Compartir
Publicidad
Publicidad

Tom Cat, el gato-robot

Tom Cat, el gato-robot
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Nos contaban el otro día los Microsiervos la teoría del valle inexplicable, que dice que cuanto más se parece un robot a un ser humano más nos gusta hasta que llega a un punto de semblanza que, de repente, deja de gustarnos. En cambio, a mi con la foto del Tom Cat me pasa al revés. No se parece a un gato más que en la forma, pero me da una cosa el mirarlo... no me hace ninguna gracia.

Es un robot capaz de moverse a la velocidad de dos veces su cuerpo (casi 23 centímetros) por segundo, y tiene una altura de 18 centímetros. Está controlado por nueve motores y tiene interfaces I2C, CAN y RS-232 para controlarlo. Supuestamente es una plataforma para montar tu propio robot, un poco más realista que este, con un precio base de 2750 dólares.

Vía | Red Ferret. Más información | Microsiervos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos