Me dedico a programar código en directo en Twitch y tengo miles de seguidores: así consigo destacar contenido educativo en la plataforma de streaming

Me dedico a programar código en directo en Twitch y tengo miles de seguidores: así consigo destacar contenido educativo en la plataforma de streaming
8 comentarios

Hace unos años todos los caminos del audiovisual amateur conducían a YouTube; hoy, en cambio, lo hacen a Twitch. Por eso no es de extrañar que, una vez asentada como plataforma de entretenimiento masivo relacionado, sobre todo, con videojuegos, sus contenidos se estén diversificando y muchos creadores de distinta índole, desde musical a educativa, estén encontrando en esta web de streaming un terreno abonado para mostrarse al mundo. Entre ellos, un grupo de programadores que enseña desarrollo de software y videojuegos en directo y que cuenta con miles de seguidores.

La mayoría de estos programadores, como muchos streamers de otros ámbitos, vienen de YouTube, donde ya hacían tutoriales sobre desarrollo de software y videojuegos, y explican que se decidieron a probar en Twitch porque vieron que era una plataforma en auge con muchas posibilidades para crecer, a pesar de que estuviese enfocada sobre todo en el entretenimiento. No se equivocaron: en apenas un año, algunos han superado los 20.000 seguidores. Una cifra que, en un nicho tan concreto, sorprende.

Mejor conectados con la audiencia

Para todos ellos las claves de la popularidad que han conseguido en Twitch son, por un lado, una mejor comunicación con los espectadores con respecto a otras plataformas, que aumenta la fidelización de la audiencia, y, por otra, la mayor predisposición del público a ver contenidos menos relacionados, a priori, con lo que buscaban en un principio, pero que les acaban enganchando, como ocurre al zapear en la televisión.

Brais

“Twitch no es una plataforma educativa como tal, al menos yo no me la tomo así, sino un lugar para crear una comunidad, encontrarse con otros profesionales y compartir conocimientos, experiencias, dudas u opiniones. En eso es muy potente, porque la gente te da mucho feedback y agradece que les des un consejo o resuelvas alguna cuestión en directo. Y si yo no soy capaz de hacerlo, el propio chat lo hace”, explica Brais Moure, del canal MoureDev, que se dedica al desarrollo de aplicaciones para iOs y Android y hace tutoriales de esta temática tanto en YouTube como en Twitch.

De esta forma, la mayoría de estos programadores, que se acercaron a Twitch para tener una plataforma más en la que enseñar, se han encontrado con algo muy diferente a lo que estaban acostumbrados. En la web de streaming sus canales ya no son meramente educativos porque el público les está pidiendo mucho más. “Yo tengo mucho contenido de desarrollo de videojuegos, pero podemos pasarnos algunos días hablando de política o de actualidad y la gente sigue ahí, incluso te lo pide”, señala Carlos Coronado, de Carlosgamedeveloper.

Otro streamer, Miguel Ángel Durán, de Midudev, ha ido un paso más allá y ha llegado a desarrollar una aplicación de código abierto sobre el avance de la vacunación Covid colaborando en directo con sus espectadores. “Twitch te permite estas cosas, que están genial, porque puedes encontrar a gente que quiere participar en proyectos en comunidad. Y eso se da gracias a las facilidades que da para interactuar con el público. En YouTube es todo mucho más rígido”, señala.

Un público heterogéneo

Otra de las diferencias que han encontrado con respecto a diversas plataformas de vídeo es la del público que les ve. Aseguran que en Twitch es mucho más heterogéneo precisamente porque los usuarios se lo toman como una especie de televisión, van mirando los diferentes canales y en ocasiones una parte significativa, aunque no mayoritaria, de sus espectadores son meros curiosos que tienen algún interés en cómo se crean los videojuegos o se desarrolla software.

“Hay absolutamente de todo, y eso se debe a que estamos interactuando con el público constantemente. Me he encontrado desde niños que están empezando a programar con 13 años hasta gente con 40 años que quieren cambiar su forma de trabajo. También hay profesionales con mucha experiencia que, simplemente, se pasan para charlar”, explica Moure.

Guillem

El resto de streamers coinciden con el propietario de MoureDev, aunque con matices. Guillem Salvadó, del canal Guinxu, uno de los más grandes de desarrollo de software y videojuegos en español, explica que, aunque tiene espectadores de toda edad y condición, la mayor parte de su público son jóvenes que se están iniciando en la programación. “No se suelen pasar expertos porque mis emisiones son de nivel bajo para abarcar más audiencia”, señala.

La diferencia entre las audiencias de Moure -Coronado y Durán también señalan una mayor heterogeneidad de su público- y Salvadó puede tener su origen en la forma en la que se plantean su actividad como streamers. Mientras que los tres primeros aseguran que Twitch es sólo un trabajo complementario que, por sí solo, no les daría para vivir, el propietario del canal Guinxu sí lo considera un pilar importante de su forma de ganarse la vida. Aunque asegura que sigue ganando más con YouTube, donde acumula 621.000 suscriptores.

No viven de Twitch, pero les paga bien

Ninguno de los streamers consultados por Xataka vive de Twitch. Moure, Coronado y Durán siguen teniendo como actividad principal el desarrollo de software y videojuegos y retransmiten en su tiempo libre o mientras trabajan. Sus ganancias como streamers oscilan entre los 300 euros que ingresa, aproximadamente, el propietario de Carlosgamedeveloper mensualmente y los 800 que ha sacado el canal Midudev en su mejor mes. Los tres consideran que les está yendo muy bien.

Miguel

“Es difícil ganarse la vida en Twitch en este nicho, pero no me importa, porque tengo claro que no es mi actividad principal”, asegura Durán. Coronado, por su parte, va más allá, porque la historia de cómo empezó en la plataforma de streaming es algo diferente a la de sus homólogos: “Para mí Twitch es una forma de concentrarme. Llegué aquí en plena pandemia, cuando me quedé solo por el confinamiento porque mi pareja se fue a visitar a sus padres, y me di cuenta que mi rendimiento bajaba mucho. Así que decidí grabarme mientras trabajo, ya que me ayuda a concentrarme. Y por eso lo hago, para ser más productivo, y si gano algo de dinero, pues mejor, pero si me va mal nunca voy a pensar que estoy jodido, porque mi negocio es hacer videojuegos”.

Carlos

Salvadó es el único de los cuatro que sí tiene Twitch como una parte importante de sus ingresos, ya que asegura que consigue un buen sueldo con el que podría vivir, aunque no es la plataforma que más beneficios le reporta; con YouTube gana más. Al menos de momento: “La verdad es que considero que es una plataforma con muchas posibilidades. Twitch cada vez tiene una base de usuarios más amplia, así que lo veo una opción con buen potencial para enseñar a programar”, explica.

En lo que todos vuelven a coincidir es que monetizar su contenido es más sencillo que en YouTube, y que la plataforma de streaming paga mejor. “En Twitch desde la primera semana, si tienes algo de público, consigues ingresos. En YouTube cuesta mucho más”, señala Moure.

Categoría de desarrollo

La buena acogida que parecen estar teniendo estos canales entre el público de Twitch no ha pasado desapercibida para la plataforma, que a principios de septiembre decidió crear la categoría de Desarrollo de software y juegos. Antes, estos streamers se encuadraban, generalmente, en Ciencia y tecnología.

“La creación de esta categoría fue algo que me sorprendió mucho, porque la mayoría del público de Twitch está enfocado en entretenimiento. Cuando lo supe, sentí que nos estaban apoyando. En mi caso, al no ser un creador grande, esa categoría me viene genial”, señala Moure, porque una segmentación de este tipo le ayuda a tener más visibilidad.

En septiembre, Twitch anunció en su foro de desarrolladores que había decidido crear esta nueva categoría porque “será inmensamente beneficiosa para esta comunidad”.

Imagen 1 | Gage Skidmore

Temas
Inicio