Publicidad

Quiénes son Habana Labs y por qué Intel ha pagado 2.000 millones de dólares por comprar la empresa

Quiénes son Habana Labs y por qué Intel ha pagado 2.000 millones de dólares por comprar la empresa
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

Intel ha sacado la cartera y acaba de anunciar la compra de Habana Labs, una empresa de origen israelí fundada en 2016 especializada en desarrollar plataformas optimizadas para entrenar redes neuronales profundas. La cifra asciende a 2.000 millones de dólares y se trata de un movimiento pensado para fortalecer la estrategia de los centros de datos de Intel.

Habana Labs es una compañía especializada en hardware y su joya de la corona es Gaudí, un procesador de entrenamiento lanzado recientemente que se colocó como uno de los más potentes de la industria, hasta el punto de competir contra los productos de NVIDIA que, según Forbes, es la punta de lanza de este sector. Ahora Habana Labs y Gaudí pasan a formar parte de Intel, aunque la compañía seguirá operando como una unidad independiente.

Buscando el hardware para potenciar la IA

Goys 8 Card 6 6edit En la imagen, el chip Goya de Habana Labs.

Según ha expuesto Navin Shenoy, vicepresidente ejecutivo y manager general del Grupo de Plataformas de Datos de Intel, en el comunicado, "esta adquisición avanza en nuestra estrategia de inteligencia artificia" y, más concretamente, "Habana potenciará nuestras ofertas de inteligencia artificial para el centro de datos con una familia de procesadores de entrenamiento de alto rendimiento y un entorno de programación basado en estándares para abordar las cargas de trabajo de inteligencia artificial en evolución".

Y es que, como decíamos, Habana Labs tiene varios procesadores de entrenamiento de alto rendimiento: Goya y Gaudí. Goya está pensado para tareas más simples en los centros de datos y, según la empresa, tiene un rendimiento tres veces superior al producto de NVIDIA con menor latencia. Gaudí, por su parte, es escalable y ofrece unos componentes que no son comunes en el sector.

Por ponerlo en contexto, Gaudi usa ocho núcleos de procesamiento tensorial con memoria dedicada independiente, un motor matemático GEMM, PCIe de cuarta generación y 32 GB de memoria de alto ancho de banda, además de ser el primer chip de inteligencia artificial de la industria en implementar acceso remoto directo a la memoria a través de Ethernet (RoCE). En pocas palabras, eso le vale para configurar hasta 10 canales de comunicación de 100 Gb o 20 canales de 50 Gb.

Hls 1 Branded En la imagen, el chip Gaudí de Habana Labs.

Es un chip bastante más versátil que el de Intel, Nervana. El motivo es sencillo: Gaudí puede escalar a muchos más nodos a través de los canales de comunicación con Ethernet, lo que permite aumentar el rendimiento de las redes neuronales de gran tamaño que, según Forbes, duplican su tamaño cada tres meses y medio. Dicho de otra forma, el chip Gaudi puede adaptarse fácilmente para que se desenvuelva mejor en tareas pesadas de inteligencia artificial. Eso, en el negocio de centros de datos, puede ser valioso.

Goya, por su parte, es lo que se conoce como un procesador de inferencia, es decir, un procesador que, grosso modo, simplifica y comprime las redes neuronales para que hagan su trabajo con una mayor eficiencia y en menos capas. Esto es posible gracias a las capacidades de computación paralela de las GPUs y permite que una red neuronal de resultados muy similares, pero consumiendo menos recursos. Para dar una cifra, el chip Goya es capaz de procesar hasta 15.453 imágenes por segundo a través de ResNet-50, mientras que un T4 de NVIDIA en un Supermicro SYS-4029GP se queda en 5.013 imágenes.

NVIDIA compró Mellanox por 6.900 millones de dólares este año, controlando así más de la mitad de los supercomputadores TOP500

Gaudi ya está realizando muestreos con clientes seleccionados a pequeña escala y, de acuerdo a Intel, "se espera que los sistemas de entrenamiento de grandes nodos basados en Gaudi aumenten hasta cuatro veces el rendimiento en comparación con los sistemas creados con el número equivalentes de GPU". Es, por lo tanto, una compra para competir contra NVIDIA, que a principios de este año compró Mellanox en la que fuera la mayor adquisición de su historia: 6.900 millones de dólares.

Intel, de hecho, también habría competido en esa puja, pero a la vista está que NVIDIA fue la ganadora. Con esa transacción, NVIDIA y Mellanox se hicieron con el control de más de la mitad de los supercomputadores TOP500, colocando a NVIDIA como uno de los mayores pesos pesados de la industria, una industria que Intel espera que supere los 25.000 millones de dólares para 2024 y que en 2019 esperan que suponga unos 3.500 millones de dólares en ingresos, un 20% más que el año pasado.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios