Compartir
Publicidad
Publicidad

Este robot es capaz de planchar sin dejar ni una arruga con algoritmos, cámara 3D y una plancha tradicional

Este robot es capaz de planchar sin dejar ni una arruga con algoritmos, cámara 3D y una plancha tradicional
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con los aspiradores "inteligentes" (en su justa medida), el Internet de las Cosas y la aplicación de ciertas tecnologías, las tareas del hogar están experimentando cierta evolución, pero quizás una de las tareas que menos ha cambiado es el planchado. Aunque puede que la solución esté en la robótica, concretamente en proyectos como TEO, un androide que sabe planchar.

Se trata de un proyecto de un equipo de investigación de la Universidad Carlos III de Madrid (España), formado por David Estévez, Juan G. Victores, Raul Fernandez-Fernandez y Carlos Balaguer, cuyo estudio publicaron hace poco. En él se centran precisamente en el planchado, una tarea que según describen es considerada como aburrida por una mayoría de la población, combinando una serie de tecnologías y aunándolas en este humanoide capaz de detectar arrugas y eliminarlas usando una plancha convencional.

A su ritmo, pero todo bien planchadito

Hace unos meses hablábamos de Laundroid, un sistema que reconocía prendas y las plegaba automáticamente, aunque dedicando sus 5-10 minutos por prenda. Una idea que ya vimos anteriormente con FoldiMate, un sistema capaz de colgar hasta 20 prendas recién salidas de la secadora para plegarlas, aunque no admitía piezas grandes como sábanas o toallas.

Esta vez se trata de una aproximación distinta dentro de lo que supondría librarnos de la plancha y tener de igual manera las prendas limpias y sin arrugas sin que lo hagamos nosotros. Lo que hace TEO es partir de un mapa 3D de la prenda y la tabla de planchar que se crea gracias a una cámara de alta resolución (en lo que sería su cabeza), "entendiendo" arrugas y pliegues con un sistema de computación llamado Wrinkleness Local Descriptor (WiLD).

Teo Reconocimiento

Tras esto, el robot calcula la trayectoria de la plancha, de modo que cada arruga desaparezca eficazmente, haciéndolo hasta que la prenda queda completamente planchada. Según detallan en el trabajo, este algoritmo propio y los demás elementos representan ventajas con respecto a proyectos anteriores al no necesitar una iluminación especial para su uso, ni información específica de la pieza para el algoritmo (describiéndolo como "agnóstico" en este sentido), y tener un feedback de la fuerza aplicada gracias al algoritmo de percepción 3D.

Que la revolución robot empiece por ahorraros el planchado

El humanoide mide 1,8 metros y pesa 80 kilogramos (datos que de manera aséptica se corresponderían con un humano real, casualmente) y forma parte de un proyecto que se empezó en 2012. De hecho lo de planchar ha venido tras "aprender" a subir escaleras o abrir puertas, según comentan en NewScientist.

Teo Completo

Juan Victores, uno de los investigadores, se muestra muy seguro de la llegada de robots como TEO a los hogares, expresando que "es cuestión de ver quién lo consigue primero". En su caso de momento no hay una fecha o una intención clara de convertir esto en un producto para masas, como sí veíamos en las otras iniciativas, aunque lo que habrá que ver en último término es qué cifras alcanzan estos productos. Ya vimos el coste de millonario de Laundroid o los 750 dólares de FoldiMate, así que veremos cuánto nos cuesta tener un robot que planche con nosotros (y deseamos mucho que lo haya).

Toda la información e imágenes | Archiv.org, Roboticslab
En Xataka | Encontrar un robot que lave, planche y doble la ropa está costando más de 60 millones de dólares

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos