Compartir
Publicidad
Guía de compras de robots para niños: los mejores modelos según la edad
Robótica e IA

Guía de compras de robots para niños: los mejores modelos según la edad

Publicidad
Publicidad
Actualizada con modelos y precios disponibles a fecha de enero de 2018

La idea que habitualmente se ha tenido respecto a los robots, al menos en el ámbito de plantearlo como un regalo para niños, ha sido la de un juguete tecnológico para entretenerse. Pero por suerte, esa idea hay que desterrarla ya.

Hoy en día, el mercado nos da una buena cantidad de juguetes robóticos que aportan más en el ámbito educativo (les ayudan a aprender a programar) que en el puramente de ocio. Así que si quieres regalar un robot a un niño, toma nota de nuestra guía de compras con lo mejores modelos según la edad.

Hasta cinco años

La edad, cuando hablamos hoy en día de tecnología, no debería ser considerada una barrera para el mundo de los robots. Hasta los juguetes que pueden parecer más "inofensivos" a nivel educativo sorprenden por las posibilidades que abren con los más pequeños de la casa.

Codi-oruga

El modelo recomendado por Xataka para los más pequeños de la casa, a partir de 3 años, es la Codi-oruga de Fisher Price. Este robot educativo incluye nueve módulos de acciones y movimientos (se pueden ampliar comprando más por separado) que se conectan físicamente (por ello es un robot adecuado para los niños que todavía no saben leer) para indicar a la oruga-robot qué movimientos o acciones debe realizar de forma ordenada según le haya indicado el niño. Cuesta 25 euros.

oruga fisher price

Sphero SPRK+

Los creadores de la Sphero 2.0 y la evolución de la misma llamada Ollie, robots centrados más en la velocidad, giros y piruetas que podemos hacer con él mediante una conexión bluetooth con un smartphone, tienen un modelo más enfocado en aprender programación.

Aunque tanto la bola Sphero como el robot Ollie incluyen una serie de aplicaciones para comenzar a conocer el mundo de los robots, que se complementa con dos aplicaciones de programación (macroLab y orbBasic) muy sencillas de usar y que son ya usadas en algunos centros educativos de EEUU, el nuevo modelo es mucho más recomendable por venir con diseño transparente que permite ver (y aprender) de su interior, pero sobre todo por su aplicación para programar mediante bloques o crear rutas personalizadas para moverse.

El robot Sphero SPRK+ también puede ser programado usando aplicaciones compatibles. Su precio es de 149 euros.

Dash

Una de las soluciones de robótica para niños más completa del mercado es Dash. Lo mejor de este modelo es su resistencia y las posibilidades que ofrece para ir evolucionando en complejidad de uso con la edad de los niños. Podemos empezar a controlarlos a distancia como un juguete más pero enseguida iniciar a los más pequeños con programación de bloques como Scratch (aquí tienes una guía para enseñar Scratch a los niños).

Si optamos por las aplicaciones, con edades recomendadas a partir de 4 años, ahí ya entran en juego los accesorios. Desde una montura para colocar un smartphone y grabar vídeo con él, a un xilófono que podremos controlar desde la aplicación correspondiente.

Si queremos ir más allá, Dash son compatibles con Blocky de Google, permitiendo la programación a un nivel superior, yéndonos ya a una edad recomendada de más de 8 años. El kit de iniciación sin accesorios cuesta 175 euros.

1 D872bda5f3dd1b1aa2ae376e1921bb20

DOC de Clementoni

Un robot de apariencia más clásica, con sus luces y sonidos, pero destinado a que los niños y niñas a partir de 4 años comiencen a integrar elementos de la programación lógica y por bloques gracias a un sistema de cartas, instrucciones y botones en el robot para que ejecuten las instrucciones que los más pequeños le indican. Cuesta 29 euros.

DOC Clementoni

Robots para niños pequeños

Una opción que proviene del sector educativo es Bee Bot. Este pequeño robot permite escalar el grado de dificultad del aprendizaje a realizar, partiendo de un juguete con controles físicos que nos dejan la programación direccional sin ningún elemento extra, pero que también acepta la programación desde una aplicación o el ordenador con una simulación más compleja.

Es recargable, por lo que nos evitamos las pilas, y tiene un coste de 80 euros.

Y si piensas que este pequeño insecto no permite infinidad de actividades relacionadas no solo con la programación sino con la lengua, las matemáticas o incluso la creatividad artística (se puede proponer crear una "funda" o disfraz para el robot), toma nota porque en la red podemos encontrar verdaderas maravillas.

Más asequible, por unos 40 euros lo puedes comprar en Amazon, tenemos Code&Go Robot Mouse, de idea similar al anterior. Admite jugar sin pilas por medio de tarjetas pero luego recrear las instrucciones mediante los movimientos del ratón.

code and Go

Si lo queremos un poco más complejo hay disponible una versión de estos ratones programadores que incluyen un tablero físico de juego con barreras y diferentes opciones para complicar algo la programación. Por 63 euros tenemos un modelo muy completo que servirá desde apenas 4 años hasta más de seis.

Code&Go

De 5 a 9 años

Toca dar el paso a un nivel superior y entrar en el apasionante mundo de los robots que hay que construir o gestionar de una forma más compleja.

PrintBot Evolution

Los juguetes y robots que implican total libertad de diseño nos fascinan. La imaginación entra en juego en la fase de diseño y construcción y posteriormente, a la hora de programar, entra más la parte lógica y esquemática del juego, que corre a cargo de Arduino.

Este kit de robótica de BQ podemos ampliarlo cuanto queramos, pues disponemos de numerosas piezas y elementos a añadir. Y por si fuera poco, es compatible con las impresoras de BQ, por lo que podremos crear e imprimir nuestra propia carcasa para el robot en tres dimensiones. El kit básico tiene un precio de 99 euros.

Printbot Evolutionlateral

Lego Wedo y Boost

Lego es toda una referencia al hablar de juguetes y robótica para todas las edades. Wedo es su plan para los más pequeños (a partir de 7 años), y se compone de piezas con engranajes, motores, sensores y demás elementos necesarios para construir libremente un robot o seguir las instrucciones y acabar montando alguno de los 12 modelos preestablecidos y que cuentan con instrucciones paso a paso.

Wedo Aligator Model 9580

Estos robots, una vez construidos, se conectan de forma sencilla y directa a un ordenador mediante un cable USB, donde el niño/a puede programar mediante iconos el comportamiento que desea para su creación.

71df3yo8 Cl Sl1500

Un buen kit de Lego Wedo muy completo nos costará sobre los 150 euros, aunque podemos conseguir kits más básicos por menos de la mitad (65 euros)

Una novedad de Lego se llama Boost, está indicada para la misma edad que Wedo pero puede servirnos para más adelante sin problema. El set básico incluye más de 840 elementos LEGO, un concentrador LEGO Move Hub, un motor interactivo, y un sensor de color y distancia. Cuesta 160 euros.

Lego Boost

Parrot Jumping Sumo

También a medio camino entre el juguete, vehículo de control remoto y robot está el Jumping Sumo de Parrot. El fabricante más conocido de drones de consumo lanzó este año su modelo "de tierra", el cual puede desplazarse a gran velocidad (7 km/h) realizando saltos y giros sin control.

81r3rlfnmtl Sl1500

Además de la cámara que permite grabación de vídeo y emisión en directo vía streaming, este Jumping Sumo incluye un modo de programación que deja a los más pequeños planificar un recorrido a priori donde establecer tanto la ruta como el tipo de movimientos y acrobacias que quieren que haga su drone de tierra. El precio del modelo Jumping Sumo es de 100 euros.

Mode Programmation

Kibo

Casi artesanal podemos considerar al robot Kibo, que nos enseña a programar pero sin aplicaciones ni PC de por medio. Todo es manual y tangible en tres dimensiones ya que los módulos que permiten a Kibo modificar su comportamiento son bloques físicos.

Los pequeños ingenieros solo deben crear con ayuda de los bloques el programa que pretenden que ejecute el robot. Una vez colocados los módulos, se escanea la secuencia y pulsando el botón de ejecutar, el robot Kibo se pone en marcha.

Kibo robot

Este robot, nacido de una campaña de financiación colectiva, tiene un precio de 229 dólares en adelante.

Zowi de BQ

Uno de los robots más conocidos es Zowi. Lo fabrica BQ, que tiene su propio entorno de programación por bloques llamado BitBloq, pero que es libre para que puedas usarlo con otros robots.

Zowi permite ser montado y desmontado fácilmente, podemos ver sus sensores y actuadores, ampliarlos y, además de controlable mediante app, es completamente programable al estar basado en Arduino (lo probamos en Xataka). Cuesta 99 euros.

Zowi por dentro

Mio

La versión de robot educativo de Clementoni se llama Mio 2.0 y es una de las soluciones para menores de 9 años que más posibilidades ofrecen por solo 28 euros.

mio el robot

Este robot incluye sensores de proximidad y bastantes accesorios que se pueden montar y desmontar para que, con programación visual pero directa en la placa del robot, podamos competir en circuitos que crean los propios niños o siguiendo instrucciones del manual incluido con ejercicios.

Coder Mip

La versión programable del robot Mip incluye todo lo que hace al modelo original uno de los robots más avanzados del mercado (principalmente sus sensores que hacen que se mantenga en equilibrio o la app para controlarlo) pero añade la posibilidad de incicarle qué debe hacer mediante bloques que el niño arrastra usando lenguaje visual de programación. Cuesta 88 euros.

Coder Mip

MakeBlock mBot

El modelo más completo de los mBot de MakeBlock es el Ranger. Estos robots que deben construir completamente destacan por la cantidad de módulos que amplían sus posibilidades, los sensores y actuadores que van conectados unos con otros de manera directa y sin peligro para los niños, pero sobre todo es recomendable por los recursos en línea y el entorno de programación basado en Scratch y que resulta tan potente como la edad del niño le permita. Ideal para iniciarse en la programación desde los 7 años. Cuesta 140 euros.

mBot Ranger

Más de 9 años

Ha llegado la hora de que tanto la construcción del robot como la programación del mismo tenga menos limitaciones y ponga más a prueba a los peques de la casa que ya no lo son tanto.

Ozobot Bit

Papel en blanco y rotuladores de colores bastan para programar el funcionamiento de Ozobot. Este pequeño dispositivo es capaz de interactuar tanto con dispositivos electrónicos (la pantalla de un tablet iOS o Android) como con entornos físicos clásicos como el papel.

Ozobot se programa en el ordenador para que siga una serie de instrucciones o indicarle las reglas básicas que deben regir su movimiento, y posteriormente, en un entorno real, podemos componer su campo de prueba.

Como otros robots de este tipo, las aplicaciones principalmente para competir y jugar con ellos son bastante variadas. El kit básico Ozobot tiene un precio de partida de 58 euros.

ozobot

Robots de Imaginarium

Hasta 14 robots diferentes puedes montar con el Ecorobot de Imaginarium. Aquí el objetivo está más relacionado con la construcción y comprensión del funcionamiento de un robot que de la programación. También entran en juego las energías renovables al funcionar el Ecorobot por energía solar.

El precio del Exorobot es de 25 euros.

Kit Construye Robots Solares 66886 3

Si quieres que además de construcción, los niños incluyan elementos de programación, el modelo a elegir es "el Lego de Imaginarium". El robot Acti-circuits - Dino cuesta 99 euros pero incluye sensores y actuadores que permiten al robot que diseñen interactuar con el entorno según se le indique.

Robot Interactivo De Dinosaurio Para Montar

Lego Mindstorms EV3

Uno de los clásicos ya veteranos de la robótica para niños es sin duda el Mindstorms de Lego. El modelo EV3 es el que la compañía enfoca en el mercado de consumo, pero su origen es el educativo.

91kxq1noapl Sl1500

Con la base del clásico ladrillo de Lego, el kit permite la construcción de varios modelos de robots complejos a los que se puede dar "vida" usando un sistema de programación con interfaz intuitiva y basada en los iconos.

Cuando ya tenemos el comportamiento que deseamos del robot creado, se puede usar el control remoto o un smartphone/tablet con la aplicación adecuada para comenzar la acción.

Lo mejor de este Lego Mindstorms, que tiene un precio de 354 euros, es la gran comunidad de usuarios y recursos para no detener nunca la diversión ni el aprendizaje.

Fischertechnik Robo Tx

La creación de un robot más complejo arranca con el Robo TX de Fischertechnik. Más de 400 piezas y numerosos sensores y actuadores como el ultrasónico, de luz infrarroja o de temperatura pone en las manos de los mayores de diez años una infinidad de posibilidades para crear un modelo robótico capaz de medir distancias o gestionar tareas complejas como si de una cadena de montaje se tratara.

71cf1zwwcfl Sl1500

Este kit está pensado expresamente para participar en competiciones robóticas donde poner a prueba nuestros avances.

El modelo Fischertechnik Robo Tx puedes comprarlo a partir de 154 euros.

Robotis Mini

También con un claro enfoque para la competición, si queremos, entra en escena Robotis Mini, el hermano pequeño de un modelo que se usa en competiciones internacionales de robótica.

Con este robot, el reto no está solo en la construcción del propio robot sino en sacar provecho del gran potencial de sus posibilidades basadas en los 16 motores o actuadores digitales. Los que se inician en el mundo de la robótica tienen la opción de realizar una programación visual o directamente colocando el robot en las diferentes posiciones que se quiere que adapte, grabarlos y dejar que el software lo convierta en instrucciones para el robot.

Item 6759 Fotoprod

En el caso de niños que ya tienen experiencia programando, hay un modo tipo Arduino pero implementado por la propia compañía. Y por último hay opción de que sea directamente desde un smartphone vía bluetooth como decidamos qué respuesta debe dar el robot según en sensor que se active o directamente botones de movimiento.

Las posibilidades de ampliación son bastantes, incluyendo piezas impresas en 3D o una serie de actuadores y sensores más complejos. El kit básico cuesta un poco más de 500 euros.

mOwayduino

La gente de Minirobots, una empresa española, logró poner en el mercado el año pasado su robot educativo Mowayduino. Como habrás deducido por su nombre, se trata de un robot basado en Arduino y que viene dotado de sensores de proximidad y luz, así como micrófono y altavoz, pero también se puede ampliar con diferentes módulos como la conectividad WiFi o una cámara.

Immagine 026 X Apertura

Para programar su funcionamiento podemos recurrir al propio entorno de desarrollo de Arduino o recurrir a Java, Python o incluso Scratch.

Por cierto, el software para programar el mOwayduino está disponible tanto para Windows como para Mac y Linux. Su kit básico cuesta 180 euros.

Cebek

Aunque lo habitual es identificar robots con aquellos que son humanoides, los brazos robóticos son ahora mismo más relevantes a nivel funcional. Precisamente con esa idea se ha creado este producto Cebek.

El brazo cuenta con 5 motores independientes que se pueden controlar con un mando a distancia o mediante la programación previa del funcionamiento que se desea para el conjunto.

247828

El precio de este brazo robótico de Cebek es de 50 euros.

Cue de Wonder WorkShop

El nuevo robot educativo de Wonder WorkShop para los mayores de 11 años es casi idéntico a Dash, pero añade programación y control directo desde su cabeza, así como personalización de sus acciones de serie y la potencia de poder avanzar desde la programación visual y por bloques de sus aplicaciones incluidas, a la programación en JavaScript. Cue cuesta 209 euros.

Cue de Wonder Workshop
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio