X-Reality PRO y MotionFlow XR 480.

El diseño que Sony ha escogido para este modelo curvo no es tan espectacular sobre el papel como el de los coreanos, sino que sigue la línea de sobriedad de los últimos equipos Sony. En él destaca la situación de los altavoces, apartado donde el modelo de los japoneses se desmarca del resto.

Sony S990

El Sony S990 cuenta con un sistema de cuatro canales con una potencia total de 40 W y salida para conectar un subwoofer. La conectividad también incluye tres puertos USB 2.0, MHL, cuatro HDMI, una salida de audio digital y Wifi, entre otros. También está preparada para colocarle una cámara Skype.

Por ahora, este modelo solo se vende en EEUU con un precio original de 5.000 dólares ahora rebajado a la mitad.

S990

Samsung HU8500

Con el Samsung HU8500, la firma coreana reina en el mundo de los televisores, ha conseguido casi unir todo lo más exclusivo del mercado en el segmento de la televisión. Solo le quedó por el camino la tecnología OLED.

Las otras dos (curvatura y resolución 4K) la tienen en este modelo al que no le cabe otra definición que exclusivo. Por ejemplo, el marco y peana están acabados en aluminio.

Televisor curvo UHD Samsung

El Samsung HU8500 se puede escoger con diagonales de 55, 65 y 78 pulgadas. Son pantallas LED con tecnologías Precision Black, Ultra Clear Panel, 1200Hz Clear Motion Rate y numerosas mejoras en el tratamiento del color.

El Samsung HU8500 une dos tecnologías ahora mismo exclusivas: panel curvo y resolución UHD. Solo le queda ser OLED

Su panel es UHD, con resolución de 3840 x 2160 píxeles y con función de escalado de cualquier contenido a esa resolución. Si le unimos la tecnología Auto Depth Enhancer, Samsung busca sin duda impresionar con los detalles y profundidad de las imágenes. De hecho, al algunos consumidores incluso les podría parecer demasiado alejado de la realidad.

El modelo es compatible con Evolution Kit, lo que en cierta manera es una garantía de que podremos actualizar su corazón en caso necesario. En el mundo del UHD, donde no hay todavía mucho claro, poder rectificar procesador, compatibilidad e incluso conectividad nos da en cierta manera algo de tranquilidad.

Samsung UHD curvo

En cuanto al precio, el modelo más pequeño, con diagonal de 55 pulgadas, se puede encontrar por unos 2.800 euros. Y si estamos convencidos de colocarlo en una pared, este modelo lo vende Samsung con un kit especial compatible con VESA para hacer nuestro sueño realidad.

Samsung H8000

Samsung no ha querido asociar sin remedio la curvatura del televisor con la tecnología UHD. Bien hecho. Unir dos facetas que están iniciándose en el mercado podría dar lugar a un rechazo doble por parte del consumidor, así que se agradece que exista en su catálogo un modelo que sea curvo pero con resolución 1080p.

H8000 Curved Samsung

El Samsung H8000 comparte la mayoría de especificaciones y tecnologías de su hermano mayor. Es un televisor con panel LED, con tecnología Micro Dimming (en este caso no UHD sino Ultimate) y está disponibles en 55, 65 y 78 pulgadas.

También incluye 1000Hz Clear Motion Rate, Ultra Clear Panel y Wide Colour Enhancer, y por supuesto es compatible con Evolution Kit y con la plataforma Smart TV de la compañía. Con él se puede usar el mando con touchpad de Samsung, control por voz/gestos y las interesantes funciones de Multi-Link Screen (dos contenidos a la vez distribuidos como queramos) o el encendido rápido con ayuda del procesador de cuatro núcleos de serie.

H800 55 pulgadas Samsung

El diseño es un poco más peculiar e incluye una finísima peana que potencia la sensación de curva. En cuanto al sonido, son 40 W en total con soporte DTS Premium Sound 5.1. Es además Wifi, tiene cuatro puertos HDMI y tres USB 3.0, además de MHL.

Este H8000 de Samsung tiene un precio de menos de 2.000 euros para el modelo con diagonal de 55 pulgadas.

LG EA980

El modelo curvo estrella de LG en España no es otro que el LG EA980 que ya conocimos de primera mano en su presentación en España. Aquí LG unió la curvatura con la tecnología OLED de su panel.

Ese es precisamente el gran valor diferencial de este modelo de LG respecto al resto de televisores curvos que estamos viendo. La resolución se queda en 1080p, eso sí.

OLED de LG unidos

Con la tecnología OLED nos estaríamos llevando ante todo un contraste difícil de igualar. Son más de 8 millones de puntos cada uno iluminado de forma independiente, y contando además con un cuarto subpíxel blanco colocado ahí por LG.

Este televisor incluye tecnologías como Real Cinema 24P, Triple XD-Engine y sistema de sonido compuesto por seis altavoces. Es un modelo compatible 3D, con tecnología Dual Play y que incluye tres puertos HDMI, y otros tres USB, uno de ellos 3.0.

LG Curved OLED

En este modelo el diseño también es un elemento a considerar y repasar. Su peana de cristal y el marco casi inexistente le da un aire muy interesante. Además, la tecnología OLED le permite ser muy delgado, con solo 4 mm de grosor.

El precio de este modelo cuya única diagonal posible es de 55 pulgadas, es de 7.000 euros. ¿Cara? Bueno, piensa que el gran valor de este modelo realmente está en que es un televisor OLED y eso, ahora mismo, hay que pagarlo.

LG OLED televisor
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir