Publicidad

Este robot quiere ser el centro multimedia de todas las habitaciones de tu casa

Este robot quiere ser el centro multimedia de todas las habitaciones de tu casa
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

Pensemos en todos los gadgets que tenemos en el salón: un televisor, un equipo de sonido, la consola y, si estamos en esa misma sala, un móvil o un tablet. Todos ellos son parte de un ecosistema que podríamos definir como audiovisual y de entretenimiento: música, películas, series, videojuegos... La imagen de nuestra casa llena de cacharros electrónicos nos es familiar a todos.

A todos no. Pierre Lebeau, ex Google, quiere ver su salón de otra forma distinta. No quiere más objetos cuadrados, sino algo orgánico y más natural. En vez de un abanico de gadgets, su sistema de entretenimiento girará alrededor de un único dispositivo: Keecker. Un robot que pretende jubilar a un montón de dispositivos que tenemos en casa para ser el protagonista absoluto de nuestro hogar.

Un robot asistente con capacidades multimedia

Por fuera, Keecker parece el hijo perdido entre un aspirador Roomba y Eva de Wall-E. Sin embargo, ni es un robot asistente de jedis ni tampoco una aspiradora que se mueve automáticamente por casa. Este dispositivo es una combinación de proyecto, cámara, sonido surround y un cerebro Android en el que podemos utilizar cualquier tipo de aplicación de las que tenemos en nuestro smartphone o tablet.

La ambición de Lebeau es grande y quiere que este robot sea capaz de todo: usar el proyector para reproducir vídeos, utilizar su sistema de altavoces para escuchar música y ofrecer todo el potencial de Android para tener un servicio que nos permita navegar por internet, hacer videoconferencias y jugar a videojuegos por citar unos cuantos ejemplos.

De hecho, también lo podemos utilizar de sistema de vigilancia gracias a su cámara o emplear los sensores para comprobar la temperatura o la humedad en casa. Por poder, hasta podremos usar el móvil para controlarlo a distancia.

Keecker

Un punto importante de Keecker es que no se plantea como un dispositivo de uso personal. Usando el smartphone podremos llamarle para que venga a una habitación determinada y desde la misma aplicación configurarlo en función de lo que queramos hacer. Suena bien pero esto nos hace una pregunta ¿será su polivalencia una virtud o se quedará en un dispositivo capaz de hacer todo pero no destacar en ningún apartado?

Queda tiempo para responder a esta pregunta ya que primero tendrá que conseguir los 100.000 dólares que está pidiendo a través de Kickstarter. De momento le va muy bien. Me vais a permitir que enfatice lo bien que le va porque este robot no va ser precisamente barato y haber conseguido casi 50.000 ya tiene mérito: 2.500 dólares es su precio de salida en la plataforma de crowdfunding pero su precio final (en tienda) será de 4.000. Una cifra elevada para una categoría nueva que de momento pinta esperanzadora pero nos plantea muchas preguntas.

Vía | Kickstarter

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir