Compartir
Publicidad

K-Glove, el guante robótico para agarrar más y mejor

K-Glove, el guante robótico para agarrar más y mejor
29 Comentarios
Publicidad

General Motors y la NASA acaban de terminar el primer prototipo de un guante conocido como K-Glove o Human Grasp Assisted Device. Se trata de un prototipo de wearable technology que sirve para aumentar la fuerza de agarre de una mano humana.

K-Glove ha sido desarrollado a partir del robot auxiliar Robonauta2 que la agencia aeroespacial ya tiene funcionando en la Estación Espacial Internacional (ISS) desde 2011. El guante está dotado de sensores de presión y una serie de motores y tendones sintéticos parecidos a la mano cien por cien robótica original.

Una mano humana necesita ejercer entre 7 y 9 kilos de presión para sostener una herramienta pesada, lo que supone un agotamiento considerable tras sólo unos pocos minutos de uso continuado.

K-Glove

Cuando una persona con este peculiar guante sostiene un objeto, los sensores de presión en las yemas de los dedos determinan la fuerza necesaria para sostenerlo y ponen en marcha los tendones sintéticos, que ejercen la fuerza de agarre necesaria hasta que el usuario afloje la presión para soltarlo. K-Glove permite reducir el esfuerzo de la mano a entre sólo 2 y 4 kilos de presión.

El invento se alimenta de una serie de baterías de ión litio en el antebrazo. La idea es que el K-Glove pueda ser utilizado por astronautas o por operarios de la industria de automoción que necesitan sostener herramientas durante largos períodos de tiempo. El K-Glove no está a la venta, pero General Motors ya está trabajando en una segunda versión más ligera y reducida. Y a vosotros, ¿Qué otros usos se os ocurren para este guante con super-agarre robótico?

Más información | General Motors | NASA

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos