Compartir
Publicidad
Haciendo caso a estos vídeos antivacunas y del cáncer moriría gente, pero Google no los elimina como los del reto del detergente
Servicios

Haciendo caso a estos vídeos antivacunas y del cáncer moriría gente, pero Google no los elimina como los del reto del detergente

Publicidad
Publicidad

A mediados de enero la noticia saltaba a las redes sociales y de ahí a medios de comunicación de todo pelaje: el último reto fuertemente viralizado en internet consistía en ingerir cápsulas de detergente líquido. Lejos de otros desafíos más o menos inofensivos como el solidario "Ice Bucket Challenge" o el entretenido "Water Bottle Flip Challenge", este "Tide Pod Challenge" supone un verdadero peligro. Puede que superando, incluso, el disparatado reto de quemarse la piel con hielo y sal.

Tras la viralización creciente de estos vídeos y la alarma sanitaria desatada por los graves problemas de salud que la ingesta de estos productos concentrados puede causar, YouTube decidió tomar cartas en el asunto y comenzó a eliminar los vídeos marcados dejando abierta la posibilidad del cierre de canales.

En YouTube pueden verse otros vídeos igual o más peligrosos que los del reto del detergente, pero Google no aplica las mismas medidas
Tide Pods Variation Envases de las cápsulas de detergente mayoritariamente ingeridas en los vídeos cuya denominación comercial ha dado nombre al reto.

Las cuentas que los subieron, según confirmaron fuentes de YouTube a Xataka, recibieron uno de los famosos strikes de la plataforma de Google; aunque quedaban excluidos de esta consecuencia los vídeos que trataban el desafío de forma informativa, documental o educativa. Sumando tres strikes, un canal puede quedar cerrado temporal o permanentemente.

¿La razón de estas fuertes medidas? Por un lado, la dimensión del reto especialemnte en Estados Unidos, con 39 reportes de ingestas voluntarias de detergente contabilizados solamente en la primera quincena de enero por la Asociación Estadounidense de Centros de Control de Envenenamientos. Y, por otro, el incumplimiento de las políticas del servicio.

Las normas de la comunidad de YouTube prohíben el contenido que tiene por objetivo fomentar actividades peligrosas que tienen un riesgo inherente de daño físico. Trabajamos para eliminar rápidamente los vídeos marcados que infringen nuestras políticas.

Una justificación que casaría perfectamente con las restricciones referentes al contenido definido como dañino y peligroso, aquel que "anima a otras personas a realizar acciones que puedan provocarles lesiones graves", de no ser porque otros vídeos igual o más perjudiciales continúan en YouTube pese a que se reporten o supongan, objetivamente, un potencial riesgo para la salud.

La situación de vídeos contra las vacunas y los tratamientos para el cáncer

Sin temor a equivocarnos, podemos decir con total seguridad que las vacunas son uno de los mayores avances de la humanidad en su lucha contra las enfermedades. De igual modo, la quimioterapia es una de las modalidades terapéuticas fundamentales y más empleadas para destruir las células que componen los tumores y reducir la afección del cáncer.

Sin embargo, al igual que existen defensores de la planitud de la Tierra, existen personas que rechazan de una forma irracional las vacunas y los tratamientos contra uno de los mayores desafíos sanitarios. Aunque a diferencia de los primeros, sus creencias en torno a las enfermedades pueden convertirse en un peligro para la salud pública y para el bienestar de quienes les sigan.

La Quimioterapia Es Lo Que Mata No El Cancer Youtube Google Chrome 2018 01 31 16 33 46 Uno de los vídeos subidos a YouTube que aseguran que lo que mata es la quimioterapia y no la enfermedad del cáncer.

En el caso de las vacunas, por ejemplo, la Organización Mundial de la Salud estima que gracias a ellas se evitan entre dos y tres millones de muertes cada año por enfermedades como la difteria, el tétanos, la tos ferina o el sarampión. En el caso de esta última afección, la mortalidad mundial se redujo en un 74 % en 2010, mientras que la incidencia de la poliomielitis también disminuyó, un 99%, hasta ser testimonial.

La quimioterapia, por su lado, es uno de los tres grandes avances en la lucha contra el cáncer junto con las terapias dirigidas y la inmunoterapia. Tumores que antes eran poco menos que una condena a muerte, gracias a este tratamiento han dejado de serlo y la supervivencia ha aumentado.

Esta pequeña muestra de datos sirve para poner de manifiesto cuán peligrosa puede resultar la propagación de ideas radicalmente equivocadas que, lejos de ser una opinión sin más, son pura y dura desinformación malintencionada o completamente ignorante.

El Gran Engano De Las Vacunas Youtube Google Chrome 2018 01 31 16 33 01 Vídeo en el que se asegura que las vacunas son un engaño y que los supuestos efectos secundarios se ocultan esbozando teorías conspirativas.

"Según las estadísticas, [...] la quimioterapia es un método ineficaz cuando se trata de curar el cáncer", dice uno de los numerosos vídeos que hemos encontrado en YouTube afirmando que este tratamiento contra el cáncer es lo que verdaderamente mata. "Las vacunas fueron creadas para crear inmunidad frente a ciertas enfermedades. Sin embargo, las contraindicaciones y los efectos secundarios de las mismas son ocultados debido a que generan millones de dólares en ganancias y quizás también tengan un propósito oculto como volver más manejable a la población o reducirla lentamente", explica otro vídeo sobre la inmunización.

Estas son afirmaciones que pueden ir mucho más allá de un simple condicionamiento. Quien considere o tome como ciertas falacias de esta clase, disfrazadas de información u opinión, podría enfrentar graves problemas de salud. Podría llegar a poner en riesgo su vida y la de allegados influenciados por sus decisiones, así como comprometer la salud pública.

El movimiento antivacunas ya ha provocado, por ejemplo, que las tasas de vacunación en escuelas ricas de Los Ángeles, California, sean tan bajas como las de Sudán del Sur, disparándose la incidencia de males como la tos ferina. La divulgación de pseudoterapias contra el cáncer y el descrédito de tratamientos con evidencia científica como la quimioterapia han dado lugar a casos tan dramáticos como el del joven valenciano de 21 años que murió por "incultura científica" dejándose llevar por un curandero que interfirió en el procedimiento médico, según su padre.

Incluso reportando estos vídeos, Google los mantiene en YouTube entendiéndolos indirectamente como no peligrosos o dañinos

Desde Xataka nos hemos puesto en contacto con responsables de Google para conocer por qué sí se ha actuado en contra de los vídeos que pueden incitar al consumo de cápsulas de detergente y no se actúa contra los vídeos que propagan graves falsedades sanitarias sobre las vacunas o los tratamientos contra la enfermedad del cáncer. La respuesta ha sido una invitación a revisar lo que indican sus políticas sobre contenido perjudicial o peligroso.

Aunque podría parecer una injusticia decir que no podemos mostrar un contenido porque, teóricamente, podría afectar negativamente a algunos usuarios, no admitimos ningún contenido que tenga la finalidad de promover la violencia o de fomentar la realización de actividades ilegales o peligrosas que conlleven un riesgo de muerte o de lesiones físicas graves.

Entre los vídeos que consideramos que promueven actividades ilegales o peligrosas se incluyen aquellos que enseñan a fabricar bombas, realizar juegos de asfixia, consumir drogas duras u otros actos que pueden causar lesiones graves.

¿Podría quedarse en la plataforma un vídeo sobre estas temáticas bajo determinadas circunstancias? Sí, y los criterios son estos: "si su objetivo principal es educativo, documental, científico o artístico (EDSA) y no es gráfico de forma gratuita". En el caso del reto del detergente, si se trata de una grabación que relata el asunto y advierte sobre sus peligros se podría quedar. En cambio, si es un vídeo más de una persona ingiriendo estas cápsulas su destino más probable será la eliminación. No obstante, no sucede lo mismo con otras grabaciones que también podrían considerarse perjudiciales, al menos de forma potencial.

Por eso hemos ido un poco más allá llevando a cabo una prueba a partir de seis vídeos enmarcados en tres temáticas potencialmente peligrosas o perjudiciales. Vídeos que podrían "fomentar la realización de actividades [...] peligrosas que conlleven un riesgo de muerte o de lesiones físicas graves", como expone la plataforma de vídeos en sus normas. Son dos vídeos antivacunas, uno de ellos el referenciado arriba; dos vídeos que desacreditan tratamientos médicos imprescindibles, uno es el que carga contra la quimioterapia y otro defiende la cura del VIH y el lupus con homeopatía; y, por último, dos de violencia explícita entre menores de edad. Son seis, pero podían haber sido más dado que encontramos decenas de grabaciones de índole similar.

Pelea De Ninos De Secundaria 2017 Youtube Google Chrome 2018 01 31 18 12 06 Uno de los vídeos que reportamos a YouTube.

Con tres de esos vídeos fuimos directamente a Google a través del portavoz de la compañía; los otros tres vídeos los reportamos a través del sistema de reporte de YouTube. Y en ambos casos sucedió exactamente lo mismo: mientras que se eliminaron los dos vídeos que mostraban contenido violento, concretamente violencia juvenil, los otros cuatro vídeos engañosos sobre las vacunas, la quimioterapia o los falsos y extraordinarios poderes de la homeopatía continuaron y continúan en línea días después.

Resulta de difícil coherencia posicionarse únicamente ante determinados temas

"¿Por qué razones o criterios determinados vídeos como los de antivacunas o antiquimio y pseudoterapias contra el cáncer, tan graves, son tolerados?", preguntamos a los de Mountain View. "La línea entre lo que quitamos y lo que dejamos es si el contenido tiene fines educativos, documentales, científicos, artísticos o comentan un punto de vista". Con esta respuesta deberíamos entender que vídeos que afirman que las vacunas son un "gran engaño", que "el lupus y el VIH sí se curan con homeopatía" o que "la quimioterapia es lo que mata, no el cáncer" se enmarcan dentro de esas categorías eximidas de la eliminación.

Google, posicionándose como editor a la hora de retirar unos temas y otros no, se sitúa en una posición de difícil coherencia.

Imagen | Mike Mozart (CC BY 2.0)
En Genbeta | Google sigue dejando que sus algoritmos determinen si las vacunas son buenas o malas, mientras pretenden combatir los sesgos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos