Compartir
Publicidad

¿Por qué Netflix no publica las cifras de audiencia de sus series?

¿Por qué Netflix no publica las cifras de audiencia de sus series?
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Netflix comenzó siendo un videoclub que te mandaba los DVDs a casa por correo, para después convertirse en un modelo híbrido con un portal de streaming por Internet. Desde hace algún tiempo, también es productor de contenido propio. Por aquí repasábamos cómo le había ido 2014 y las series que tiene pensadas para 2015. Pero ¿cuánta gente ve cada serie de Netflix? Todavía no tenemos respuesta a esta pregunta y es poco probable que la vayamos a tener en el futuro. ¿Por qué?

Audiencia como medida de éxito... en tv tradicional

Desde hace décadas, el número de espectadores que tiene un programa o serie de televisión de un canal en abierto va asociado a su éxito. Cuanta más gente vea un contenido, mucho mejor para la cadena que lo emite. ¿Por qué? Sencillo: por la publicidad. Las cadenas sacan provecho económico de los espacios publicitarios que poseen en medio de sus series o programas.

Parece lógico pensar que, a más audiencia, más demanda habrá por anunciarse en un determinado espacio. A fin de cuentas, significa que más ojos y por tanto potenciales clientes verán tu anuncio. Esto tiene una traducción fácil a términos económicos: en general, y cuanta más audiencia tenga un programa o serie, más dinero costará anunciarse en sus descansos. ¿Y si una serie tiene poca audiencia? Pues posiblemente no interese a los anunciantes, y por eso se cancela y se retira de antena.

A las cadenas tradicionales en abierto les interesa tener mucha audiencia para sacar partido económico a la publicidad

Todo esto es verdad, pero con matices. Si quieres anunciar un nuevo disco de un ídolo de adolescentes, ¿qué preferirías: 'Navy: Investigación Criminal', una de las series más vistas de la parrilla estadounidense actual con casi 18 millones de espectadores, o 'The Vampire Diaries', una serie que no supera los 2 millones de telespectadores? Probablemente la segunda, ya que hay más potenciales compradores de lo que vendes allí aunque el número total de espectadores sea más bajo. En ¡Vaya Tele! profundizamos más sobre esto, conocido como "demo".

¿Qué ocurre con las cadenas de cable?

Girls Hbo
En una cadena normal, 'Girls' no habría sobrevivido a su primera temporada, pero la emite HBO

Ya hemos visto que la audiencia importa para poder vender anuncios más caros, pero ¿qué ocurre con las cadenas de cable? En Estados Unidos se distinguen dos tipos de canales: los de cable básico, que son los que te vienen incluidos con la suscripción por defecto al operador; o los de cable premium, que son los que contratas tú de forma independiente. Los primeros sí que tienen anuncios (menos que en cadenas en abierto), así que ese apartado está claro. Pero ¿y los segundos?

Es frecuente escuchar por ahí que las cadenas como HBO o Showtime (ambas de cable premium) no tienen en cuenta las cifras de audiencia de una serie para valorar su éxito. Esto es una verdad a medias: no tienen tanta presión como otras cadenas para que su programación sea la más vista, pero ¿para qué van a tener contenidos que nadie ve? Lo que ellos quieren es que la gente se suscriba a sus canales y para ello necesitan contenidos atractivos.

En las cadenas de cable premium (sin anuncios), la audiencia no es tan importante aunque sigue siendo un factor a considerar

En estos casos, la audiencia es un factor más a considerar, pero hay muchos más. Puede que una serie sea poco vista pero tenga muchos fans acérrimos que se suscriben sólo para verla. Quizá en Estados Unidos un determinado programa no tiene demasiado éxito, pero HBO y Showtime suelen producir sus propias series, por lo que si les funciona bien fuera de Estados Unidos puede interesarles renovar un producto que allí no se ve mucho. También puede que sea un éxito en las galas de premios, lo que les otorga visibilidad.

Al final, en estos casos las cadenas de cable premium sopesan muchos factores antes de tomar la decisión de si seguir adelante con una serie o no. Tomemos el caso de 'True Detective', 'Silicon Valley' o cualquier otra serie de HBO que no sea 'Juego de Tronos' o 'True Blood'. Ninguna supera los 3 millones de espectadores y, en la mayoría de casos, estamos hablando de menos de 1 millón. A pesar de todo, es raro que HBO cancele una serie.

¿Y con Netflix?

Con Netflix ocurre algo parecido a lo que acabamos de repasar en las cadenas de cable premium. Lo que quiere ganar este servicio son clientes y, ante la hostilidad de algunos proveedores de contenido (ya vimos por ejemplo el caso de Starz) ellos mismos se han decidido a publicar sus propias series y documentales (que, además, no son proyectos nada baratos).

Si una serie la ven 500.000 personas, ¿es un éxito para Netflix? La respuesta es depende. Si todos ellos se hubieran dado de alta para verla, probablemente sí. Si son clientes ya existentes que, de paso, echan un vistazo a cada programa, entonces puede que no. Hablar de audiencia o de número de espectadores de forma global no tiene sentido para Netflix.

Hablar de audiencia o de número de espectadores de forma global no tiene sentido para Netflix

De la misma forma, los anunciantes valoran mucho los espectadores que una serie tiene entre 18 y 49 años (la demo comercial que lo llaman), ya que suelen ser los más propensos a comprar lo que ven en la publicidad o a cambiar de hábitos. Con Netflix esto cambia: el objetivo es conseguir cualquier cliente, independientemente de la edad que tenga. Por eso desde el servicio se han propuesto crear multitud de series orientadas a muchas franjas demográficas distintas. ¿Que están flojos en suscriptores jóvenes de 18 a 21 años? Es un ejemplo, pero entonces crearían contenido orientado a ellos.

Aquí parten con otra ventaja: saben mucho de sus clientes. Mientras que las cadenas tienen que conformarse con estimaciones del número total de espectadores o su franja demográfica (aquí entran en juego los famosos audímetros), Netflix puede saber exactamente cuánta gente ha visto una serie, cuánta gente la ha dejado a la mitad, qué tipo de géneros son los que más triunfan, cuánta gente se ha dado de alta simplemente para ver un programa... Teniendo toda esta información, el relegar simplemente en el número total de espectadores para calificar de éxito o fracaso una serie es simplemente un error. Hay muchas variables a considerar.

House Of Cards Title Card
En 2013, Netflix decía que 'House of Cards' era la serie más vista del servicio

Las series de Netflix son, en cierto modo, su publicidad

Netflix quiere que te suscribas, no quiere que veas sus anuncios (básicamente porque no tiene publicidad). En VOX lo definen a la perfección: las series de televisión de los servicio son los propios anuncios de estos servicios. Si te gustan, "compras" lo que ves y te suscribes. Si no, pasas a otra cosa. Así de sencillo.

Por este mismo motivo, desde Netflix se han animado últimamente a resucitar series que otras cadenas habían cancelado debido a su baja audiencia. Puede que para A&E 'Longmire' no tuviera suficientes espectadores, pero Netflix quiere conseguir que la poca gente que la veía se suscriba a su servicio. ¿Qué hace entonces? La "rescata" de la cancelación, igual que con 'The Killing' o 'Arrested Development'. Lo que para otros es un fracaso, para ellos puede ser un éxito y una puerta para conseguir nuevos clientes.

A diferencia de lo que ocurre con las cadenas en abierto o las cadenas de cable, Netflix no tiene que justificarse. No va a cobrar más en función del número de espectadores. No tienen que rendir cuentas ante una operadora que distribuya sus contenidos. Simplemente no tienen necesidad de divulgar estas cifras. No ganan nada haciéndolo.

El contenido propio no deja de ser un "extra" que Netflix ofrece y que, al mismo tiempo, otorga al servicio visibilidad, publicidad inmejorable y también una presencia en las prestigiosas galas de premios. Obviamente, y cuanta más gente vea una serie de Netflix, mejor, pero para Netflix la cifra de espectadores totales no es tan relevante como para las cadenas tradicionales. Claro que la tendrán en cuenta, pero la interpretan de otra forma y seguramente utilicen otras métricas distintas para conocer si una serie les es rentable... o no.

En Xataka | Éstas son las series que Netflix y Amazon emitirán en 2015

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio