Ya tienes en Netflix uno de los mayores fracasos de la ciencia ficción. Y pasados unos años, vale la pena recuperarla

Ya tienes en Netflix uno de los mayores fracasos de la ciencia ficción. Y pasados unos años, vale la pena recuperarla
38 comentarios

Se habló de ella en términos casi apocalípticos, muy en concordancia con el propio tema de la película: "casi hundió la carrera de Kevin Costner", "el mayor fracaso del Hollywood reciente"... y aunque por entonces nos pudiéramos dejar llevar por unas cuantas opiniones creíbles (eran los tiempos pre-internet) y en nuestra cabeza figurara como un desastre sin paliativos, los años le han sentado muy bien. Hablamos de 'Waterworld', que puedes recuperar ya mismo en Netflix, en Filmin y en Movistar Plus+.

Es cierto que su realización fue un auténtico exceso: el concepto carísimo de "Mad Max en el agua" complicó enormemente las condiciones de rodaje. Además, sus dos principales responsables venían de rubricar éxitos de crítica y público en 1995, lo que quizás catapultó la confianza y las expectativas: el director Kevin Reynolds había rubricado uno de los mayores éxitos del cine de aventuras de los ochenta, 'Robin Hood: Príncipe de los ladrones'. Y el protagonista de esta, Kevin Costner, llevaba una racha de éxitos incontestable: 'JFK', 'El guardaespaldas' y su debut en la dirección, la arrolladora 'Bailando con lobos'.

En ella se nos cuenta cómo en un futuro los casquetes polares se han derretido y toda la Tierra está cubierta de agua. Los hombres sobreviven en plataformas flotantes y el bien más preciado es el agua dulce. La tierra firme es una especie de Xanadú al que aspira a llegar una especie de mutante anfibio, Mariner, cuya naturaleza inspira respeto y temor entre los humanos.

Con 175 millones de dólares de presupuesto (en su momento, la película más cara de la historia) y 264 de recaudación, quizás los números fueron justitos, pero no se puede hablar de gran fracaso financiero, sobre todo teniendo en cuenta su larga vida en formatos domésticos y televisiones. En cualquier caso, vale la pena echarle un vistazo: su tono de cuento sarcástico, su ingenioso giro a los páramos apocalípticos tipo 'Mad Max' y sus sensacionales secuencias de acción dan forma a una película francamente divertida y, en algunos aspectos -como su visión del cambio climático- casi visionaria.

Temas
Inicio