Compartir
Publicidad

La música digital ya genera más dinero que los formatos físicos en España

La música digital ya genera más dinero que los formatos físicos en España
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los españoles cada vez compran menos discos físicos, pero consumen más música en formato digital. Ésa es la principal conclusión de un informe que acaba de publicar Promusicae y que cuenta con la información proporcionada por las principales tiendas y discográficas. ¿El principal responsable de tal crecimiento? Sí, lo has adivinado: el streaming de música de servicios como Spotify, Deezer, YouTube y compañía.

Durante los seis primeros meses de 2015, el streaming reportó a las discográficas en España unos ingresos de 30,636 millones de euros, frente a los 21,918 millones conseguidos a través de estos mismos servicios en el mismo periodo del año anterior. El incremento ha sido de casi el 40%. La música en streaming genera ya el 80% del total de los ingresos producidos por los formatos digitales, con las compras de canciones y álbumes (17,8%) y los productos para móviles (1,76%) bajando cada vez más.

El streaming de música produce ya casi tantos ingresos como la venta de discos en España

De hecho, existe otra cifra relevante: el streaming de música por sí solo ya genera casi tantos ingresos como la venta de discos en España. Según las cifras de ProMusicae, el mercado físico de audio (sin contar los vídeos) supuso 31,573 millones de euros en los primeros meses de 2015, mientras que el streaming cada vez está más cerca con los 30,636 millones que comentábamos antes.

Streaming

El streaming está de moda, pero...

Que la música digital, y en especial el streaming, está en auge no es ninguna novedad. En 2014, y por primera vez en la historia, el streaming generó más ingresos en Estados Unidos que la venta de CDs tradicionales según la RIAA y, si generalizamos a nivel internacional, el formato digital igualó en ingresos al formato físico el año pasado, según los datos de la IFPI.

En otros países, la diferencia es todavía mucho mayor. Conocido es el caso de Noruega, donde el 81% de los beneficios totales del mercado de la música se corresponden a los generados por el streaming. Lejos quedan las ventas físicas (12%) y las ventas digitales (7%). De hecho, ya os hablamos por aquí cómo la IFPI asegura que la moda del streaming está acabando con las descargas sin permiso de música protegida por derechos de autor.

Sin embargo, no todo es un camino de rosas para los servicios de streaming de música. A las críticas de algunos músicos se han sumado recientemente las críticas de muchas discográficas, que no consideran que la oferta de música gratuita e ilimitada, por mucha publicidad que tenga, les resulte rentable. Cuando hace unas semanas hablábamos con varios artistas, y si bien casi todos recalcaban lo importante que era Spotify para darse a conocer, reconocían que no habían visto ni un céntimo.

Algunos artistas y algunas discográficas siguen considerando que el modelo de streaming de música con una tarifa plana no es un modelo justo

La realidad de los servicios de streaming también es otra: pierden dinero. En el caso de Spotify, ingresó 1.080 millones de euros en 2014. Sin embargo, y tras pagar royalties y otros gastos, al final terminaron el año con un récord de pérdidas: más de 165,1 millones (a modo de referencia, 91,2 millones de euros perdieron en 2013). Por ver también queda cómo influye la reciente llegada de Apple Music al sector.

Imagen | Brieuc Daniel

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio